Remedios caseros para el dolor de muñeca

Las muñecas son una parte de nuestro cuerpo bastante delicadas, ya que en ellas se encuentran una cantidad muy importante de pequeños huesos, cartílagos, músculos, tendones y vasos sanguíneos, es por esta razón que es tan propensa a sufrir varias clases de lesiones. El dolor de muñeca generalmente lo causa una inflamación o una lesión, en ocasiones tambien puede ser causada por alguna infección.


¿Qué otras causas pueden producir dolor en esta zona?

Algunas enfermedades crónicas que pueden causar inflamación en las muñecas y por lo tanto algún grado de dolor, pueden ser la artritis y la gota. Como ya sabemos la artritis es la imflamación de las articulaciones y causa mucho dolor, si esta artritis la tenemos en nuestras muñecas el dolor será muy fuerte, lo mismo sucede con los pacientes enfermos de gota.
Otras causas muy comunes de dolor en las muñecas pueden ser las lesiones repetitivas, este problema suele ser muy común entre los deportistas, que pueden sufrir fracturas, torseduras o esguinces. Otra causas pueden ser problemas con el sistema nervioso, como los nervios pinzados.

¿Qué remedios caseros y naturales pueden dar mejoría?

Existen varios remedios caseros que podrían llegar a calmar y mejorar notablemente el dolor de muñeca, dependiendo —claro está— del grado de intensidad de dicho dolor.

Puré de patatas

Se ponen a hervir unas dos patatas con su cáscara, cuando estén blandas se retiran del fuego y se escurren; así calientes se trituran para formar el puré, enseguida se aplica alrededor de la muñeca, envolviéndolo y asegurándolo con un lienzo. Las patatas conservan el calor por un buen rato, lo cual ayuda a activar y aumentar la circulación sanguínea calmando notablemente el dolor.

Compresas frías o calientes

Cuando sólo se tiene una pequeña inflamación en la muñeca esta se puede mejorar colocando unas compresas frías, de esta manera se puede reducir esta inflamación. Pero si además de la inflamación existe dolor, se alternan las compresas frías con compresas calientes, de esta manera se reducirá muy efectivamente tanto la inflamación como el dolor.

Agua tibia

Otra forma muy efectiva y simple para reducir el dolor de muñeca, la inflamación y los músculos tensionados es, calentar agua y agregarle unas cuantas gotas de aceite de lavanda, el cual es muy relajante, además se debe tener buen cuidado de que el agua no esté demasiado caliente.

Se introduce la mano cubriendo toda la muñeca, se debe dejar un buen rato, o hasta que el agua se enfríe. Este es un muy buen método para relajar y calmar los músculos, tanto de las muñecas como de cualquier otra parte del cuerpo.

Masajes usando aceites

Si el dolor no es tan fuerte, algo molesto pero no demasiado, se puede realizar un masaje suave, frotando con aceite de coco y aceite de almendras y realizando un movimiento delicado, muy tenue, sin ejercer ningín tipo de presión para no agravar la lesión provocando un dolor más fuerte.

Finalmente recuerda que debemos cuidar cada parte de nuestro cuerpo y no exponerlo a esfuerzos innecesarios, pero con las muñecas hay que tener mucho más cuidado, pues como ya lo decíamos son muy delicadas y susceptibles a sufrir este tipo de problemas.