Cómo limpiar los pulmones naturalmente

Limpiar los pulmones de una forma natural es bastante sencillo. Antes que nada, debemos ser conscientes de que, si somos fumadores, todo el alquitrán del cigarrillo se queda en los pulmones, dificultando su acción de tomar oxígeno para nuestras células y desechar el dióxido de carbono.

No obstante, seamos o no fumadores, podemos limpiar nuestros pulmones siguiendo algunos consejos muy sencillos y prácticos.


En primer lugar, es importante que nuestra dieta sea rica en cítricos, ya que son frutos con alto contenido en vitamina C, la cual ayuda a eliminar los radicales libres que pueden desencadenar congestión pulmonar.

Naranja-Vitamina C

A los asmáticos se les recomienda siempre una dieta rica en cítricos. Una naranja o dos al día en el caso de los fumadores son muy recomendables para descongestionar las vías respiratorias.

Otros alimentos que nos van a ayudar son los de alfalfa o trigo y levadura de cerveza, pues los alimentos ricos en vitamina E son unos de los mejores aliados de los pulmones contra la contaminación atmosférica de las grandes ciudades.

Cambios estacionales

Como todos sabemos, el otoño y el invierno son las dos estaciones más determinantes para los pulmones. Las enfermedades se multiplican y todos podemos sufrir el embate de las enfermedades pulmonares más características: catarros y gripes.

La gripe es una enfermedad vírica causada por un virus ARN, del que hay muchas cepas que no sólo afectan a los humanos, sino también a los animales; es por ello que hay cepas diversas, siendo algunas verdaderamente graves, pudiendo ocasionar inclusive la muerte. La gripe nos afecta más en invierno porque el virus resiste mucho mejor el frío que el calor. A 0 grados el virus de la gripe sobrevive 30 días, pero a 40 grados, en cambio, sobrevive menos de siete días.

El catarro o resfriado común (aunque no tan grave como la gripe) también es una enfermedad vírica, causada por el Rinovirus. Como éste no es tan grave como la gripe, podemos encontrar muchos medicamentos sin receta para aliviar, sobre todo, la sintomatología. Pero como prevenir es curar (y además es mucho más sano y barato), queremos proporcionarte una serie de consejos sobre cómo limpiar tus pulmones de forma natural. 

¿Qué tan malas son las flemas?

Si hablamos de limpiar los pulmones, no podemos dejar pasar el tema de las flemas. Estas secreciones son siempre un síntoma de alarma de tus pulmones, pues si tienes flemas, significa que tus pulmones están más o menos sucios.

Las causas más comunes son el tabaquismo y la enfermedad (normalmente gripe, pero también resfriado común). Las flemas se producen por irritación y obstruyen la capacidad pulmonar, por lo que siempre se deben eliminar.

¿Cómo eliminar las flemas?

La mejor forma de deshacernos de las flemas (e incluso prevenirlas) es a través del consumo abundante de líquidos. Lo recomendable son alrededor de 8 vasos de agua por día, lo que equivale a 2 litros, aproximadamente.

Agua

Otro recurso natural formidable son las inhalaciones de vapor con aceite esencial de romero, mentol o eucalipto. Para ello, vamos a utilizar vapor de agua, bien sea a través de un humidificador (al que añadiremos 3 gotas de cualquiera de los aceites esenciales anteriormente citados), o bien en un cazo pondremos a hervir agua y le añadiremos las 3 gotas una vez que el agua haya entrado en ebullición. Lo retiramos del fuego y procedemos a aspirar el vapor que humea. Con ayuda de un paño, tapamos el cazo y nuestra cabeza para concentrar la acción humidificadora.

Te aseguramos que con estos consejos tan simples de llevar a la práctica vamos a poder limpiar nuestros pulmones naturalmente y, por lo tanto, seremos capaces de respirar mejor y de evitar todo lo posible el virus de la gripe y otras afecciones respiratorias.
(Atención: Los asmáticos no deben seguir estos procedimientos sin antes consultar con su médico de cabecera).