Donar sangre, es regala vidas

Donar sangre, es regalar vidas

¿Sabías que al donar sangre, además de ayudar a varias personas que la puedan necesitar, también estás ayudándote a ti mismo? Limpias tu sangre y reduces el riesgo de accidentes cardiovasculares
Donar sangre, es regalar vidas

¿Sabéis que casa tres segundos alguien necesita una transfusión de sangre? Y posiblemente, la mayoría de los que estáis leyendo esto, sois donantes potenciales que podéis ayudar hasta a tres personas diferentes con un simple gesto que os supondrá menos de 30 minutos.

Quiero aprovechar esta plataforma para informaros de lo fácil que es donar sangre y de lo mucho que podéis aportar con este pequeño gran gesto.

Requisitos para donar sangre

Para ser donante solo hay que cumplir tres requisitos:

– Ser mayor de edad.

– Pesar más de 50 kg.

– Gozar de buena salud.

Si es así y disponéis de media hora, acercaros al centro más cercano donde realicen donaciones de sangre. Allí, primero rellenaréis un formulario para saber cual es vuestro estado de salud, serán preguntas relacionadas con enfermedades actuales o pasadas, medicación que tomáis, hábitos de vida, etc… Después un médico os realizará una entrevista médica donde también os tomará la tensión y comprobará que no sufrís anemia con una pequeña punción en la yema del dedo.

Si el reconocimiento denota vuestro buen estado de salud, el siguiente paso es la donación propiamente dicha. El personal de enfermería lo preparará todo para realizar una extracción de 450 ml de sangre que no supondrá ningún problema para vuestra salud.

Las bolsas en que se recogen las donaciones son enviadas refrigeradas al centro de transfusión junto con otra muestra de sangre que se utiliza para el tipaje del grupo sanguíneo y que es analizada para descartar enfermedades infecciosas. El resultado de esta analítica se le comunicará al donante.

La sangre se separa en tres componentes: hematíes, plasma y plaquetas, por tanto, puede ayudar a tres personas diferentes, pues dependiendo de la enfermedad o situación de cada paciente, necesitará un componente u otro.

¿Para qué se utiliza la sangre?

La sangre obtenida gracias a las donaciones es destinada al tratamiento de muchas enfermedades que producen anemia, en el tratamiento de diferentes tipos de cáncer, en muchas intervenciones quirúrgicas, trasplantes, accidentes, quemaduras, hemorragias, etc…

En estas fechas en que nuestro lado solidario se hace más presente, permitidme que os pida que ayudéis a salvar vidas y os hagáis donantes de sangre.

Imagen cortesía de Visentico