Calabacín: fibra natural y sin calorías, un aliado para tu figura

Calabacín: fibra natural y sin calorías, un aliado para tu figura

Las propiedades del calabacín son mayores si lo cocinamos. Es rico en fibra por lo que, además de ser saciante, mejora nuestra salud digestiva, a la vez que nos aporta vitaminas y minerales

El calabacín tiene ciertas semejanzas con las calabazas. Su sabor es fresco y ligeramente dulce, rico en fibra y es un alimento muy adecuado en cualquier dieta de adelgazamiento.

Ahora bien, si pensabas que este vegetal es algo soso o aburrido, es hora de que lo incluyas de forma regular en tu alimentación. Las propiedades que esconde en su pulpa son todo un regalo de fitonutrientes, vitaminas y minerales.

Te invitamos a descubrir todo lo que los calabacines pueden hacer por ti. ¡Te sorprenderá!

Calabacines, básicos en cualquier dieta para perder peso

Por lo general, se suele dar más relevancia a los pepinos o a las berenjenas en las dietas para perder peso. No obstante, si te gusta cocinar, sabrás las múltiples posibilidades que nos ofrecen los calabacines.

Son fáciles de preparar, su sabor es ligero y tienen la particularidad de que son saciantes. Ahora bien, lejos de ser solo un alimento adecuado en dietas de adelgazamiento, pueden ser un recurso esencial para los más pequeños, dados sus beneficios y las formas originales en que podemos cocinarlos.

Toma nota de sus grandes propiedades.

1. El calabacín es rico en vitamina C

Como ya sabes, nuestro organismo no es capaz de sintetizar vitamina C, de ahí la importancia de tener que obtenerla a través de los alimentos.

  • El calabacín es una buena fuente de vitamina C, muy necesaria para disolver lípidos y proteger nuestras células frente al ataque de los radicales libres.
  • Tampoco podemos olvidar que la vitamina C nos permite metabolizar el colesterol en sangre evitando que exista así un pico elevado que nos ocasione problemas.

Además, nuestros tejidos musculares se mantienen fuertes y combatimos el envejecimiento prematuro.

Descubre también cómo depurar tu organismo en 3 días

2. Importantes fitonutrientes

El calabacín dispone en su pulpa de dos de los fitonutrientes más importantes de la naturaleza: la luteína y la zeaxantina. Son una fuente natural de vitamina A que nos aporta numerosos beneficios:

  • La luteína y la zeaxantina nos ayudan a mejorar nuestra visión.
  • Cuidan de nuestra piel y nos protege frente a diversos tipos de sensibilidades.
  • Fortalece las uñas y el cabello
  • La vitamina A de estos fitonutrientes y la vitamina C actúan juntas para cicatrizar más pronto las heridas.

3. Fuente natural de manganeso

¿Conoces las propiedades de este mineral? El manganeso es muy importante para facilitar a diversos tipos de proteínas el desarrollo saludable del tejido óseo.

  • Es esencial en la dieta de los niños para permitirles crecer con fortaleza y resistencia.
  • El manganeso también ayuda a tu cuerpo a producir colágeno, ideal para suavizar las arrugas o permitir que nuestras heridas cicatricen también más rápido.

Descubre las propiedades de la calabaza para perder peso

4. Un alimento vitamínico para toda la familia

calabacin

Es importante tener en cuenta que, para beneficiarnos de sus propiedades, el calabacín debe cocinarse al vapor. No es adecuado consumirlo crudo.

En este caso, la cocción le es favorable, al contrario de lo que ocurre con otros alimentos, como es el caso, por ejemplo, de los ajos.

100 g de calabacín te puede ofrecer:

  • 7 mg de vitamina C
  • 35 g de vitamina B3 y de provitamina A
  • 1,5 g de fibra
  • 21,51 mg de calcio
  • 0,67 mg de hierro
  • 2,03 mg de yodo
  • 12,87 mg de magnesio
  • 20,5 mg de manganeso

¿Quieres leer más? Conoce cómo el agua de berenjenas te ayuda a perder peso

Receta saludable: calabacines con ajo y perejil

receta-calabacines-ajo

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 4 dientes de ajo
  • 50 g de perejil
  • 100 g de pan rallado
  • 25 g de aceite de oliva (1 cucharada)
  • 50 g de queso fresco bajo en grasas

Utensilios

  • Una bandeja para el horno
  • Escurridor
  • Cuchillo
  • Un bol

Preparación

  • Empezaremos lavando bien los calabacines bajo el grifo, para después, cortarlos en taquitos de igual tamaño.
  • El siguiente paso, tal y como te hemos indicado en el artículo, es cocinarlos al vapor. Si lo deseas, añade una pizquita de sal para que cojan un poco de sabor durante la cocción.
  • Una vez veas que los calabacines ya están blanditos, procede a escurrirlos bien y a colocarlos directamente en una bandeja para el horno.
  • A continuación vamos a preparar el condimento que acompañará nuestros ricos calabacines.
  • Para ello, echaremos el pan rallado en un bol. Después, picaremos el ajo y el perejil y los añadiremos al pan rallado. ¡Muy fácil!
  • ¿Siguiente paso? Vamos a preparar ya los calabacines para que se horneen. Espolvoréalos con la mezcla que anterior y, por último, añade el aceite de oliva.
  • Deja que estén unos 10 minutos en el horno, hasta que veas que ya han adquirido un tono doradito y que el pan está ya crujiente.
  • Por último, a la hora de servir, solo tendrás que cubrir los calabacines con una capa finita de queso fresco bajo en grasas.

Esta receta tan sencilla tiene las calorías justas para mantenerte saciada y bien alimentada. El sabor es estupendo y, si lo complementas con algún plato más proteico, como una pechuga de pollo o unos huevos, será muy adecuado también para los más pequeños.

¿Te animas a probarlo?