Fáciles consejos para combatir el insomnio - Mejor con Salud

Fáciles consejos para combatir el insomnio

Aunque no lo creas, la luz de los dispositivos electrónicos, ya sea el móvil, la tableta o similares, interrumpe la producción de melatonina y descompensa los ritmos circadianos, perjudicando la calidad del descanso

La incapacidad de poder tener una buena noche de sueño y descanso puede ser un factor que afecte nuestro desempeño laboral e incluso nuestro humor durante el día. Muchas veces se cree que es necesario acudir a medicamentos para tratar este problema, pero te sorprenderías al saber que hay simples consejos para combatir el insomnio, los cuales son sumamente prácticos. A continuación te los contamos.

Evita el hambre así como la llenura

Para tener comodidad a la hora de dormir y, por ende, evitar el insomnio, es muy importante que te vayas a dormir con algo de comida en el estómago pero sin llegar a estar lleno. Respecto a los líquidos, trata de no tomar mucho antes de irte a la cama para evitar tener que levantarte en medio de la noche para ir al baño.

Reduce la luminosidad de tu habitación

Si las luces de tu habitación o tu casa están encendidas en su mayoría justamente antes de dormir, a tu cuerpo le tomaría más tiempo adaptarse del paso de la claridad a la oscuridad, así como producir las hormonas que ayudan a darte sueño. Por lo tanto, la mayoría de las luces deberían estar apagadas y la luminosidad de tu lámpara estar disminuida antes de dormir, para que tu cuerpo note la diferencia y se prepare más fácilmente a entrar en sueño.

Realiza ejercicio durante el día

Cuando tu cuerpo quema calorías y se ejercita a través del día, al llegar la noche está listo para descansar y reponer energía, así como crear nuevo tejido en los músculos que has ejercitado. De esta manera, el cumplir con una buena rutina de ejercicios colabora con una buena noche de sueño.

Respeta el ciclo natural de tu cuerpo

Nuestro cuerpo puede acostumbrarse maravillosamente a un determinado ciclo; es decir, a caer dormido a cierta hora y a despertarse a una hora específica. Este ciclo debería ser respetado no sólo durante los días laborales, como de lunes a viernes, sino también aquellos días en que no trabajas, como los días festivos o fines de semana.

Dale énfasis a la comodidad

Tu cama debe ser lo suficientemente cómoda como para permitir una buena noche de sueño. Pon atención también a tu colchón, examinando que se encuentre en condiciones óptimas, que no esté hundido en alguna parte y que no tenga protuberancias. Asimismo, trata de usar sábanas de textura suave que permitan tu comodidad al máximo.

Evita examinar tu teléfono, tableta o computadora antes de dormir

En medio de tanta tecnología, muchas veces nos vemos tentados a examinar el teléfono una vez más antes de dormir, dar un vistazo a alguna de las redes sociales, e incluso ver si nos ha llegado un mensaje de correo electrónico del trabajo de última hora. No es recomendable realizar esto ya que, dependiendo de mensaje que encuentres, podrías poner tu mente en estado de trabajo o preocupación, lo cual podría interrumpir tu proceso de entrar en sueño. Trata de poner estos artefactos electrónicos de lado antes de dormir.

Imagen cortesía de Paul Sapiano.