¿A qué se debe el dolor de cadera en las mujeres?

El dolor de cadera es algo muy habitual entre las mujeres, a veces sienten una extraña pesadez, o una punzada molesta que les impide andar con normalidad. Son dolores que pueden extenderse hasta el vientre, que molestan para dormir…


¿Las causas? Son muchas y muy variadas, a veces se debe a la menstruación, otras a problemas musculoesqueléticos, factores todos ellos que no suelen tener una gravedad muy acentuada, pero sí una afección incómoda que en ocasiones puede dificultar nuestras actividades diarias. Véamoslas una por una e intentemos dar soluciones para aliviar tu dolencia, señalándote como siempre la importancia de acudir al médico para descartar cualquier enfermedad y  obtener un tratamiento adecuado a tu dolencia.

Causas para los dolores de cadera

En primer lugar hemos de tener en cuenta que las caderas son esas articulaciones que soportan parte de nuestro cuerpo, las que nos permiten andar, agacharnos, sentarnos o girar sobre nosotros mismos. A veces el dolor puede ser algo puntual o continuado en el tiempo, puede deberse a los huesos o a los ligamentos, a los nervios o a los vasos sanguíneos…son aspectos que nuestro médico tendrá que tener en cuenta para obtener un tratamiento adecuado.

Bursitis de cadera

La Bursa es un saco cerrado lleno de líquido  que nos ayuda a reducir la fricción entre tejidos en el interior de la cadera. Si alguna de estas bolsas se inflaman, pueden causar rigidez y dolor en la articulación. Esto se nota sobre todo al dormir, nos duele muchísimo un lado o incluso dos (entonces tendríamos ambos lados inflamados). Tendremos además dificultad para caminar o subir escaleras, e incluso a la hora de sentarnos en superficies duras.

Remedios

Es bueno consumir zanahorias (contiene betacarotenos), frutas cítricas, tomates y todas aquellas verduras que contengan vitamina A y B.

Durante las fases muy agudas de dolor es necesario guardar reposo para que baje la inflamación, más tarde, cuando el dolor ya no es tan fuerte podemos hacer pequeños ejercicios, subir escaleras poco a poco, dar pequeños paseos de diez minutos…

Los masajes en la cadera también son muy beneficiosos, haciendo caminar los dedos a lo largo de esta, oprimiendo.

Importante también mantener caliente la zona afectada por las noches mediante una bolsita de agua con agua en el interior calentada previamente. Todo ello suele aliviar bastante.

Polimialgia Reumática

Es una afección que incide sobre todo a las articulaciones de la cadera, y lo sentimos ante todo al caminar… sentimos una rigidez articular y día tras día el padecimiento va aumentando. Es un problema que aparece especialmente en las personas mayores, se sienten fatigados, pierden peso, están desanimados…

Remedios

En estos casos es muy conveniente acudir al médico para que nos ofrezca un tratamiento adecuado, mientras tanto, en casa podemos seguir sencillas pautas como acudir a natación, aplicar compresas calientes y frías (el impacto frío/calor reactiva estas zonas y alivia el dolor), los masajes también son muy adecuados, así como el consumo de todas aquellas plantas que actúan como antiinflamatorias:

-Tónicos externos como lavanda, el aceite de sauce o de ecualipto, el agua de romero…

-El Herpagotifo es un antiiflamatorio muy eficaz que venden en cápsulas en las herboristerías, o tiendas naturistas (no tomar más de dos al día).

-Infusiones de tisana, sauce y ortigas, excelentes para aliviar el dolor y tratar el reuma.

Como curiosidad señalar que últimamente los científicos están investigando el efecto de las picaduras de avispa, todas aquellas personas que trabajan como apicultores nunca suelen sufrir reuma, y es un hecho llamativo que está bajo investigación médica.

Artritis

Especialmente característica en las mujeres, y más en esta zona de la cadera. Se trata de la osteoartristis, nuestros huesos se están desgastando, pierden masa y el dolor se focaliza en la ingle, la cadera, o incluso en la parte interior del mulo, apareciendo una rigidez o una inflamación. Es algo muy peligroso, y que a largo plazo puede traernos la rotura de la propia cadera, algo muy habitual entre la población femenina de edad avanzada.

Remedios

-Un remedio natural muy eficaz es tomar jugo de apio diariamente, ya que contiene potasio, sodio, calcio, fósforo, azufre, magnesio, hierro y vitaminas A, B, C, E, todo ello suple la de falta nutricional de la artritis. Puedes hacer un jugo de apio utilizando una licuadora. También se puede hacer un té de apio usando tanto el tallo como las hojas.

-Zumo de zanahoria con jugo de apio. En dos semanas, el dolor se habrá aliviado y las articulaciones estarán menos tiesas.

-Zumo de cerezas, es sin duda uno de los zumos más maravillosos y recomendables para las articulaciones.

-Vinagre caliente: se recomienda envolver la articulación  dolorida con una venda mojada en vinagre de manzana calientito. Es perfecto para la artritis.

Tendinitis

Esta es la causa más habitual de dolor entre las mujeres más jóvenes, y se debe a la inflamación de los tendones alrededor de la cadera: un mal movimiento, un mal paso, un giro brusco de la cadera… todo ello provoca está afección tan común.

Remedios

Para tratar la tendinitis seguiremos con los consejos prescritos por nuestro médico, puede recetarte reposo y  analgésicos. Nosotros te recomendamos por ejemplo los baños calientes y fríos, los baños con sal gorda y un vaso de vinagre de manzana suelen ser muy beneficiosos, así como los masajes con agua de romero.