La miel, oro dulce - Mejor Con Salud

La miel, oro dulce

Gracias a sus propiedades antisépticas y antibióticas la miel es un remedio muy eficaz para tratar todo tipo de heridas y quemaduras externas, y también ayuda a reducir los hematomas

Son múltiples las propiedades que ofrece este alimento, elaborado por las abejas luego de recoger el néctar de las flores. Debemos aprovechar sus cualidades curativas, que se conocen desde antaño, siendo muy buena como antiséptica, tonificante, calmante, diurética y laxante. Conoce más sobre la miel, oro dulce.

Algunas propiedades de la miel

Esta sustancia dulce contiene muchas proteínas y se han comprobado científicamente varias de sus propiedades curativas. Es a su vez una gran fuente de energía, que sirve para depurar el organismo y luchar contra las enfermedades cardíacas.

Por otra parte, la miel es expectorante, ideal para curar gripes, asma y dolores de garganta. Aumenta las defensas del organismo y si se la consume mezclada con limón, favorece la digestión y hasta cura las úlceras.

Estimula las hormonas en las mujeres durante la menopausia, siendo muy saludable y también previene el dolor menstrual si se la ingiere unos días antes de que aparezca la regla. Puede ser usada para tratar heridas, quemaduras y úlceras por sus capacidades emolientes y como antibiótico. En el caso de cortarse, por ejemplo, se debe aplicar directamente porque limpia la zona y ayuda a generar nuevo tejido.

Cabe resaltar que la miel es de fácil asimilación, regulariza la función intestinal, mejora el rendimiento físico, contribuye en la formación de glóbulos rojos (por su contenido en ácido fólico) y estimula la creación de anticuerpos (debido al ácido ascórbico).

La miel, oro dulce en la estética y belleza

Además de las propiedades curativas antes citadas, la miel ofrece beneficios maravillosos para mejorar la salud exterior. Por ejemplo, se puede utilizar para acabar con la celulitis y las estrías, haciendo una preparación licuada de jalea real, polen, mangostan, miel y clorofila (que se puede extraer del apio, la espinaca o la col).

Es muy buena para rejuvenecer la piel y fortalecer el cabello. Con una mezcla de feijoas, miel, jalea y polen. Se debe consumir una cucharada antes del desayuno durante 30 días seguidos.

En los casos de acné, se puede preparar una mascarilla con cáscara de papaya, pulpa de mango y miel de abejas, aplicando durante 20 minutos, lo mismo que para suavizar la piel. Si se tiene cutis mixto, se puede machacar aguacate con miel y dejar actuar alrededor de media hora.

Si se desea realizar un peeling casero: mezclar requesón con miel, aplicar en la piel, dejar 20 minutos y luego retirar con un algodón embebido en leche.

La miel está contraindicada solamente para un grupo de personas: los diabéticos. Si bien no está terminantemente prohibido para los que padecen problemas de azúcar en sangre, es recomendable que su consumo sea moderado.

Imagen cortesía de Vicky Brock