Las manos, una gran fuente de bacterias - Mejor con Salud

Las manos, una gran fuente de bacterias

Por si no podemos lavarnos las manos con agua y jabón conviene tener siempre un gel desinfectante para poder limpiarlas correctamente. También es importante dar ejemplo a los niños
Las manos, una gran fuente de bacterias

Lavarnos las manos nos puede ayudar a prevenir un sin número de enfermedades y hasta nos puede salvar la vida, aunque se hacen muchas recomendaciones al respecto aún no ha sido posible que realicemos esta práctica saludable a menudo.

Esta sana costumbre la han inculcado nuestros padres en nosotros desde que éramos niños, pero a pesar de todo su esfuerzo casi siempre lo olvidamos, sin embargo esto debe estar presente en nuestra mente ya que en las manos se esconden miles de microbios, bacterias, gérmenes, parásitos y otros miles de agentes infecciosos.

Las manos son las encargadas de propagar las infecciones al resto del cuerpo, pues al entrar en contacto con la nariz y la boca se extienden al interior de nuestro organismo. Estos microbios son los encargados de causar los resfriados que se extienden fácilmente a través de las manos al estornudar, toser o frotarse los ojos; de igual manera las bacterias quedan «escondidas» en las uñas y en los dedos y, luego, al dar la mano a alguien le pasarás la infección.

La manera correcta de mantener las bacterias alejadas de tu organismo es, evidentemente, lavar correctamente las manos con agua y jabón antes y después de comer, antes de preparar las comidas, después de ir al baño. Asimismo, es muy importante saber que luego de manipular pollo crudo se deben lavar muy bien las manos antes de seguir tocando otros alimentos, ya que por medio de este simple contacto podremos transmitir la salmonella.

manos

Por lo tanto es importante tener en cuenta que hay que lavar las manos muy bien cuando usamos el transporte público, luego de toser, estornudar, tocar las mascotas, estrechar la mano de alguien, manipular o botar la basura, al tocar las mesas, el teléfono, el teclado del ordenador, los pasamanos de las escaleras, los pomos de las puertas, las monedas, entre muchos más.

Modo de lavar correctamente las manos

Lavar manos

  • – Colocar las manos debajo del agua y moverlas.
  • – Aplicar en la palma de la mano una cantidad suficiente de jabón antibacteriano.
  • – Luego frotar muy bien palma con palma.
  • – Lavar muy bien entre los dedos.
  • – Utilizar un cepillo de uñas para sacar los microbios que se puedan esconder bajo estas.
  • – Secar las manos con una toalla de papel o dejarlas secar al aire.

Si por algún motivo no se pueden lavar las manos con agua y jabón es importante tener siempre a mano alcohol en gel para estos casos especiales, de esta manera estaremos desinfectando las manos cada vez que sea necesario.

Es muy importante que les enseñemos a nuestros niños la importancia de mantener las manos limpias y por su puesto tendremos que darles ejemplo de ello, lavándonos las manos con frecuencia en compañía de ellos, con este simple hecho estaremos evitando muchos problemas de salud tanto para nuestros seres queridos como para nosotros mismos.