Claves para no perder calcio de tus huesos

El calcio es el mineral más abundante de nuestro cuerpo: el 99% lo conforma definiendo el esqueleto, y el resto, fluye en sangre realizando funciones esenciales para nuestro organismo. Es esencial para nuestra salud, gracias al calcio funcionan los nervios, se contraen los nervios y los músculos, y, nuestro corazón, puede cumplir funciones esenciales donde este mineral es más que indispensable.


Dada su importancia en nuestra salud, es conveniente que conozcamos una serie de principios mediante los cuales poder asimilar mejor el calcio en nuestro organismo, pautas que van a hacer que no perdamos nuestra masa ósea, que mantengamos nuestros huesos y dientes sanos permitiendo que el paso del tiempo, no vaya difuminando los pilares esenciales del calcio, donde a menudo, nuestra dieta es su peor enemigo. Toma nota, seguro que lo vas a agradecer.

Consecuencias de la pérdida de calcio

Osteoporosis

  • Dolor en nuestras articulaciones: hombros, rodillas, caderas…
  • Hormigueos y calambres, especialmente por la noche, dificultando mucho el descanso.
  • Uñas frágiles.
  • Colesterol elevado e hipertensión
  • Arritmias y palpitaciones
  • Problemas dentales
  • Problemas en la piel
  • Entumecimiento de miembros superiores e inferiores
  • Osteoporosis

Pautas para conservar nuestro calcio

La soja, y los yogures fermentados, son muy adecuados para obtener nuestra dosis diaria de calcio.

La soja y los yogures fermentados, son muy adecuados para obtener nuestra dosis diaria de calcio.

  1. Las dietas ricas en grasas dificultan que podamos absorber el calcio, de ahí que debamos evitar consumir todos aquellos alimentos que contengan este elemento tan pernicioso para la salud.
  2. Las proteínas son necesarias para fijar calcio, pero debes tener en cuenta que consumirlas en exceso produce el sentido contrario, lo elimina. Así que mantén un aporte equilibrado cuando consumas legumbres, frutos secos, carnes magras, bacalao, lácteos…
  3. Todos aquellos alimentos ricos en calcio cuando son cocinados a temperaturas muy altas, pierden sus propiedades. Lo mismo ocurre si los disuelves en agua, de ahí que debamos tenerlo en cuenta cuando por ejemplo, cocinamos legumbres.
  4. Cuando una dieta es muy ácida, como es el caso de la dieta occidental, el calcio pierde sus propiedades, de ahí que debas llevar un equilibrio muy férreo en tu nutrición, en especial cuando tomes azúcares, lácteos, café, alcohol, pescados, huevos..Todos estos alimentos impiden que el calcio se asiente en nuestros huesos.
  5. El Calcio necesita vitamina D para ser absorbido ¿dónde podemos obtenerla? en el salmón, en las conservas de atún en aceite, en los cereales y en el yogur natural. Dado que son muy pocos los alimentos que contienen Vitamina D, también sería recomendable que la consumieras en los preparados vitamínicos que venden en las tiendas naturales. Señalarte además que también la puedes sintetizar mientras tomas el sol, de ahí por ejemplo el beneficio de salir a correr o andar una hora al día al aire libre.
  6. Debemos mantener un aporte equilibrado entre el calcio y el fósforo. El fósforo lo puedes encontrar en el arroz, los cereales,en la alcachofa, perejil, champiñones, las uvas pasas, la yema del huevo…

Pautas para mantener el calcio

Limon

  • Frutas y verduras con Vitamina A y C: son esenciales para sintetizar y mantener el calcio en nuestro organismo, las puedes encontrar en los limones, las naranjas, los kiwis, las zanahorias, las piñas, los melones, las calabazas, el mango, la col, pimientos, albaricoques, los tomates…
  • Debes consumir al menos tres productos lácteos al día, los nutricionistas recomiendan yogures o leches fermentadas, ahí donde la lactosa desaparece y se vuelven más saludables y digestivos. La leche también se puede sustituir por leche de soja, más adaptable y sana.
  • Debes saber también que la cocción de la fruta y verdura destruye parte de la vitamina C, esencial para sintetizar el calcio, por esto los nutricionistas recomiendan no abusar de la verdura cocida y consumirla cruda. 
  • Para que tengas un ejemplo del consumo apropiado de proteínas (recuerda que un exceso de las mismas destruye el calcio), te recomendamos que consumas al menos dos raciones diarias, una de carne como puede ser pollo (unos 100 gramos) y una pieza de pescado azul (Entre 150 o 200 gramos) esta cantidad sería pues la más apropiada de proteínas para no perder tu aporte de calcio.