¿Qué métodos existen para dejar de fumar? - Mejor Con Salud

¿Qué métodos existen para dejar de fumar?

Para dejar de fumar es fundamental nuestra determinación y la convicción de que es lo que queremos y lo mejor para nosotros. Los alimentos ricos en vitamina C nos pueden ayudar

¿Habéis tomado finalmente la valiente decisión de dejar de fumar? Pues si es así, antes de todo os queremos dar nuestra más sincera felicitación. Tened por seguro que esta medida hará que llevéis una vida mucho más saludable en todos los sentidos. Y aunque en un principio os cueste llevarlo a cabo, finalmente os llevaréis una gran satisfacción personal.

Tras esto, ahora solo os queda elegir cuidadosamente el método de dejar de fumar que mejor os convenga. Y es hay que ser muy cuidadoso ya que cada persona es un mundo. Y además, según qué método usemos, dependerá el éxito (o no) de nuestra decisión. Por ello, a continuación os relataremos algunos de los métodos más utilizados para dejar de fumar.

Distintos métodos para dejar de fumar

  • Dejarlo de la noche a la mañana. Este método puede ser el más radical, pero si tienes suficiente fuerza de voluntad lo puedes conseguir. Y es que es rápido, sencillo y además no te gastarás dinero. Sin embargo, si has sido un fumador empedernido durante mucho tiempo, este método quizás no te sirva del todo.
  • Disminuir el consumo de cigarrillos. Esta es una forma menos “traumática” de dejar de fumar ya que vas acostumbrado al cuerpo a reducir los niveles de nicotina en sangre. Pero cuidado porque esto es un arma de doble filo. Y es que si no te pones una fecha límite para terminar con el hábito de fumar, quizás al final no consigas dejarlo del todo.
  • Chicles de nicotina. Estos te pueden ayudar a reducir la ansiedad y adicción a corto/medio plazo. Y es que es un remedio instantáneo en cuanto tengas ganas de fumar. El “pero” de este método es que los chicles de nicotina se suelen pegar entre los dientes y no suelen dejar muy buen sabor de boca.
  • Parches. Esta es una gran forma de desentenderte de la nicotina ya que es el propio parche el que se encarga de distribuirla por todo el cuerpo. Y es que son muy prácticos y fáciles de usar. Sin embargo, pueden provocar alteraciones en nuestro organismo como irritaciones cutáneas e interrupciones del sueño.
  • Hipnoterapia. A todo el mundo no le funciona este método. Pero si de verdad te lo propones y realmente quieres dejar de fumar, en algunos casos los resultados pueden ser muy satisfactorios, y en un tiempo récord. Sin embargo, las sesiones de hipnoterapia suelen ser bastante caras y a lo mejor no te sirve del todo.
  • Orientación psicológica. Este es con total seguridad uno de los métodos más efectivos. Y es que los profesionales de esta área os contarán la naturaleza de tu adicción y cómo puedes superarla. De esta forma, te será mucho más fácil controlar tanto tu cuerpo y mente a la hora de dejar de fumar. ¿Las desventajas de esto? Pues simplemente de cuestiones económicas. Y es que habrá muchas personas que no se puedan permitir un psicólogo.

¿A que existen muchos distintos métodos de dejar de fumar? Tras conocerlos, solo os  queda ponerlos en práctica para ver cuál de ellos se adapta mejor a vosotros. Solo necesitáis un poco de tesón y fuerza de voluntad por vuestra parte para conseguirlo. ¿Y a ti? ¿Con cuál de ellos te ha ido mejor?