Síntomas de un posible cáncer en las mujeres - Mejor con Salud

Síntomas de un posible cáncer en las mujeres

Debemos prestar atención a cualquier cambio que se produzca en nuestro cuerpo. El diagnóstico precoz es muy importante para poder comenzar un tratamiento y vencer la enfermedad.
Síntomas de un posible cáncer en las mujeres

Como tantas veces lo hemos recomendado y muchos lo hemos escuchado en todos los centros de salud o en las campañas que se realizan en todo el mundo, la prevención es la mejor manera de contrarrestar esta enfermedad, ya que mediante algunos exámenes muy sencillos e indoloros podemos detectarla a tiempo y de esta manera impedir que se extienda afectando otros órganos de nuestro cuerpo.

En el caso de llegar a tener uno de estos síntomas, te recomiendo que no te asustes, ya que eso no quiere decir que tengas la enfermedad, simplemente ésta es una guía de señales de alerta para que estés atenta y acudas de inmediato a visitar tu médico de confianza, y él te ordenará algunos exámenes de rutina que podrán descartar las dudas. En el caso que los resultados no sean satisfactorios y resulten positivos, tampoco debes desesperarte. En ese caso tienes que sentirte afortunada, puesto que la enfermedad fue detectada a tiempo y así podrás realizar un tratamiento que muy seguramente sera efectivo y la enfermedad será derrotada.

Pérdida de peso repentina, sin motivo aparente

Tener una pérdida de peso importante, sin motivos aparentes, sin que hayas hecho dietas o ejercicios para adelgazar, es un motivo de preocupación para visitar de inmediato a tu medico, pues esto podría ser una señal de un posible cáncer de páncreas, estómago, esófago o pulmón.

Úlceras bucales que no sanan

Si sufres de frecuentes úlceras bucales en los labios y las encías que además permanecen por más de tres semanas debes acudir a consultar a tu médico, puesto que si bien es cierto que estas lesiones son muy comunes también hay que tener en cuenta que estas desaparecen en dos o tres días. Cuando las lesiones tardan en sanar es señal de que existe una seria irritación en las mucosas bucales y sin duda deben ser tratadas.

Frecuentes episodios de fiebre

Fiebre

La gran mayoría de las personas que padecen de algún tipo de cáncer sufren fiebres con frecuencia, especialmente si esta enfermedad afecta el sistema inmunológico. Hay que tener en cuenta que todos tenemos un episodio de fiebre en algún momento de la vida, sólo que el gran problema radica en que sean muy frecuentes.

Molestias abdominales demasiado fuertes

Las molestias abdominales pueden ser dolor, hinchazón, sensación de llenura, cambios en los hábitos intestinales como diarreas y estreñimiento frecuentes y sin motivos aparentes, sangrado rectal, rastros de sangre de color oscuro en la materia fecal. Debes consultar ante cualquiera de estos signos porque puede tratarse de un cáncer de los intestinos.

Tos permanente

Tos

Si se tiene tos permanente y que dure más de dos semanas, independiente de que sea una tos seca o con expectoración, o si se presentan algunas manchas de sangre en las flemas o si la voz se pone ronca con frecuencia, estos pueden ser algunos síntomas de cáncer en los pulmones. Así que si estas padeciendo alguno de estos síntomas debes acudir de inmediato al especialista.

Cambios en la piel

Si notas algunos cambios de color en la piel, algunas manchas que antes no estaban, si aparecen nuevos lunares o cambios en los que tenias, picazón, formación de costras o sangrado, todo cambio que descubras en tu piel tiene que ser consultado con el dermatólogo lo más pronto posible, ya que el cáncer de piel puede comenzar de esa manera.

Leucoplasia

La leucoplasia es una aparición de manchas blancas en la boca o en la lengua las cuales pueden ser causadas por irritaciones frecuentes, las cuales han sido ocasionadas por infecciones o por el consumo de cigarrillo o alcohol, estas lesiones deben ser tratadas lo antes posible, de lo contrario pueden desencadenar en un cáncer oral.

Sangrados repentinos e inusuales

Un sangrado en la orina puede ser un cáncer de vejiga o de riñón, el sangrado en las heces puede ser cáncer de colon o de intestinos, el sangrado en las flemas puede ser señal de cáncer en los pulmones, el sangrado vaginal anormal seguramente es señal de cáncer en el útero o en el cuello de este.

Un sangrado sin explicación puede ser señal de un cáncer avanzado, pero también puede estar apenas comenzando, la recomendación más importante y que debes tener muy presente es acudir al médico a la mas mínima sospecha de algún problema serio.

Engrosamiento o nudo en un seno

Quistes en los senos

Estas lesiones pueden aparecer por diferentes razones, por este motivo es muy importante consultar al especialista cuando descubrimos algo anormal en esta zona del cuerpo, ya que si se trata de un cáncer, este es curable si es tratado a tiempo. El examen para determinar si nos esta comenzando un cáncer de mama es mediante la mamografía, este es un examen muy sencillo que no produce dolor y se realiza en escasos cinco minutos, así que no hay excusa para no hacerse este examen cada año sin falta.

¿Cómo podemos prevenir el cáncer?

Lo más importante que debes tener en cuenta para luchar contra el cáncer es seguir una correcta alimentación, en la cual deben estar presentes siempre abundantes frutas y verduras, además se deben consumir muchos productos que contengan abundante cantidad de fibra, esta favorece la buena digestión y previene el cáncer de colon. Debemos consumir por lo menos ocho vasos de agua al día, de este modo estaremos ayudando a que nuestros riñones funcionen correctamente y así evitar complicaciones que pueden ser tan graves como un cáncer de vejiga o riñón. Si salimos a caminar así no este haciendo sol debemos aplicarnos una buena cantidad de bloqueador, de esta manera evitaremos el cáncer de piel.

Otra manera de prevenir el cáncer en cualquier parte del cuerpo es prestar atención a las señales anteriormente descritas, porque al acudir al médico nos practicará los exámenes y estudios respectivos para determinar que clase de lesión tenemos y comenzará a practicarnos un tratamiento que muy seguramente dará los mejores resultados.