Restablecer tus hormonas para quemar grasa corporal - Mejor con Salud

Restablecer tus hormonas para quemar grasa corporal

Ya que los desequilibrios hormonales pueden ser los culpables de que no perdamos peso, según la zona de nuestro cuerpo que queramos reducir debemos seguir un tratamiento de equilibrio para cada hormona específica
Restablecer tus hormonas para quemar grasa corporal

No todos lo saben, pero existe una gran relación entre lo hormonal y el peso o grasa acumulada. Es por ello que algunas personas por más de que hagan muchas dietas y se maten en el gimnasio no pueden reducir ni un solo gramo o centímetro. Entérate cómo restablecer tus hormonas y quemar grasa en partes específicas del cuerpo en el siguiente artículo y deja de sufrir por el sobrepeso.

No sólo las hormonas son responsables directas de tu peso, sino también, el metabolismo. Es decir, el lugar donde se almacena la grasa, las ganas de comer y el hambre. Ante cualquier desequilibrio hormonal que presentes, tus esfuerzos por adelgazar serán en vano.

Quizás creas que dejar de comer fast food y salir a correr durante media hora es suficiente para bajar de peso, sin embargo, parece que hay alguien o algo más interfiriendo en tu trabajo. Entonces recuerda que si las hormonas no están balanceadas, nunca podrás tener el cuerpo que tanto deseas.

La hormona de restablecimiento, al banquillo de los acusados

Es bueno saber lo básico en relación a las hormonas, que seguro has oído hablar de ellas. Bien, se trata de sustancias bioquímicas producidas por el cuerpo para que funcione como una orquesta. Son una parte esencial para que podamos obtener energía, combatir el estrés y mantener la masa muscular, pero también, acumular grasa.

Es por ello por ejemplo, que muchas mujeres en cierta etapa de su período quieren comer y comer o cuando están embarazadas tienen antojos. Entonces, al equilibrar las hormonas tendrás más éxito en tu meta de disfrutar de una vida feliz, enérgica y sin sobrepeso.

Grasa abdominal
Como primera medida, es preciso desintoxicar el organismo, eliminar todo aquello que hace mal y te está llenando de toxinas. Los alimentos con más ingredientes negativos son los más “adictivos”, por ello es que tendrás más ganas de comer un paquete de patatas fritas que una manzana. Entonces, empieza por dejar de consumirlos. Puede que sea difícil al principio, el esfuerzo requiere de al menos tres semanas. Pero la buena noticia es que los resultados son maravillosos. La dieta puede influir bastante en cómo intoxicas o desintoxicas tu organismo.

Qué comer y qué no comer para equilibrar tus hormonas

Manténte alejado de todos aquellos alimentos con un alto índice glucémico, porque son los que alientan a los antojos y a comer desaforadamente. Es decir, elimina de tu dieta (o reduce la ingesta) los hidratos de carbono y azúcares refinados (pan, arroz, pastas, bollería, todo de color blanco y muy dulce), así como también los alimentos procesados con muchos conservantes y aditivos.

En la vereda contraria se encuentran los alimentos que si puedes consumir si quieres no sólo bajar de peso sino también, sentirte mejor de salud. Los de bajo índice glucémico son los que mantienen tus hormonas equilibradas, repercutiendo positivamente en tu cuerpo y en tu piel, por ejemplo.

Los alimentos que te ofrecen una buena cantidad de fibras como son los plátanos, las uvas pasas, las alcachofas, la avena, las nueces y los frijoles te ayudarán mejorar el estado de tu sistema digestivo. No te olvides de beber dos litros de agua por día (pueden ser hasta tres en verano) para aumentar el metabolismo y darle el líquido necesario al cuerpo para eliminar las toxinas a través de la orina y la transpiración.

Alimentos para reducir cada zona del cuerpo

Es verdad que algunas partes del cuerpo son más difíciles de adelgazar que otras, todo dependerá de la persona y de sus hábitos, pero también, de las ya conocidas “hormonas”. Por ejemplo, quien tenga una gran producción de hormonas estrógenos (femeninas), contará con unas caderas y muslos más abultados. Entonces, para cada área del cuerpo, un tratamiento de equilibrio para una hormona específica:

Vientre

Si tienes el vientre abultado no sólo se debe a que estás comiendo mucho o no evacuas correctamente. También la grasa acumulada en el estómago es debido al exceso de la hormona cortisol, (conocida por ser la de hormona del estrés). Por esta razón es que los empleados que pasan muchas horas bajo presión suelen guardar grasa en esta área.

Uno de los remedios naturales para bajar la panza es la albahaca morada, una hierba originaria de la India que reduce los niveles de cortisol. Otras alternativas son la espinaca, los cítricos, la cebada, los frijoles y las nueces.

Espalda

Si estás acumulando mucha grasa en la espalda y en la parte superior del tronco (algo que no es tan frecuente pero puede ocurrir), se debe a que tus niveles de insulina están elevados. Los alimentos que reducen esta cantidad son los que poseen ácido linoleico como es el yogur, la carne (magra), los granos enteros y los vegetales de color verde.

Glúteos

gluteos

Una de las pesadillas de las mujeres, aunque es cierto que también les gusta tener un trasero bonito, pero sin exagerar. Si estás acumulando más grasa en esta zona, como ya se dijo antes, es debido a una gran producción de estrógenos. Para contrarrestar estos efectos, consume vegetales que pertenezcan al grupo de las crucíferas como es el caso de la coliflor o el brócoli, ricos en fitoquímicos que neutralizan la hormona que está haciendo estragos en tus glúteos. Otras opciones son las semillas de lino, de chía y de sésamo, las uvas rojas y las granadas.