10 alimentos ideales para las mujeres - Mejor con Salud

10 alimentos ideales para las mujeres

El yogur con probióticos nos ayuda a restaurar la flora intestinal y evita infecciones oportunistas por hongos, que suelen aprovechar para invadir nuestros tejidos cuando tenemos las defensas bajas
10 alimentos ideales para las mujeres

Hay ciertos alimentos que son importantes para cada etapa de nuestras vidas, asi mismo, también existen productos que son ideales para las mujeres, dado que estas necesitan de forma especial sus propiedades nutricionales. En este artículo te vamos a decir cuáles son los 10 alimentos ideales para las mujeres.

1. Las manzanas

Los beneficios de salud que nos conceden las manzanas son sobradamente conocidos por la mayoría de las personas. Lo mejor es comerlas con la piel, ya que esta parte es la que posee la mayor cantidad de la vitamina C que se encuentra en esta fruta. Además de esto, la piel proporciona una gran fuente de fibra insoluble que es buena para la salud del intestino.

La fibra es esencial para un sistema digestivo saludable y ayuda a prevenir problemas como el estreñimiento. Dado que muchas mujeres padecen de problemas digestivos, la manzana es un alimento importante para ellas. La manzana también contiene una fibra soluble llamada pectina, que puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

2. El yogur

Yogurt

El yogur es una excelente fuente de proteína, calcio, potasio, zinc y vitaminas B6 y B12. Son buenos para la digestión y la salud ósea, por lo que se recomienda el consumo diario de tres productos lácteos en mujeres, como por ejemplo tres tazas de yogur.

Este alimento también es bueno si uno ha estado tomando antibióticos, ya que el sistema es despojado de bacterias saludables y al tomar yogur con probióticos te puede ayudar a volver a tus niveles naturales y evitar infecciones oportunistas por hongos, que aprovechan la desaparición de la flora propia para invadir nuestros tejidos, especialmente, la zona vaginal en las mujeres.

3. El pescado azul

Pescados azules como el salmón, las sardinas y la caballa contienen ácidos grasos omega-3. Se trata de una gran fuente de omega-3 que puede ayudar con la prevención de enfermedades del corazón y es también una buena fuente de vitamina D, una vitamina liposoluble que nos ayuda con la salud de los huesos.

Aunque la evidencia aún no es concluyente, los estudios también sugieren que el consumo de pescado azul puede proteger contra la degeneración macular, que es una de las causas de ceguera en la vejez.

Lo ideal es consumir por lo menos una porción de pescado azul a la semana y en el caso de las mujeres que están embarazadas, que planean estarlo o que amamantan, no comer más de dos porciones por semana.

Los pescados pequeños son mucho más recomendados porque acumulan menos metales pesados en su cuerpo.

4. Las legumbres

legumbres carme r.

Las legumbres son una buena fuente de proteína baja en grasa que proporcionan hidratos de carbono, fibra y hierro, por lo que ayudan con la salud intestinal y los problemas digestivos a largo plazo. Incluso la fibra que se encuentra en legumbres ayuda a bajar la presión arterial.

Otra de las ventajas de las legumbres, según estudios publicados en el International Journal of Cancer, es que los investigadores encontraron que los granos en general y las lentejas en particular, pueden tener algunos efectos protectores contra el cáncer de seno.

5. Las bayas

Los arándanos, las fresas y las frambuesas, no solo tienen un sabor delicioso, sino que también son buenos para nuestra salud y sobre todo la de la mujer. Tienen un alto contenido en ácido fólico y vitamina C, que ofrecen una protección antioxidante.

Se cree que los antioxidantes tienen propiedades que combaten el cáncer, hay una gran cantidad de investigaciones que se están realizando en este ámbito, pero la profesión médica no entiende completamente todas las propiedades y beneficios hasta el momento.

Lo que es un hecho es que los arándanos, moras y fresas contienen flavonoides que pueden ser beneficiosos para la salud del corazón y del ojo debido a su actividad antioxidante. 

Además el arándano rojo pueden ayudar a erradicar las infecciones de vías urinarias y a prevenirlas. Es muy útil en aquellas personas, en su mayoría mujeres, que sufren de infecciones urinarias recurrentes.

6. Los granos enteros

Arroz-integral

Los granos enteros son una piedra angular de una dieta saludable e incluyen alimentos como el arroz integral, pan integral, pasta integral y los cereales de desayuno integrales.

El grano entero significa que contiene las tres capas del grano en el producto. Estas capas son la capa exterior rica en fibra, una capa interna llena de nutrientes y la capa de almidón central. Estas capas trabajan en conjunto para reducir el riesgo de desarrollar muchas enfermedades comunes tales como la enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, algunas formas de cáncer y la diabetes tipo 2.

Los granos enteros también son buenos para la salud del intestino, además de reducir la presión arterial y el colesterol. Muchos están fortificados con ácido fólico y hierro, lo que es especialmente bueno para las mujeres, ya que son más propensas a la anemia.

7. Las bananas

Un aperitivo saludable que se puede llevar a cualquier parte y mucho más saludable que un paquete de patatas fritas o una barra de chocolate. Puede tener un poco más de calorías que otras frutas, pero los plátanos son ricos en potasio, que ayuda a regular la presión arterial. También contienen vitamina B6, buena para la piel y la salud del cabello.

8. Los vegetales verdes

Brocoli

Es bueno incluir verduras verdes como el brócoli, las espinacas y judías verdes en tu dieta. Las verduras de hoja verde son bajas en calorías y grasa pero ricas en proteínas, fibra y hierro. También están llenas de vitaminas y minerales como el magnesio, la vitamina C y K.

Una revisión de seis estudios realizados por la Universidad de Leicester encontró que una mayor ingesta de verduras de hoja verde se asoció con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Para las mujeres en particular las verduras de hoja verde son excelentes debido a su buen contenido de hierro, para así protegerse de la deficiencia que puedan tener.

Según un estudio de este año realizado por científicos de la Universidad College de Londres confirma la importancia de las verduras y frutas en nuestra dieta. Se encontró que comer siete o más porciones de verduras y frutas al día reduce el riesgo de muerte por cáncer y por enfermedades del corazón en un 25% y 31% respectivamente. La investigación también encontró que las verduras tienen beneficios significativamente más altos para la salud que la fruta.

9. Los huevos

El huevo es uno de los alimentos más nutritivos que se puede llegar a consumir. Los huevos son proteína llena de nutrientes como las vitaminas D, A, B2 y hierro. Contrariamente a la creencia, es bueno incluir los huevos en la dieta y no hay restricciones de cuántos podemos comer dentro de una dieta equilibrada.

10. El agua

Agua colon

Este, más que un alimento, es un líquido esencial para el ser humano y, en especial, para la mujer, ya que muchas de ellas pueden sufrir de retención de líquidos, infecciones por vías urinarias y otros problemas relacionados con el bajo consumo de agua. Mantenernos hidratadas es muy importante dado que la mayor parte de nuestro cuerpo está compuesto de agua.

Además, las señales químicas en nuestro cerebro para la deshidratación y el hambre son similares, así que es importante tomar un vaso de agua en lugar de un aperitivo en caso de sentir hambre para descartar la sed en primer lugar.