Tratamientos naturales para la menopausia - Mejor con Salud

Tratamientos naturales para la menopausia

Una dieta equilibrada es fundamental para controlar los síntomas de la menopausia. Evita las grasas saturadas, así como la cafeína y los refrescos, que pueden dificultar la asimilación del calcio
Tratamientos naturales para la menopausia

La menopausia se produce de forma natural al final de la vida reproductiva de todas las mujeres. ¿Por qué no tratarla de una manera natural? Aquí tienes algunos tratamientos naturales para la menopausia.

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) fue durante mucho tiempo el tratamiento estándar para la menopausia, sin embargo, ya que ahora sabemos que la HRT tradicional, que posee estrógeno sintético y progestágenos, aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama y las enfermedades del corazón, muchas mujeres y profesionales de la salud han dejado dicho tratamiento.

Relacionado con esto, cada vez son más las mujeres que están recurriendo a tratamientos alternativos naturales para el tratamiento de los síntomas que experimentan durante la menopausia, incluyendo los sofocos, sudores nocturnos y cambios de humor.

Prueba los siguientes consejos para aliviar los síntomas de la menopausia:

La dieta

Lo ideal es aumentar la ingesta de alimentos que contienen fitoestrógenos, como la soja. Otros alimentos que debes incluir en tu dieta incluyen granos, avena, trigo, arroz, tofu, almendras, castañas, así como frutas y verduras frescas.

Otros alimentos que debes incluir en tu dieta incluyen granos, avena, trigo, arroz, tofu, almendras, castañas, así como frutas y verduras frescas.

Tu dieta es una importante herramienta que puedes utilizar para ayudar a controlar los síntomas de la menopausia. Los alimentos a evitar incluyen altas cantidades de cafeína en los alimentos y las bebidas carbonatadas que contienen fósforo y pueden aumentar la pérdida de hueso. Además, limita su consumo de carnes como la carne de res, cerdo y pollo, porque estas carnes contienen una alta cantidad de grasas saturadas y disminuyen la capacidad del cuerpo para metabolizar el estrógeno.

El consumo de azúcar en exceso también limita la capacidad del hígado para metabolizar el estrógeno y afecta el sistema inmunológico.

Lactobacillus acidophilus y bifidus

Lactobacillus acidophilus y bifidus (las “buenas” bacterias en nuestros intestinos) son importantes para las mujeres durante la menopausia para ayudar con el metabolismo y el uso de estrógenos. Algunos creen que estas bacterias “buenas” ayudan a reducir la incidencia de infecciones por hongos. Estas bacterias se pueden encontrar en diversas fórmulas nutricionales en el mercado.

Vitaminas y minerales

Ciertas vitaminas y minerales pueden ofrecer beneficios particulares para las mujeres menopáusicas. Estos incluyen la vitamina E, para ayudar a reducir los sofocos y los sudores nocturnos; calcio; magnesio, esencial para ayudar con la absorción de calcio; la vitamina C, que ayuda a la absorción de la vitamina E y disminuye la fragilidad capilar.

Trébol rojo

Hay evidencia que sugiere que las isoflavonas del trébol rojo disminuyen la incidencia de los sofocos, uno de los síntomas más comunes que experimentan las mujeres de la premenopausia y la menopausia.

Hay evidencia que sugiere que las isoflavonas del trébol rojo disminuyen la incidencia de los sofocos, uno de los síntomas más comunes que experimentan las mujeres de la premenopausia y la menopausia.

Según una investigación publicada por el Journal of the Menopause Society británica, el trébol rojo que se ha utilizado en los estudios controlados, ha demostrado que tiene un efecto positivo significativo en la mejora de la tasa de pérdida ósea, mejora de la salud cardiovascular y puede ofrecer un efecto protector contra el cáncer de mama y el de endometrio.

En un estudio, después de 8 semanas de consumir el trébol rojo diario, los participantes experimentaron una disminución del 58 % en el número de sofocos que experimentaron, además de una reducción significativa en la severidad de los sudores nocturnos.

Cohosh negro

Onagra

Otras hierbas que se recomiendan como potencialmente beneficiosas son Dong Quai, Aceite de Onagra, ginseng y Vitex Agnus Castus.

También se recomienda el Cohosh Negro, que es un fitoestrógeno que ayuda a muchas mujeres a manejar síntomas de la menopausia. Hay una serie de productos de cohosh negro en el mercado para la menopausia. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las mujeres con menopausia quirúrgica pueden no encontrar fitoestrógenos tan útiles como los que experimentan la menopausia natural. 

Estrógenos naturales

Compuestos de estrógenos naturales están disponibles con receta médica en las farmacias de capitalización. Estos tipos de estrógeno son químicamente iguales al estrógeno producido naturalmente en el cuerpo. Hay 3 tipos de estrógenos comúnmente utilizados en la terapia de reemplazo hormonal bioidéntica. Estos son: estrona (E1), estradiol (E2) y estriol (E3). Estrona y estradiol causan la mayor parte de los riesgos asociados con el uso de estrógenos. Los compuestos de estrógenos naturales o bioidénticaos se preparan en cualquier combinación o número de estos tres tipos de estrógenos.

Progesterona natural

La progesterona natural es un componente importante en el manejo de los síntomas de menopausia de muchas mujeres. Está disponible en una buena cantidad de productos del mercado. La ventaja de utilizar un producto de crema en comparación con una forma oral es que se necesita una dosis mucho más baja debido a que no tiene que ser metabolizado por el hígado. Las progestinas tales como Provera no son progesterona natural, sino una versión sintética que no es químicamente equivalente a la progesterona producida por el cuerpo. La progesterona natural hace que prácticamente no tenga efectos secundarios, las progestinas, por su parte, pueden causar efectos secundarios como sangrado irregular y retención de líquidos.

Ejercicio

Por supuesto, no te olvides de hacer mucho ejercicio regular. El ejercicio es probablemente la cosa más importante que una mujer puede hacer para mejorar su salud general y el bienestar de toda su vida. El ejercicio regular (por lo menos 3 o 4 días a la semana) ayuda a prevenir y reducir la pérdida de hueso y desempeña un papel clave en la reducción de riesgo de padecer muchos tipos de cáncer, así como enfermedades del corazón.

Por último, es importante comentar que, a pesar de que estas sugerencias funcionan para muchas mujeres, recuerda que cada mujer es diferente y puede tomar algún tiempo para que tú encuentres qué tratamientos o combinaciones de tratamientos, funcionan mejor para tu cuerpo. Siempre informa a tu proveedor de atención médica de los tratamientos alternativos naturales que estás usando, lo que incluye todas las vitaminas, hierbas, cremas, etc. que estés usando y consumiendo.