Los 10 alimentos más adictivos para nuestro organismo

Raquel Aldana · 17 julio, 2015
A la hora de clasificar alimentos, aquellos con mayor índice glucémico y grasas pueden generar tanta adicción como las drogas. Es el caso de las hamburguesas, los refrescos o el queso

La manera en la que nuestro organismo reacciona ante ciertos alimentos es la razón por la que no podemos dejar de comerlos. Así, todos conocemos el poder adictivo del café, del chocolate, de los snacks o de los pasteles.

Hay veces que sentimos que no podemos parar de comer o que podríamos estar alimentándonos toda la vida de esos “manjares” que nos parecen un placer de los dioses.

Según diversos estudios, esto sucede porque el consumo excesivo de alimentos que contienen gran cantidad de grasas saturadas y azúcares actúan en el cerebro de la misma manera que lo hacen las drogas, pues estas sustancias segregan dopamina en nuestro órgano rey.

Esta hormona, conocida como la de la felicidad, se libera cuando nuestro organismo está en contacto con alimentos que contienen sales, azúcares o grasas en exceso.

Esto no ocurre en tal cantidad cuando comemos productos naturales y saludables, lo que explica que nos resulte tan complicado “estar a dieta”.

hamburguesa

Los 10 alimentos de la discordia

Investigadores americanos de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), llevaron a cabo un experimento con 504 personas a las que se les pidió que clasificaran 35 alimentos por su capacidad adictiva.

Los resultados revelaron que los productos con mayor índice glucémico y grasas se asociaban con comportamientos similares a la adicción de los drogadictos.

Veamos cuáles son:

1. Pizza

Este alimento contiene una gran cantidad de grasas saturadas e hidratos de carbono, los cuales son los principales generadores de la dependencia hacia este tipo de alimentos.

Al favorecer la liberación de la dopamina, hace que la persona sienta un gran placer, lo que ocasiona a su vez que se necesite con mayor frecuencia ese alimento para tener esa sensación.

2. Café

Es de sobra conocido el efecto adictivo que tiene la cafeína sobre nuestro cerebro. No obstante, siempre y cuando no sea en exceso, sus efectos son incluso beneficiosos para nuestra salud.

Ver también: ¿Sabías que a tu cerebro le encanta el café? ¡Lo ayuda a mantenerse joven!

3. Chocolate

Dado que los chocolates comerciales contienen gran cantidad de azúcar y de manteca, su potencial adictivo es inmenso. El cacao en sí es muy bueno para nuestro organismo, lo que ocurre es que a este se le añaden elementos refinados en exceso.

Este es uno de los alimentos que podemos seguir comiendo incluso cuando estamos satisfechos.

chocolate-002

4. Patatas fritas

Tienen tanta grasa y tal cantidad de carbohidratos que resultan superadictivas. Podemos llegar a comerlas sin control, parando solo cuando le vemos el final a la bolsa.

5. Las galletas de chocolate

Entre las harinas, el azúcar y las grasas, nuestro cerebro reacciona a ellas de manera desproporcionada. Debido a que fijamos nuestra atención en ellas, nuestro organismo responde activando todos circuitos de recompensa que posee.

6. El helado

Es otro de los alimentos que más nos enganchan física y psicológicamente.

7. Las hamburguesas

Hay estudios que revelan que el hecho de comerlas genera tanta adicción como la cocaína.

8. Los refrescos

Debido a su alta concentración de azúcares, su capacidad adictiva es enorme.

9. Los pasteles

Son la concentración de azúcar y grasas lo que lo coloca en esta lista, además de la capacidad que tiene de ser absorbido por el cuerpo en la sangre de manera más rápida.

10. Queso

Los investigadores norteamericanos señalaron que este alimento contiene un alto índice glucémico y de grasa, lo cual se asocia con un comportamiento similar al de un adicto a la droga.

Los alimentos saludables que no “enganchan” a nuestro cerebro

Por el contrario, los alimentos más saludables no enganchan a nuestro cerebro, pues su concentración de grasas de azúcares no son extremas. Estos alimentos no son fruto del procesado comercial al que se ven sometidos los comentados anteriormente.

Aunque todos nos podemos hacer una idea y hay una lista interminable de estos alimentos, algunos de ellos son: fresas, maíz, salmón, banana, brócoli, arroz integral, manzana, frijoles, zanahorias o pepino.

ansiedad-e1369496704843

Trucos para vencer la ansiedad por comer

1. Bebe agua o toma infusiones cuando sientas la necesidad compulsiva de comer. Esto te ayudará a sentir saciedad y a eliminar toxinas.

2. Evita los alimentos estimulantes o excitantes como el café, el té, el azúcar en exceso o el chocolate. Basta con dejar de comerlos durante unos días para superar la ansiedad por el dulce.

Obviamente, siempre nos atraerán, pero la adicción fisiológica disminuirá.

3. Toma alimentos ricos en fibra. Te ayudará con la saciedad y, por lo tanto, con el autocontrol que necesitas. En general, los alimentos cocinados nos resultan más satisfactorios, por ello es importante que combinemos legumbres y cocidos con productos frescos y crudos.

Te recomendamos leer: ¿Por qué la fibra previene las enfermedades cardiovasculares?

4. Regula el aporte de triptófano en tu dieta. Este se encuentra en las carnes, los pescados, los huevos, los lácteos, el plátano, la piña… El triptófano es un aminoácido que ayuda a sintetizar la serotonina, un neurotransmisor que participa en el control de nuestra ingesta.

5. Consume hidratos de carbono complejos. Pan, pasta, arroz, cereales, galletas, patatas, lentejas, etcétera. Estos colaboran en el aumento de la cantidad de serotonina y, por tanto, nos ayudan a controlarnos y a sentirnos mejor.

Además, prioriza los productos integrales, cuyo índice glucémico es menor.

6. Toma alimentos con Omega 3 como los pescados azules y los frutos secos. Además, también hay alimentos como los copos de avena, la levadura de cerveza o el germen de trigo, que nos ayudarán a controlar la ansiedad gracias a su aporte en vitamina B.

7. Tómate tu tiempo para comer, no te saltes tus cinco comidas diarias y evita los atracones. El tiempo adecuado para comer es de, al menos, 20 o 25 minutos.

8. Por último, elimina los alimentos más adictivos de tu dieta. Esto te ayudará a no necesitarlos tanto y no depender de ellos para sentirte bien. Puedes consumirlos, pero muy de vez en cuando y siempre en su justa medida.