La dieta de la piña - Mejor con Salud

La dieta de la piña

La dieta de la piña es ideal para perder peso, pero no debe prolongarse para no generar carencias nutricionales. Haremos 3 comidas al día y combinaremos este alimento con proteína animal magra
La dieta de la piña

La piña está llena de propiedades antioxidantes, saciantes, diuréticas y digestivas, gracias a esto se convierte en una aliada muy especial para eliminar las toxinas y desechos a través de la orina. Hacer la dieta de la piña es ideal para desintoxicar el cuerpo y eliminar líquidos, ayudando así a perder peso de manera rápida y efectiva. No obstante, esta dieta deberá realizarse únicamente durante 3 o máximo 4 días, ya que puede generar carencias nutricionales si se mantiene como un régimen alimenticio habitual.

¿Por qué hacer la dieta de la piña?

  • La dieta de la piña es una forma rápida de perder peso gracias a que reduce la inflamación abdominal y la presencia de grasa en nuestro organismo.
  • Sus propiedades contribuyen a desintoxicar nuestro cuerpo, eliminando todos los excesos que quedan dentro después de ingerir ciertos alimentos.
  • La piña le aporta al organismo una gran cantidad de vitaminas, ayuda a limpiar el páncreas, el hígado y los riñones.
  • Preparar comidas con piña es muy fácil y delicioso.

¿En qué consiste la dieta de la piña?

Drenar piña

La dieta de la piña consiste en comer piña durante todas las comidas del día, acompañada con otros alimentos bajos en calorías, los cuales la complementan muy bien para eliminar los desechos que el organismo necesita y así reducir la inflamación del cuerpo en forma efectiva.

Al día sólo se deben hacer 3 comidas y en ellas se debe incorporar máximo 400 gr de proteína animal magra por día, entre esto se puede incluir el pollo, el pescado, el pavo o el conejo, y algunas verduras.

¿Cómo hacer la dieta de la piña?

Día 1

  • Desayuno: Dos rodajas de piña natural acompañada de una tostada de pan integral o dos galletas integrales.
  • Almuerzo: Dos rodajas de piña más un filete de ternera con brócoli hervido, aliñado con una cucharada de aceite de oliva y vinagre de manzana.
  • Cena: 200 gr de pechuga a la plancha realizada con una cucharada de aceite de oliva y un poco de sal. Se acompaña con una ensalada de lechuga y dos rodajas de piña.

Día 2

  • Desayuno: dos galletas integrales, un yogur natural y dos rodajas de piña natural o en jugo.
  • Almuerzo: Dos rodajas de piña, 200 gr de salmón a la plancha hecho con aceite de oliva y una pizca de sal.
  • Cena: Ensalada de lechuga mixta acompañada de una lata de atún en agua y aderezada con una cucharada de aceite de oliva y vinagre. Dos rodajas de piña.

Día 3

  • Desayuno: dos rodajas de piña natural o en jugo. Dos galletas integrales y un café.
  • Almuerzo: 200 gr  de pechuga a la plancha con verduras al vapor y dos rodajas de piña.
  • Cena: crema de verduras hecha con vegetales depurativos como el apio, el nabo, la alcachofa o los espárragos.  Dos rodajas de piña natural o en jugo.

Contraindicaciones de la dieta de la piña

  • Aunque la dieta de la piña es muy efectiva para adelgazar y tiene muchas propiedades para eliminar las toxinas del organismo, es importante tener en cuenta que su consumo excesivo es muy perjudicial para la salud. Por favor, NO excederse de los días recomendados y, tampoco, realizarse con mucha frecuencia.
  • Esta dieta es baja en calorías y debe realizarse cuidadosamente.
  • Es una dieta que ayuda a perder peso y eliminar líquido rápidamente,  pero el peso perdido se recupera rápidamente si no se comienzan a establecer hábitos saludables. ¡Hay que cambiar nuestros hábitos!
  • No es apta para personas con problemas renales.

Para tener en cuenta…

Para que la dieta de la piña funcione con los resultados esperados, una vez se termine el tiempo recomendado, se debe iniciar una rutina alimenticia sana combinada de actividad física y al menos dos litros de agua diaria.

Esta dieta puede llegar a eliminar hasta 2 kilos en 3 días, es muy importante llevar el control del peso para evitar perder kilos excesivamente ya que hay un peso ideal para cada persona. Lo ideal es consultar al nutricionista antes de iniciar la dieta, para que él te diga tu peso ideal y así puedas  llevar la rutina con más control.