Remedios caseros para el dolor de piernas - Mejor con Salud

Remedios caseros para el dolor de piernas

Es muy importante consultar con un especialista por si la condición fuera más grave. No obstante, estos remedios pueden ayudarnos a paliar el dolor y a mejorarlo
Remedios caseros para el dolor de piernas

Cuando las piernas duelen o están inflamadas la sensación que experimentamos llega a ser insoportable. Las causas son diversas, pero los síntomas bastante similares.

Vale la pena analizar primero a qué se debe el dolor y luego buscar remedios caseros.

Conoce más en este artículo.

Causas y signos del dolor de piernas

Entre los detonantes de piernas doloridas debemos destacar:

  • Retención de líquido (edemas)
  • Insuficiencia cardíaca
  • Estar muchas horas en la misma postura
  • Esguinces
  • Desgarros
  • Inflamación del nervio ciático
  • Artritis
  • Celulitis
  • Diabetes
  • Ingesta de algunos medicamentos

Causas y signos del dolor de piernas

Los principales síntomas son:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Sensación de pesadez
  • Molestias
  • Hormigueos
  • Calambres

Ver también: Cómo combatir los calambres musculares rápidamente

Recetas caseras para el dolor de piernas

Una vez sepas cuál es la razón por la que te duelen las piernas, es preciso que consultes con un médico para que te indique un tratamiento adecuado. Luego tienes la posibilidad de complementarlo con remedios naturales y ciertos buenos hábitos que mejorarán el cuadro.

Agua tibia

Si el dolor está causado por el síndrome de piernas cansadas debido al sedentarismo o a un trabajo muy rutinario cuando llegues a casa sumérgelas en la tina o un recipiente grande para que el agua cubra lo más posible.

La temperatura debe ser lo más caliente que puedas soportar. Añade un puñado de sal gruesa, sales de baño o hierbas antiinflamatorias como la malva. Deja actuar media hora.

Agua tibia

Masajes

Puede ser una vez que saques las piernas del agua o al terminar de bañarte. A finalizar el día este “mimo” beneficiará la circulación de la sangre y reducirá la hinchazón.

Podrás dormir cómodamente. Emplea unas gotas de aceites esenciales (geranio, menta y romero los más aconsejados) y realiza movimientos circulares suaves.

El aceite de coco es uno de los más adecuados para tratar dolores en las extremidades inferiores. Se trata de un eficaz calmante que se emplea en la medicina natural. Puedes aplicarlo hasta 3 veces al día si las molestias son severas.

Comer y beber bien

La mala alimentación y la falta de nutrientes puede estar causándote dolor en las piernas. Come de forma saludable y añade a tu dieta diaria frutas y verduras crudas (5 piezas al día).

A su vez, es imprescindible beber 2 litros de agua para evitar la retención de líquidos y que la comida tenga poca cantidad de sal.

Comer y beber bien

Consumir infusiones naturales

Las plantas nos pueden ayudar a reducir la inflamación y mejorar la circulación de la sangre. Muchas especies son muy saludables y tienen efectos casi inmediatos.

Las infusiones más recomendables con las de romero, cola de caballo y diente de león. Puedes ingerir hasta 2 tazas por día, una de ellas siempre por la noche.

Entre las hierbas estrella para aliviar los dolores de piernas se encuentra el Gingko Biloba. Se trata de un excelente tratamiento para los problemas circulatorios en general y de las piernas en particular.

Se puede consumir el té de la planta, hasta 3 tazas al día. Otra presentación es la tintura. La dosis es de 20 gotas, 2 veces al día. Siempre es bueno consultar con un profesional antes de ingerirla.

Comer nueces

Son muchas las propiedades de este fruto seco debido a sus ácidos grasos saludables. En la medicina china, por ejemplo, las nueces se comen en ayunas para favorecer el riego sanguíneo de las piernas y reducir el dolor en las extremidades.

El tratamiento consta de 3 nueces antes de tomar el desayuno durante 2 semanas seguidas.

Comer nueces

Hacer actividad física

Si estás muchas horas de pie o sentado te convendrá practicar deporte, al menos, 2 veces a la semana. Por ejemplo, la natación o el aquagym son perfectas opciones de baja intensidad y que pueden practicarse a cualquier edad y condición.

Otras alternativas son las caminatas, andar en bicicleta y bailar. Lo importante es que entres en movimiento y que las piernas cambien la posición a la que están siempre acostumbradas.

También sería bueno que tomases descansos cada 2 horas en el trabajo o en casa. Si estás en el escritorio, levántate y da una vuelta alrededor de la oficina. Si estás parada, trata de sentarte un poco o caminar.

Cuando llegues a casa eleva las piernas con un cojín, una silla o colocando los talones en la pared. Así la sangre acumulada se redirigirá a otras partes del cuerpo.

Te recomendamos leer: Caminar, un ejercicio fácil para ponerse en forma y estar saludables

Hacer friegas de vinagre

El vinagre de manzana es ideal para las personas que sufren de varices. Las venas varicosas son un problema muy habitual, sobre todo en las mujeres con sobrepeso, embarazadas o mayores de 60 años.

Para reducir el dolor, el hormigueo y la hinchazón así como también la sensación de pesadez y el picor te recomendamos que uses este producto.

vinagre de manzana

Estimulará la circulación de la sangre y mejorará los síntomas. Simplemente tienes que embeber un trozo de lienzo o tela con vinagre y masajear enérgicamente en la zona afectada.

No enjuagues y deja que el líquido se absorba.

Enfriar y calentar

El contraste entre el calor y el frío puede ser un buen remedio para reducir el dolor de las piernas y disminuir la hinchazón. Es un método que, por ejemplo, usan los deportistas para las inflamaciones musculares.

Primero se debe aplicar una compresa fría durante 15 minutos (por ejemplo, una bolsa plástica con cubos de hielo).

Después se colocan compresas calientes durante otros 15 minutos (puede ser la almohadilla eléctrica, introducir las piernas en agua caliente o mojar una toalla en agua hirviendo).

REFERENCIAS:

http://www.botanical-online.com/dolordepiernas.htm

http://www.diariofemenino.com/articulos/salud/dolor/remedios-caseros-para-el-dolor-de-piernas/