Cómo limpiar el horno con productos naturales - Mejor con Salud

Cómo limpiar el horno con productos naturales

¿Sabes que el limón es uno de los mejores productos naturales contra la grasa? Además de acabar con los malos olores, nos ayuda a eliminar las bacterias de nuestro horno
Cómo limpiar el horno con productos naturales

El horno es uno de los electrodomésticos del hogar que más se ensucia, ya que los alimentos que horneamos pasan minutos e incluso horas dentro de él, y casi todos suelen salpicar de grasas y otras sustancias el interior del artefacto. A menudo las amas de casa se preguntan cuál es la manera más efectiva de limpiar el horno, pues es necesario eliminar esos excesos de grasas y residuos que pueden convertir este electrodoméstico en un entorno perfecto para los microorganismos.

Hoy en día en el mercado hay una gran cantidad de productos para la limpieza de hornos, pero no siempre son la mejor opción. Estos productos suelen estar cargados de químicos tóxicos y en ocasiones no limpian tan bien como lo pueden hacer otro tipo de métodos de limpieza. Una gran opción para darle una higiene correcta a los hornos y deshacernos de la suciedad es utilizando productos naturales.

Los productos naturales son una excelente alternativa de limpieza, pues además de ser muy efectivos para eliminar la grasa y la suciedad, también son amables con el medio ambiente al no ser contaminantes. A continuación te dejamos las mejores alternativas para limpiar tu horno con productos naturales.

Sal

Tratar-la-migraña-con-sal

El uso de la sal en la cocina se puede extender más allá de darle sabor a nuestras comidas. Este producto tan económico y fácil de adquirir nos puede ser muy útil para desinfectar y limpiar el horno naturalmente.

¿Cómo utilizar la sal para limpiar el horno?

Mezcla en un recipiente ½ litro de agua y 250 gramos de sal. Posteriormente extiende esta mezcla por las paredes del horno, especialmente en aquellas áreas donde notes manchas y salpicaduras de alimentos. Deja actuar el producto de 15 a 20 minutos y enjuágala con ayuda de una esponja húmeda.

Posiblemente queden restos de olor después de hacer este método de limpieza. Para eliminar esos olores desagradables realiza una mezcla de ½ litro de vinagre de vino blanco y 250 gramos de sal. Mezcla los dos ingredientes hasta que la sal se diluya completamente y coloca la mezcla en un spray. Rocía las paredes del horno y déjalo actuar unos minutos. Por último retira los residuos con una esponja húmeda.

Limón

Consumir-limon-de-manera-sana

El limón es un producto antibacteriano y antiséptico que nos ayuda a eliminar los microorganismos que se acumulan en nuestro horno cuando este está sucio. Su agradable aroma nos ayuda a eliminar los malos olores y también es un excelente aliado para eliminar la grasa.

¿Cómo utilizar el limón para limpiar el horno?

Para limpiar fácilmente tu horno, corta dos limones por la mitad y exprime su jugo. Posteriormente viértelo en una cacerola e introdúcela en el horno. Programa el horno 30 minutos a 250ºC. Pasado este tiempo puedes retirar la cacerola y limpiar las paredes del horno con un trapo.

Vinagre

Vinagre de manzana

El vinagre es otro de los productos por excelencia para la limpieza del hogar. Vamos a potenciar sus propiedades con los beneficios de bicarbonato de sodio para limpiar el horno.

¿Cómo utilizar el vinagre para limpiar el horno?

Mezcla una buena cantidad de vinagre de sidra de manzana con bicarbonato de sodio y guárdalo en un pulverizador. Posteriormente rocía la mezcla por todas las paredes del horno y prográmalo a 120ºC durante diez minutos. Luego, deja enfriar el horno y retira los excesos de grasa con una esponja húmeda.

Bicarbonato de sodio

bicarbonato-de-sodio

El bicarbonato de sodio es un producto natural que tiene múltiples usos en la cocina y a nivel medicinal. En el caso de la limpieza del hogar también se puede convertir en un gran aliado y nos puede facilitar la labor de limpiar el horno.

¿Cómo utilizar el bicarbonato de sodio para limpiar el horno?

Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y coloca la mezcla en un atomizador. Rocía las paredes del horno con la mezcla, déjalo actuar toda la noche y al día siguiente retira la grasa con una esponja.

Otra opción es mezclar una taza de bicarbonato de sodio con un poco de agua hasta formar una pasta. Colocar la pasta en las paredes del horno con un paño, dejar actuar durante dos horas y pasado este tiempo, retirar la suciedad con una esponja.