10 alimentos que puedes comer en tiempos de mucho estrés

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 19 diciembre, 2018
¿Sabías que los vegetales de hoja verde podrían ayudarnos a reducir la tensión física y mental y a paliar el dolor? También podrían favorecer la concentración y mejoran las situaciones de estrés.

El estrés físico y emocional causa una reacción en el organismo que incrementa la adrenalina, entre otras sustancias. Esta hormona, a su vez, puede provocar ciertas respuestas hormonales y nerviosas para emprender la huida de la situación que lo ocasiona.

Aunque se trata de un instinto básico del ser humano, de manera constante podría provocar problemas graves de salud. Por eso hoy queremos presentarte 10 alimentos que pueden ayudarte en la lucha contra el estrés.

Además estos pueden ser un complemento ideal si estás recibiendo ayuda profesional.

Alimentos para ayudarte a combatir el estrés

El estrés es un estado emocional que suele tener origen en los momentos de depresión o angustia. También puede producirse como respuesta a varias condiciones físicas que requieren más cuidado.

Al principio se puede percibir por la actitud y la dificultad para concentrarse, entre otros síntomas. Sin embargo, más adelante, puede ocasionar fuertes dolores de cabeza, pérdida de energía e incluso problemas digestivos.

Por esto es esencial controlarlo ante las primeras señales. Puede hacerse a través de técnicas de relajación y por medio del consumo de algunos alimentos que favorecen su reducción.

Con todo, ten en cuenta que estos métodos solo te ayudarán en casos puntuales y leves. Si padeces estrés crónico, debes acudir a un especialista para recibir un tratamiento adecuado.

En esta ocasión queremos revelar un listado de 10 ingredientes que por su composición química, pueden ayudarte a aumentar los niveles de las sustancias responsables del bienestar. ¡Disfrútalos!

1. Espárragos

espárragos verdes

Los espárragos son alimentos que contienen un aporte significativo de ácido fólico. Este nutriente interviene en el desarrollo del sistema nervioso. Su deficiencia puede favorecer la aparición de condiciones como el estrés o la depresión, según un artículo publicado en la revista «Journal of Psychiatric Research».

Asimismo, son una fuente natural de fibra y del resto de vitaminas del complejo B. Todos estos nutrientes nos ayudarán a estar más fuertes y vencer el cansancio.

Los espárragos son perfectos para disfrutar en ensaladas o al horno.

Lee también: Beneficios y recetas con espárragos

2. Leche caliente para aliviar los síntomas del estrés

El consumo de leche caliente tiene un efecto calmante. Esto se debe a su contenido en triptófano, una proteína que participa en la producción de serotonina. Así puede ayudarnos a controlar la ansiedad y el estrés, según los expertos.

Además contiene fosfolípidos. Estos pueden actuar de forma positiva en el estado de ánimo, ya que participan en el desarrollo del sistema nervioso.

3. Naranjas

Esta fruta cítrica se ha valorado por su importante aporte de vitamina C. Este nutriente es antioxidante por lo que fortalece las defensas del cuerpo y combate los radicales libres.

Lo que pocos saben es que también está relacionada con los procesos de síntesis de adrenalina. Además, según algunos estudios, esta puede ayudar a disminuir los niveles de cortisol. No obstante en estos ensayos clínicos se ha combinado la vitamina C con otras sustancias. Podría ser el conjunto de todas ellas lo que tenga incidencia sobre el estrés y no el aporte de ácido ascórbico por separado. Son necesarios más estudios al respecto para generar evidencia.

El cortisol es conocido como la «hormona del estrés», por lo que su disminución puede favorecer el alivio de la tensión física y mental.

4. Avena

Avena

La avena se caracteriza por tener carbohidratos complejos. Estos son necesarios para energizar el cuerpo. Además puede ayudar a mantener estables los niveles de serotonina, gracias a su aporte de vitaminas del grupo B.

Los carbohidratos complejos favorecen también la producción de triptófano. Este es un aminoácido esencial a partir del cual se sintetiza la serotonina. Además, esta hormona se relaciona con la sensación de bienestar, la alegría y la relajación.

Aunque la mayoría de carbohidratos tienen efectos similares, en este caso son más saludables porque tardan más en digerirse.

5. Yogures para combatir el estrés

Los yogures cuentan con una gran cantidad de probióticos. Estos microorganismos poseen la capacidad de colonizar el tracto intestinal aportando beneficios a nivel de salud.

En los últimos años se ha relacionado el mantenimiento de una microflora sana con una menor incidencia de la depresión, según la literatura científica. Por este motivo consumir yogur con frecuencia puede ayudar en la prevención de este tipo de patologías.

6. Nueces

Este delicioso fruto seco tiene compuestos antiinflamatorios y tranquilizantes. Así, puede ayudarnos a disminuir la tensión causada por el estrés y la irritabilidad.

Además, gracias a sus ácidos grasos como el Omega-3, favorecen el alivio de los síntomas en el sistema nervioso y los músculos.

De esta manera, no van a curar el estrés milagrosamente, pero sí pueden ayudarnos a combatir sus síntomas.

7. Aguacate para reducir la inflamación y el estrés

Aguacate

También conocido como «palta», el aguacate es uno de los frutos más saludables que se pueden ingerir como parte de la dieta.

Este contiene ácidos grasos omega 3, proteínas y compuestos antioxidantes, como vitaminas del complejo B y E, que pueden favorecer la salud del cuerpo.

Además nos puede ayudar a estar más fuertes no solo para luchar contra los síntomas físicos del estrés, sino contra el malestar emocional. Los ácidos grasos omega 3 de este fruto presentan un elevado poder antiinflamatorio beneficioso para el organismo, según los expertos.

Eso sí, no se recomienda comer más de una pieza al día porque contiene bastantes calorías.

Quizás te interese: Mascotas: ¿Sabes por qué son tan buenas para la salud física y mental?

8. Limón

Un alimento beneficioso en la dieta contra el estrés es el limón. Contiene vitamina C, que se considera esencial para mejorar la función inmune.

Por otro lado, esta vitamina favorece la síntesis de serotonina, una de las «hormonas de la felicidad». De todos modo la relación entre la vitamina C y la mejora de los procesos relacionados con el estrés no es clara. Se necesitan más estudios que evidencien estos efectos.

9. Vegetales de hojas verdes

Una vez más, te recomendamos el consumo de verduras ricas en clorofila para mejorar la salud.

En este caso resultan bastante apropiadas porque ayudan a mitigar el dolor y crear una sensación de calma. Así, favorecen la reducción de la tensión física y mental. Esto se debe fundamentalmente a la presencia en su composición de vitaminas del grupo B.

Por otro lado, la clorofila contiene magnesio, un mineral cuya deficiencia puede favorecer la aparición de estrés. De hecho esta sustancia se utiliza habitualmente junto a la melatonina para mejorar los procesos de depresión e insomnio, según un artículo publicado en la revista «Open Access Macedonian Journal of Medical Sciences».

10. Semillas de girasol

Semillas de girasol

Estas deliciosas semillas, que se pueden incluir en ensaladas, contienen magnesio y calcio. El primero, como hemos visto, es recomendable en la lucha contra el estrés, ya que su deficiencia puede favorecer su aparición.

Por su parte, el calcio participa en la transmisión de impulsos en el sistema nervioso.

¡Para regular el estrés!

Ahora que ya conoces estos 10 alimentos, no dudes en incluirlos en tu dieta. Su consumo regular puede contribuir a mantener el estrés alejado. Eso sí, debemos cuidarnos siempre también a nivel mental. Para ello, debemos considerar practicar deporte con regularidad, adoptar y mantener otros buenos hábitos de vida. Y si lo necesitamos, podemos considerar el apoyo del psicólogo.

Una dieta equilibrada puede contribuir en gran medida con el bienestar. Sin embargo, los alimentos no son un remedio milagroso para cuestiones como el estrés, la ansiedad y afines. Por ende, lo más recomendable es integrarlos dentro de un estilo de vida saludable, para que puedan brindar beneficios. No relegar en ellos el alivio de los problemas.

Si ya es demasiado tarde como para prevenir el estrés, puedes preparar una infusión calmante. También podrías tratar de poner en práctica alguna técnica de meditación o conversar con una persona de confianza, sea un amigo, familiar o la pareja.

Con todo, en casos graves o crónicos, lo mejor es acudir siempre a un especialista si consideras que sufres de estrés crónico. El profesional sabrá cuál es el tratamiento que más te puede convenir.

  • Duval F, González F, Rabia H. Neurobiología del estrés. Revista chilena de neuro-psiquiatría 2010; 48 (4): 307-318. Available at: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?pid=S0717-92272010000500006&script=sci_arttext&tlng=pt. Accessed 12/17, 2018.
  • Espinosa Hernández JA, Cué Brugueras M. Vitaminas y minerales contra el estrés. Revista Cubana de Farmacia 2001; 35 (1): 74-78.
  • MedlinePlus. Estrés. 2018. Available at: https://medlineplus.gov/spanish/stress.html. Accessed 12/17, 2018.
  • National Geographic. ¿Por qué la leche caliente ayuda a dormir? 2018. Available at: https://www.ngenespanol.com/ciencia/por-que-la-lechecalienteayudaadormir/. Accessed 12/17, 2018.
  • Valdés F. Vitamina C. Actas dermo-sifiliográficas 2006; 97 (9): 557-568. Available at: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0001731006734664. Accessed 12/17, 2018.
  • Bender A., Hagan KE., Kingston N., The association of folate and depression: a meta analysis. J Psychiatr Res, 2017. 95: 9-18.
  • Dell'Osso L., Carmassi C., Mucci F., Marazziti D., Depression, serotonin and tryptophan. Curr Pharm Des, 2016. 22 (8): 949-54.
  • McCabe D., Lisy K., Lockwood C., Colbeck M., The impact of essential fatty acid, B vitamins, vitamin C, magnesium and zinc supplementation on stress levels in women: a systematic review. JBI Database System Rev Implement Rep, 2017. 15 (2): 402-453.
  • Winter G., Hart RA., Charlesworth RPG., Sharpley CF., Gut microbiome and depression: what we know and what we need to know. Rev Neurosci, 2018. 29 (6): 629-643.
  • Calder PC., Omega 3 fatty acids and inflammatory processes: from molecules to man. Biochem Soc Trans, 2017. 45 (5): 1105-1115.
  • Djokic G., Vojvodic P., Korcok D., Agic A., et al., The effects of magnesium- melatonin- vit B complex supplementation in treatment of insomnia. Open Access Maced J Med Sci, 2019. 7 (18): 3101-3105.