Cómo quitar el acné del cuello y la espalda - Mejor con Salud

Cómo quitar el acné del cuello y la espalda

La transpiración está muy relacionada con la aparición del acné, ya que obstruye los poros. Procura ducharte a diario, sobre todo en épocas calurosas, y llevar ropa de algodón
acné en espalda

Prestamos más atención a los granitos cuando salen en el rostro. Eso nadie lo puede negar. Pero ¿qué sucede con el acné del cuello y la espalda? ¿Cómo hacemos para quitarlo y disfrutar de una piel suave y hermosa?

En este artículo te ofrecemos algunos consejos y remedios caseros más que interesantes. ¡No te los pierdas!

Tips para eliminar acné en cuello y espalda

Los granos, pústulas o espinillas en estas dos zonas del cuerpo son más frecuentes de lo que crees. Si bien aparecen con mayor asiduidad durante la pubertad y adolescencia, las glándulas sebáceas no siempre funcionan como corresponde tras pasar por esa etapa.

Cuando se sufre de acné en el cuello y en la espalda es probable que también se padezca en el rostro, pero esto no siempre es así. Por ello el tratamiento en cada caso ha de ser diferente.

Presta atención a estos consejos para reducir y evitar los granitos en el cuerpo:

Ver también: Elimina el acné definitivamente con estos 6 tips de belleza

Usa ropa fresca

Usa ropa fresca

Las prendas muy ajustadas o confeccionadas con ciertos materiales provocan una mayor sudoración y obstrucción de los poros.

Lo mejor es optar por ropa de algodón y que no esté ceñida al cuerpo. Si eres de transpirar demasiado te recomendamos que te cambies de ropa, al menos, una vez al día (sobre todo en verano).

Toma una ducha a diario

Además de la vestimenta, las actividades cotidianas pueden hacernos transpirar más o menos.

Si haces ejercicio, la temperatura es elevada o tienes un trabajo donde estás de aquí para allá toma una ducha o limpia el sudor con una toalla suave en cuanto puedas.

Evita que la piel se seque “sola”, ya que la transpiración contiene sustancias que tapan los poros.

Seca suavemente

Cuando salimos de bañarnos o darnos una ducha lo primero que hacemos es intentar quitar todo el agua antes de vestirnos.

Uno de los errores típicos que cometemos es aplicar mucha fuerza con la toalla. Esto provoca inflamación e irritación, además de ocasionar más acné.

Lo mejor es secar con pequeños golpecitos o pasar suavemente. No olvides que la tela de la toalla tiene la capacidad para absorber el agua con el simple contacto con la superficie mojada.

No cargues mochilas

No cargues mochilas

Si por tu trabajo o estudio usas mochilas que están constantemente colgadas de la espalda también pueden provocar granitos debido a la transpiración y el aumento de temperatura en la zona.

Es verdad que son cómodas y que evitan problemas de columna pero también ten en cuenta lo que sucede en tu piel al llevarlas. La recomendación en este caso es que trates de usarla lo menos posible y que cargues con lo mínimo indispensable.

Exfolia

Sin dudas, una de las partes más olvidadas del cuerpo es la espalda “porque no la vemos” o “porque es algo inaccesible”.

No obstante, hacer una exfoliación semanal o quincenal puede ser la solución a tu problema de acné (lo mismo para la nuca). Puedes usar cremas específicas o armar tu propio remedio con azúcar o café.

Otra opción es usar un cepillo de cerdas suaves mojado con agua caliente. Te ayudará a remover las impurezas o células muertas, cuya acumulación es una de las causas del acné.

Lava con jabón antibacteriano

Si usas un jabón “común” con perfume es probable que tu piel se reseque y empeore el cuadro. Mejor sería que empleases un jabón neutro o antibacteriano, que quita el exceso de grasa de los poros y evita la formación de granos.

Consulta con un dermatólogo

Consulta a un dermatólogo

Si los granos en la espalda o cuello son muy dolorosos, no hay manera de quitarlos por más de que lo intentes de mil maneras o ya no sabes qué hacer para eliminarlos entonces puede ser bueno que vayas a un dermatólogo.

Quizás pueda indicarte a qué se deben y lo mejor de todo: cómo librarte de ellos. Las razones del acné en la espalda son diversas, desde desequilibrios hormonales a una dieta deficiente.

Remedios caseros para el acné en cuello y espalda

Existen diversos tratamientos naturales que te pueden ser de mucha utilidad en el caso de que los granitos hayan empezado a aparecer o si deseas complementar las cremas o lociones que te indicó el dermatólogo.

Algunas alternativas caseras y eficaces son:

Leche, miel y avena

Todos estos alimentos tiene propiedades hidratantes y permiten que la piel quede hermosa, suave y sin rastros de acné. Al combinarlos nos ofrecen todas sus bondades en un solo producto.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de avena (40 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • ½ taza de leche (125 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Coloca en un tazón la leche y la avena. Mezcla bien.
  • Añade la miel y remueve hasta formar una pasta homogénea.
  • Aplica en la zona afectada, previamente lavada con agua tibia, mediante movimientos circulares.
  • Deja actuar 20 minutos y enjuaga con agua templada.

Aloe vera

Cómo congelar gel de aloe vera

Nuestro mayor aliado en la belleza no podía faltar en este listado. El gel de aloe vera es ideal para curar las cicatrices producidas por “apretarse” los granos.

Corta un tallo de sábila y abre por la mitad de manera longitudinal. Extrae el líquido interior y aplica en el área afectada, limpia y seca. Deja que se seque solo y no enjuagues.

Bicarbonato de sodio

Este elemento que no puede faltar en ningún hogar te puede ser de mucha utilidad para acabar con los granos en la espalda.

¿Qué debes hacer?

Solo tienes que preparar una pasta con un poco de bicarbonato y agua tibia (que no quede líquido) y pasar por la zona afectada. Deja que se seque y retira con agua abundante.

No se recomienda para pieles demasiado sensibles.

Te recomendamos leer: 7 buenas razones para utilizar bicarbonato de sodio para la piel y el cabello

Pepino

Cuenco con pepino

Si bien se lo relaciona con el rostro y los días de spa, también nos puede ayudar si tenemos acné en la espalda.

Le aporta a la piel un aspecto mucho más joven y fresco, a la vez que elimina las obstrucciones de los poros.

¿Qué debes hacer?

Machaca un pepino en un mortero y forma una pasta (si fuera necesario, puedes añadir una cucharadita de agua). Aplica y deja que actúe 45 minutos antes de enjuagar.

Vinagre de manzana

Es el más recomendado en estos casos por sus propiedades antibacterianas y antisépticas. Elimina todas las impurezas que provocan acné.

¿Qué debes hacer?

Mezcla dos cucharadas de vinagre por cada medio litro de agua. Con un spray o un algodón embebido aplica en la piel del torso y espalda (incluyendo los brazos). Deja secar y no enjuagues.

Repite 3 veces a la semana y lograrás que el pH de la piel se normalice y no produzca tantos granos.

REFERENCIAS

http://www.clearawayacne.com/body-acne/how-to-get-rid-of-neck-acne

http://www.marieclaire.co.uk/blogs/546713/back-acne-8-ways-to-deal-with-body-spots-and-blemishes.html