Té verde: ¿por qué debo tomarlo? - Mejor Con Salud

Té verde: ¿por qué debo tomarlo?

Para poder aprovechar todos sus beneficios y evitar que se oxide dejaremos que se haga la infusión durante un mínimo de dos minutos y un máximo de cinco
Té verde: ¿por qué debo tomarlo?

El té verde es uno de los té de los cuales podemos encontrar muchos beneficios para nuestra salud. La composición del té verde lo hace ideal para todas las personas y no tiene ningún efecto secundario siempre que no se tomen más de cinco tazas al día. Conocer los beneficios de este té nos permitirá usarlo para lo que necesitemos y así estar seguros que cuidamos al máximo nuestra salud.

Composición del té verde

El té verde no debe confundirse con el té negro o el té oolong, pues cada uno de ellos está hecho de manera distinta y sus cualidades también son distintas. El té verde no está fermentado, mientras que el té oolong lo está parcialmente y el negro lo está completamente- El té verde está compuesto por una gran cantidad de antioxidantes y de un4% de cafeína, lo que explica los grandes beneficios que nos aporta a la salud.

Beneficios del té verde

El té verde se usa para muchos problemas de salud, ya sea como infusión o bien sólo aplicando unas bolsitas en la parte afectada del cuerpo así como en caramelos. En función de cada una de nuestras necesidades, deberemos tomar este té de una manera u otra.

El té verde ha demostrado ser eficaz para tratar las verrugas genitales y para agilizar la mente. El compuesto de cafeína hace que los neurotransmisores de nuestro cuerpo trabajen mucho mejor, mejorando así  nuestro rendimiento. Sin embargo, las personas que tienen problemas con la cafeína, deberán ir con cuidado con la dosis que se toma de este té.

Además, los antioxidantes que este té lleva en su composición, lo hacen ideal para prevenir los mareos que muchas personas sufren cuando se ponen de pie después de estar sentados o tumbados por un buen rato; para prevenir varios tipos de cáncer, como pueden ser el cáncer de vejiga, de ovarios, de esófago,  etc; para reducir el riesgo que tenemos de que suframos de Parkinson; para combatir los síntomas de la presión arterial baja; y para reducir los síntomas del virus del papiloma humano.

Además, el té verde ha demostrado ser útil también para tratar otras afecciones, aunque los científicos aún no tienen suficiente evidencia para determinar si funciona o no. Estas evidencias han demostrado ser positivas en algunas personas, mientras que en otras no, lo que os sugiere que el té verde se puede usar para ayudar en estas afecciones, pero sin una completa seguridad de su funcionamiento. Entre las afecciones que también podemos tratar con el té verde encontramos la pérdida de peso, tratar la presión arterial alta, combatir los  síntomas de la fatiga crónica, prevenir el derrame cerebral, ayudar en la osteoporosis,  mejorar los síntomas de la diabetes del tipo 2,  prevenir el cáncer de mama, tratar y prevenir las enfermedades de las encías y tratar las caries, entre otras muchas afecciones.

El té verde es uno de los mejores complementos que podemos añadir a nuestra dieta, pues nos permitirá prevenir y aliviar los síntomas de varias enfermedades y afecciones que tengamos.