Beneficios de la miel de Manuka para la piel - Mejor Con Salud

Beneficios de la miel de manuka para la piel

Además de ser un gran antiséptico y evitar la proliferación de microorganismos, la miel de manuka tiene propiedades antioxidantes y su aplicación puede ser tanto externa como interna
Beneficios de la miel de manuka para la piel

La miel de manuka es una miel floral que proviene del néctar de un arbusto criado en Nueva Zelanda, la cual se puede utilizar tanto interna como externamente; es un agente efectivo contra un amplio espectro de organismos infecciosos, incluyendo bacterias, virus y hongos; así como protozoos y bacterias. Cuenta con un gran poder antiséptico y cicatrizante.

ENFERMEDADES DE LA PIEL

Varias investigaciones demuestran que la miel de manuka es un tratamiento eficaz para una variedad de enfermedades de la piel, como el eczema, acné, úlceras en las encías, pie de atleta, tiña, psoriasis, úlceras, picaduras de insectos, quemaduras, forúnculos, abscesos, pezones agrietados, llagas por presión, úlceras diabéticas que no cicatrizan y heridas quirúrgicas.

TRATAMIENTO DE HERIDAS

La miel de Manuka destruye las bacterias, y  facilita la rápida regeneración; por su propiedad antibacteriana, la miel de manuka tiene éxito en la curación de heridas y se puede aplicar directamente a una herida infectada por Staphylococcus aureus, pero también por otros patógenos, como Heliobactor pylori, E-coli, estreptococos, pseudomonas aeruginosa, salmonella, shigella. Diversos estudios han demostrado que la miel de manuka es un cicatrizador rápido de heridas, que deja menos cicatrices en la piel y con menos dolor.

LIMPIADOR PARA PIEL SECA

La miel de manuka es adecuada como un limpiador diario, debido a sus propiedades antibacterianas que le permiten limpiar suavemente la piel,  sin despojarla de todos sus aceites naturales; además ayuda a mantener un pH óptimo de la piel.

Para utilizar la miel de manuka como un limpiador, pon una cantidad del tamaño de una moneda  y frota en la cara con movimientos circulares, luego coloca una toalla húmeda y tibia en la cara, que ayudará a abrir los poros en una limpieza más profunda. Retira la toalla de la cara y humedécela y elimina suavemente la miel de tu cara; luego hidrata tu cara normalmente.

EXFOLIANTE NATURAL

La piel que no se exfolia hace que los poros se obstruyan, y puede dar lugar a la aparición de puntos negros y acné. Para hacer un exfoliante natural y limpiar la piel de células muertas prepara 1 cucharada de almendras finamente picadas, 1 cucharada de miel de manuka y una clara de huevo; mezcla bien los ingredientes y aplica sobre el rostro con movimientos circulares para eliminar las células muertas de la piel y retira con un paño húmedo y caliente.

MASCARILLA PARA LIMPIAR LOS POROS

Esta mascarilla facial ayuda a eliminar  las impurezas de los poros; puedes preparar una mascarilla con un huevo, 1/2 taza de aceite de coco y 1 cucharada de miel de manuka. Bate bien los ingredientes juntos hasta que tenga una consistencia firme, y congela en una bandeja de cubitos de hielo. Aplicar un cubo a la cara y deja que la mascarilla se seque durante unos 10 minutos y enjuaga con agua tibia.

Imagen cortesía de ikerpe