Beneficios de las semillas de uva para la salud y piel - Mejor con Salud

Beneficios de las semillas de uva para la salud y piel

Además de tener propiedades antiinflamatorias y antibacterianas las semillas de uva son ricas en antioxidantes y su efecto rejuvenecedor puede ayudarnos tanto a nivel interno como externo

¿Qué haces con las semillas de uva? ¿Eres de los que las tiran o las comes con la fruta? Mucha gente opta por desecharlas por su sabor amargo. Esta vez te queremos dar algunas razones para consumirlas.

Aunque las semillas de uva no son particularmente deliciosas, son ricas en ácidos grasos, aminoácidos y flavonoides. Por todos estos motivos, las semillas de uva pueden beneficiar tu piel y salud.

Entre las condiciones que te ayudan a combatir están la psoriasis, acné y problemas cardiovasculares.

Tienen propiedades antioxidantes

Las semillas de uva naturales son ricas en flavonoides como ácido gálico y epicateínas. Estos antioxidantes son veinte veces más benéficos que la vitamina E y cincuenta veces más benéficos que la vitamina C.

Por estas razones no es raro encontrar cremas, cápsulas y diversos productos de belleza que incluyan en su base semillas de uva.

En lugar de gastar grandes cantidades de dinero en estos productos consume las semillas naturales y libérate de problemas como el acné, el asma, la rosácea o la artritis reumatoide.

Evitarás que los síntomas de envejecimiento prematuro se noten en tu piel. Lo más importante es que este efecto rejuvenecedor también beneficia a las células, tejidos y órganos.

Si las arrugas ya han comenzado a aparecer, las semillas de uva te ayudarán a disminuir su visibilidad.

Te recomendamos leer: 6 batidos y jugos rejuvenecedores

Disminuyen problemas cardiovasculares

Protege de enfermedades cardiovasculares

¿Las venas varicosas son un problema común en tu familia? ¿Han comenzado a aparecer las molestas arañitas en la piel de las piernas? En ese caso, deberías asegurarte de consumir unas cuantas uvas con semilla.

Las proantocianidinas de las uvas mejoran la circulación de la sangre y fortalecen los vasos capilares, arterias y venas. Esto es muy importante, porque unas venas sanas permiten que tu salud cardiovascular esté mejor controlada.

Cuando tus arterias están elásticas, la sangre irriga mejor y se evitan los molestos endurecimientos. Este no es solo un problema estético ya que, cuando la sangre no tiene libre paso, se crean trombos.

Estos trombos pueden generar problemas muy importantes en el corazón.

Tienen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas

Las bacterias se encuentran en todos lados y resulta casi imposible estar a salvo de ellas. Por eso, debes tomar medidas para evitar que te afecten. Una opción es consumir semillas de uva, las cuales tienen efecto antiinflamatorio y protegen tu intestino y articulaciones.

De esta forma reducirás las molestias de artritis, sinusitis, inflamaciones de la piel, gastritis y colitis.

Mejoran tus defensas

El sistema inmunológico tiene la tarea de protegerte contra toda clase de virus, infecciones y enfermedades. Cuando este está débil pueden invadirte diversas clase de malestares, a veces al mismo tiempo.

Las semillas de uva te darán el soporte que necesitas durante la época de frío cuando los resfriados son comunes porque bajan tus defensas.

También sería buena idea consumir semillas de uva con frecuencia si tu alimentación no es muy variada o sueles comer fuera de casa.

Desintoxican tus intestinos

Licuado-antiinflamatorio-y-reparador-del-intestino

El sabor amargo de las semillas de uva se debe a su alto contenido en fibra. Aunque masticarlas puede resultarte desagradable, son perfectas cuando tu tránsito intestinal es lento.

Prueba a consumir unas pocas cuando tengas estreñimiento y verás que, en poco tiempo, te olvidas del problema.

Además, al hacer que tus intestinos se limpien también eliminas rápidamente todas las toxinas que has acumulado.

Puedes mezclar las semillas de uva con los batidos desintoxicantes que consumas de forma habitual.

Favorecen la pérdida de peso

Ya antes te mencionamos que las semillas de uva son un excelente desintoxicante. Por lo tanto, no debería sorprenderte saber que también pueden ayudarte a perder peso.

Al ser ricas en fibra tienen un efecto saciante que evita que comas de más. Además, las semillas de uva contienen enzimas metabolizantes de la grasa. Estas enzimas favorecen la eliminación del exceso de grasa en los órganos internos como hígado y corazón de forma natural y gradual.

Mejoran el crecimiento y calidad del cabello

Aclarar el cabello

¿Tienes problemas de puntas abiertas? ¿Tratas de eliminar la caspa? ¿Tu cabello no crece tanto como quisieras? Seguro que has usado miles de productos distintos, muchos de ellos hechos a base de semillas de uva.

No obstante, no es necesario que adquieras esos productos tan caros. Puedes sustituirlos con semillas de uva naturales.

En caso de que desees una aplicación más directa en tu cabello, puedes adquirir aceite de semillas de uva y usar dos o tres gotas para masajear el cuero cabelludo. También puedes agregar 15 gotas a tu champú y revolver.

Ver también: 7 remedios naturales para combatir la caspa

¿Cómo puedes consumir las semillas de uva?

La mejor forma de obtener todos los beneficios de la uva es consumiéndolas directamente. Las semillas son tan pequeñas que en realidad ni siquiera las notarás.

De esta forma puedes consumir un racimo de uvas o unas 12 piezas. Solo asegúrate de lavarlas correctamente.

También puedes consumir las semillas de uva solas (que puedes comprar en herbolarios). En este caso basta con tomar una cucharada de semillas al día. Para disfrazar un poco su sabor amargo, puedes agregarlas a batidos verdes o a una taza de yogur.

Como puedes ver, las uvas no solo son ricas y fáciles de consumir. Sus semillas también te aportan grandes beneficios a la salud. Te recomendamos incluirlas en tu dieta siempre que te sea posible.

Durante los meses en que no puedes adquirir uvas frescas, puedes consumir las semillas disponibles en tiendas herbolarias o el aceite de semillas de uva.