Cómo prevenir la caída de las pestañas con algunos trucos caseros - Mejor con Salud

Cómo prevenir la caída de las pestañas con algunos trucos caseros

Así como una correcta hidratación de las pestañas es fundamental para que se mantengan sanas, también es importante una correcta higiene y a diario retirar adecuadamente el maquillaje
Cómo prevenir la caída de las pestañas con algunos trucos caseros

Unas pestañas saludables y largas hacen que la mirada se vea más cautivadora y expresiva; no obstante, no todas tienen la fortuna de tenerlas en este estado y les cuesta trabajo alargarlas de forma natural.

Y es que, además de desempeñar un papel importante a nivel estético, estas también actúan como protectoras de los ojos, ya que impiden el paso de agentes extraños del ambiente y reducen el impacto de los rayos UV.

El problema es que, al igual que ocurre con el cabello, tienden a debilitarse por la deficiencia de nutrientes o la constante exposición a químicos y otras sustancias agresivas del entorno.

La buena noticia es que existen múltiples formas de fortalecerlas para controlar su pérdida y favorecer su volumen y longitud.

En esta ocasión queremos compartir algunos trucos caseros que tras contribuyen a conservarlas hermosas.

Aumentar el consumo de vitamina E

Aumentar el consumo de vitamina E

La vitamina E tiene efectos antioxidantes que reducen el impacto causado por los radicales libres mientras estimula la regeneración celular.

Su consumo es muy saludable para la piel, pero también tiene grandes beneficios para el cabello y las pestañas.

Ver también: 9 trucos de belleza natural para potenciar el crecimiento de tu cabello

Algunos alimentos que la contienen son:

  • Semillas de girasol.
  • Almendras y nueces.
  • Chile rojo.
  • Piñones.
  • Cacahuetes.
  • Albahaca.
  • Orégano.
  • Albaricoques.
  • Aceitunas verdes.
  • Espinacas.

Aceite de ricino

El aceite de ricino contiene cantidades significativas de vitamina E y ácidos grasos esenciales que contribuyen a fortalecer el pelo.

Su uso directo sobre el cabello y las pestañas previene la caída y, además, estimula su crecimiento natural.

¿Cómo utilizarlo?

  • Sumerge un hisopo o un pincel limpio en el aceite y luego aplícate una fina capa dos veces al día.
  • Lo puedes convertir en parte de tu rutina para aprovechar sus efectos todo el tiempo.

Aceite de almendras

El uso de aceite de almendras es una de las mejores alternativas para cuidar las pestañas, remover el maquillaje y proteger la piel.

Sus vitaminas y minerales mantienen el cabello saludable y nutrido, mientras que sus antioxidantes reducen el daño oxidativo para prevenir el envejecimiento prematuro.

¿Cómo utilizarlo?

  • Busca en el mercado aceite de almendras puro. Emplea un hisopo de algodón o un cepillo para aplicar una fina capa del producto.
  • Úsalo todas las noches antes de ir a dormir.

Aceite de oliva

Aceite de oliva

Como los aceites ya mencionados, el de oliva tiene la capacidad de nutrir las pestañas desde la raíz a la vez que previene su caída.

¿Cómo utilizarlo?

  • Sumerge un pincel limpio en el aceite y aplica una fina capa antes de ir a dormir.
  • Al día siguiente enjuaga con agua tibia y un jabón suave.
  • Repite su aplicación todos los días.

Vaselina

Este es uno de los remedios más económicos que se pueden encontrar. Tiene un efecto emoliente y protector que frena el daño causado por las moléculas del ambiente para facilitar la regeneración y el crecimiento.

Al ser hidratante, actúa como un acondicionador natural para unas pestañas más definidas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Con un pincel o un hisopo limpio, aplica una capa delgada de vaselina pura en las pestañas.
  • Repite la misma acción cada noche antes de ir a dormir.

Té verde

Té-verde

Este ingrediente natural es muy popular por su alto contenido de flavonoides, antioxidantes que frenan el daño celular. Este mismo beneficio se puede aprovechar en el tratamiento contra la caída de las pestañas.

Te recomendamos leer: Té verde y cayena para aumentar el metabolismo

¿Cómo utilizarlo?

  • Introduce una bolsita de té verde en una taza de agua hirviendo, déjala reposar y llévala en un recipiente al refrigerador.
  • Cuando esté frío, sumerge un trozo de algodón en el líquido y aplícalo sobre las pestañas.
  • En caso de reacción alérgica suspende su uso.
  • Repite el tratamiento todos los días antes de dormir.

Retirar todo el rímel

Además de considerar alguno de los remedios que citamos en este artículo, es fundamental tener en cuenta que el rímel se debe retirar todos los días.

Este tipo de productos contiene químicos agresivos que pueden acabar deteriorando las fibras externas de las pestañas.

¿Cómo hacerlo?

  • Empieza por humedecer cada pestaña con un poco de agua tibia y déjalas reposar por 2 minutos.
  • Pasado este tiempo moja de nuevo cada una y empieza a retirar el rímel con un paño suave.

Recuerda que los resultados varían mucho en función de la constancia con que se apliquen estos trucos y también de la causa de la caída. Pruébalos durante algunas semanas seguidas y empezarás a notar los resultados.