Tarta caliente de plátanos con crumble, miel y nueces

Un c

Un buen crumble le da cualquier tarta un toque delicioso, crocante, y claro, irresistible.

Seguro ya conoces la tarta de manzanas con crocante crumble. Ahora, puedes probar una nueva variable de este postre hecho a partir de  plátanos que seguramente deleitará a los afortunados que puedan probarlo. Así que ya sabes: si tienes una reunión en casa y quieres sorprender a todos haciendo una nueva versión de un postre que ya es un clásico, prueba esta receta. Es fácil, y seguramente tienes todo lo que necesitas para hacerla.

Ingredientes:

1) Para el relleno

-6 plátanos

-1 taza de nueces y almendras picadas

-Miel: cantidad necesaria

2) Para el crumble:

-200gm de harina de trigo

-150g de manteca derretida

-150g de azúcar

3) Para la masa

-200 gm de manteca

-50 cm cúbicos de agua

-100 gms de azúcar

-400 gms de harina

-una pizca de sal

4) Para lucirte como una estrella:

-1 bola de helado de crema


Manos a la obra:

1) Primero haremos la masa.Esto se hace procesando todos los ingredientes juntos mientras de a poco le vas añadiendo el agua. Una vez que todos los ingredientes están amalgamados, dejas reposar esta masa en  el refrigerador al menos media hora. Luego de este tiempo, la sacamos del frío y la estiramos sobre el molde donde vamos a hacer nuestra increíble tarta. Una vez que está estirada en el molde perfectamente, la llevamos al menos unos minutos al horno para pre-cocinarla. De esta manera, cuando le pongamos los plátanos, la masa se mantendrá firme y crocante.

2) Para el relleno: cortar los plátanos en pequeños cubitos mucho más chicos que un dado. Depende el tamaño de la tarta que quieras hacer, puede ser que necesites más o menos plátanos. En fin: una vez que hiciste este proceso, debes añadirle a la mezcla la taza con nueces y almendras picadas, y miel a gusto. Mezcla, mezcla, mezcla y mezcla para que todo se junte. Luego, esparcimos esta belleza sobre la masa que habíamos hecho antes.

3) El crumble la dará a tu tarta un toque especial de crocante que es delicioso, y súper fácil de hacer. Sólo debes mezclar todos los ingredientes con tus propias manos hasta que queden bien integrados y dejar repostar un momento en la heladera.

4) El armado final: Lleva al horno la tarta (sin el crumble). Cuando veas que ya empezó a cocinarse, es decir, los plátanos se pusieron blandos, le añades el crumble por arriba y vuelves a meter la tarta en el horno.  La magia de esta tarta está en la intuición: cuando vos veas que el crumble ya está cocinado, y si la pinchas con un tenedor sientes que los plátanos están tiernos, es hora de sacarla del horno.

5) Hora del show: lo ideal es servir esta tarta caliente. Al lado de cada porción, le pones una bola de helado de crema. Espolvoreas con azúcar impalpable por encima de la tarta, y al helado, le puedes verter algunos chorritos de miel y decorar con nueces y almendras picadas.

El éxito estará asegurado.

Fotos de: cv47al