¿10 alimentos con propiedades anticancerígenas?

2 julio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
No existe ningún alimento que pueda tratar, curar o prevenir el cáncer. Por lo tanto, lo más recomendable es mantener una dieta equilibrada y, en general, un estilo de vida saludable.

Aunque el cáncer sigue siendo una enfermedad incurable, se continúan realizando múltiples investigaciones para hallar una posible cura o al menos formas de mejorar los tratamientos existentes y así, ayudar a los pacientes.

Diversas investigaciones han profundizado en las propiedades y compuestos de ciertos alimentos y bebidas, intentando hallar alguna solución. No obstante, de momento, lo que ha quedado claro es que el consumo de un determinado tipo de alimento o bebida no previene ni cura el cáncer.

Repasemos cuáles son los alimentos y bebidas que se han investigado en mayor medida, pero antes, veamos qué dicen los expertos.

Cáncer y alimentación: una relación compleja

De acuerdo con los expertos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), sería recomendable llevar «una dieta rica en frutas y verduras y pobre en grasas, así como, evitar la obesidad y realizar ejercicio físico pueden proteger frente a determinados cánceres».

Asimismo, los expertos indican que, como no existe un alimento capaz de cubrir todas y cada una de las necesidades del organismo para que funcione correctamente, es fundamental mantener la variedad en la dieta y no apoyarse solamente en el consumo de un determinado alimento.

Por otra parte, recuerdan que es conveniente limitar el consumo de todos aquellos comestibles que no aportan nada a la salud: comida chatarra, ultraprocesados, golosinas y snacks industriales.

¿Cuáles son los alimentos y bebidas con propiedades anticancerígenas?

Veamos ahora cuáles son los distintos alimentos y bebidas que se consideraba que tenían propiedades anticancerígenas y que podrían ser beneficiosos para la salud en líneas generales.

1. ¿Vino tinto?

Aunque el vino tinto pueda tener cierta cantidad de antioxidantes, su consumo diario no le brinda al organismo protección contra el cáncer. Tampoco ayuda a tratarlo.

En el ámbito popular se había considerado que quizás podría tener tales efectos por su contenido de antioxidantes y resveratrol, sin embargo, los estudios realizados en ratones han demostrado que el consumo de vino tinto NO previene el cáncer. 

2. ¿Granada?

Al igual que otras frutas ricas en antioxidantes, se llegó a considerar que la granada podría tener potencial anticancerígeno.

Se consideraba que los antioxidantes podrían «frenar» la acción de los radicales libres, impedir el envejecimiento prematuro y la multiplicación de células cancerígenas, sin embargo, se ha demostrado que esto no ocurre así. Por ende, el consumo de granada no ayuda a prevenir o curar el cáncer, tan solo puede complementar una dieta equilibrada.

3. ¿Té verde?

Se ha demostrado que el té verde, aunque contenga antioxidantes y sulforafano, no es una bebida capaz de prevenir o curar el cáncer. Por lo tanto, no es necesario consumirla a diario obligatoriamente.

4. ¿Brócoli?

¿Cuál es la manera correcta de comer brócoli?

A pesar de que el consumo de vegetales dentro de una dieta equilibrada pueda aportar beneficios a la salud, el consumo de brócoli no previene la aparición de tumores en el tramo final del aparato digestivo. Se pensaba que sí, por su contenido de sulforafano, un fitoquímico con potencial anticancerígeno en ciertas condiciones.

5. ¿Café?

En el ámbito popular se llegó a considerar que el consumo de café podría tener un efecto positivo en la prevención de distintos tipos de cáncer. Según una revisión publicada en el año 2018, se tiene lo siguiente:

  • El consumo de café no está asociado al desarrollo de cánceres en general, sino de ciertos tipos.
  • Según varios estudios, el consumo de una taza de café a diario está asociado con una reducción del riesgo de padecer cáncer de hígado. También se ha podido observar cierta reducción del riesgo de padecer cáncer oral y cáncer de próstata.
  • A pesar de que parezca que hay un efecto favorable en el consumo café en algunos estudios de control de cáncer colorrectal, no hay estudios de cohorte que indiquen una relación consistente entre ambas variables.
  • Por otra parte, en varias investigaciones realizadas, los datos obtenidos son insuficientes y están mezclados, por lo que es necesario profundizando al respecto. 

6. ¿Ajo?

Por su contenido en alicina y otros compuestos, se ha llegado a considerar al ajo como un posible aliado en la lucha contra el cáncer y otras enfermedades. Sin embargo, la evidencia hallada en las diversas investigaciones ha permitido aclarar que, en definitiva, el consumo de ajo (de cualquier forma y frecuencia) no tiene ningún efecto protector contra el cáncer.

7. ¿Nueces?

Ácido linoleico en frutos secos
La presencia de ácido linoleico en los frutos secos es abundante, y representan su mejor fuente

Por su contenido de fitoesteroles, se llegó a considerar las nueces como un posible alimento con potencial anticancerígeno. Sin embargo, los investigadores han llegado a la conclusión de que es necesario seguir profundizando al respecto, ya que la evidencia hallada hasta la fecha es inconcluyente.

8. ¿Cítricos?

Los alimentos cítricos (como el limón y la naranja) a pesar de ser ricos en vitamina C y otros nutrientes, no tienen «propiedades anticancerígenas» y su consumo no va a proteger el organismo de la enfermedad. Se ha llegado a afirmar lo contrario, dada la creencia popular de que la vitamina C «refuerza» el sistema inmunitario.

Expertos en Nutrición y Dieta como Julio Basulto, afirman que no existe (ni existirá) ningún alimento o bebida con propiedades anticancerígenas.

9. ¿Melocotón?

Melocotones

Se consideraba que, al ser rico en polifenoles, el melocotón podría ser un alimento con potencial anticancerígeno. Sin embargo, al profundizar en el tema se comprobó que el consumo de melocotón no era determinante en la prevención o tratamiento del cáncer y que era necesario seguir investigando al respecto.

10. ¿Orégano?

Se llegó a considerar que el carvacrol que contiene el orégano podría tener propiedades anticancerígenas, sobre todo sobre las células de las mamas, el hígado y los pulmones. Sin embargo, los estudios realizados no fueron hechos en seres humanos y, por ende, no fue posible establecer conclusiones relevantes acerca de su posible relación con la salud humana.

Descubre: El uso de hierbas para el cáncer: ¿una ayuda o un peligro?

¿Existe alguna guía que pueda esclarecer dudas?

Los expertos de la AECC han elaborado una guía en la que se expone de forma clara, breve y concisa cuáles son las principales creencias erróneas, mitos y pseudoterapias sobre el cáncer. En ella, queda muy claro que los remedios naturales no son aconsejables.

  • Kris-Etherton, P. M., Hecker, K. D., Bonanome, A., Coval, S. M., Binkoski, A. E., Hilpert, K. F., … Etherton, T. D. (2002). Bioactive compounds in foods: their role in the prevention of cardiovascular disease and cancer. The American Journal of Medicine.
  • Jurenka, J. (2008). Therapeutic applications of pomegranate (Punica granatum L.): A review. Alternative Medicine Review.
  • Cabrera, C., Artacho, R., & Giménez, R. (2006). Beneficial effects of green tea--a review. Journal of the American College of Nutrition.
  • Czapski, J. (2009). Cancer Preventing Properties of Cruciferous Vegetables. Vegetable Crops Research Bulletin. https://doi.org/10.2478/v10032-009-0001-3
  • Gaascht, F., Dicato, M., & Diederich, M. (2015). Coffee provides a natural multitarget pharmacopeia against the hallmarks of cancer. Genes and Nutrition. https://doi.org/10.1007/s12263-015-0501-3
  • Iciek, M., Kwiecień, I., & Włodek, L. (2009). Biological properties of garlic and garlic-derived organosulfur compounds. Environmental and Molecular Mutagenesis. https://doi.org/10.1002/em.20474
  • Vadivel, V., Kunyanga, C. N., & Biesalski, H. K. (2012). Health benefits of nut consumption with special reference to body weight control. Nutrition. https://doi.org/10.1016/j.nut.2012.01.004
  • Matheyambath, A. C., Padmanabhan, P., & Paliyath, G. (2015). Citrus Fruits. In Encyclopedia of Food and Health. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-384947-2.00165-3
  • Noratto, G., Porter, W., Byrne, D., & Cisneros-Zevallos, L. (2009). Identifying peach and plum polyphenols with chemopreventive potential against estrogen-independent breast cancer cells. Journal of Agricultural and Food Chemistry. https://doi.org/10.1021/jf900259m
  • Gutiérrez-Grijalva, E., Picos-Salas, M., Leyva-López, N., Criollo-Mendoza, M., Vazquez-Olivo, G., & Heredia, J. (2017). Flavonoids and Phenolic Acids from Oregano: Occurrence, Biological Activity and Health Benefits. Plants. https://doi.org/10.3390/plants7010002