10 alimentos para el hipotiroidismo

Elena Martínez Blasco·
28 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva al
13 Diciembre, 2019
El hipotiroidismo hace que el metabolismo se ralentice, por lo que a las personas afectadas por esta condición les resulta más complicado bajar de peso. Asimismo, tienden a retener líquidos.
 

Si bien no se puede afirmar que la alimentación es capaz de “curar” el hipotiroidismo como tal, sí está comprobado que, en cualquier caso, mantener una dieta saludable, equilibrada y suficiente sí puede contribuir con la salud y el bienestar de las personas en general y no solo los pacientes con hipotiroidismo.

El hipotiroidismo es una enfermedad que se caracteriza por una disminución de la función de la glándula tiroides, ubicada en la parte delantera del cuello. Esto supone un descenso de la secreción de hormonas tiroideas y provoca síntomas muy concretos, tales como:

  • Osteoporosis.
  • Estreñimiento.
  • Voz grave y ronquera.
  • Trastornos del sueño.
  • Retención de líquidos.
  • Sequedad de piel y cabello.
  • Cansancio y agotamiento.
  • Mayor sensibilidad al frío.
  • Alteraciones menstruales.
  • Facilidad para subir de peso y mucha dificultad para perderlo. Se puede acumular grasa en la papada, en la cintura y en los muslos.
  • Disminución del metabolismo basal, que se encarga del gasto energético.
 

¿Se puede curar mediante la alimentación? No. Como comentábamos anteriormente, no es posible “curar” esta enfermedad solamente mediante la dieta. Sin embargo, esta juega un papel muy importante a la hora de mejorar la calidad de vida y proporcionar bienestar.

Alimentos beneficiosos para la salud

A continuación te comentamos cuáles son los 10 alimentos naturales más recomendables para llevar una dieta adecuada, cuando se ha recibido el diagnóstico de hipotiroidismo.

1. Aceite de coco

Dile adiós al sarro, gingivitis y mal aliento con este aceite comestible

El aceite de coco virgen extra es una grasa saturada rica en triglicéridos de cadena media. Estos nutrientes podrían aumentar el metabolismo y facilitar la pérdida de peso, que son dos de los problemas principales de quienes sufren hipotiroidismo.

 

Según la sabiduría popular, se pueden tomar cada día dos cucharadas (30 g), una por la mañana en ayunas, y otra, por la noche antes de dormir. Sin embargo, no hay que ceñirse a esta regla.

También se podría consumir coco de otras formas, no necesariamente en aceite, para aprovechar sus nutrientes y aportes.

2. Algas

Muchos casos de hipotiroidismo se deben a una falta de yodo, por lo que consumir alimentos ricos en este mineral, como las algas marinas, puede contribuir con el bienestar.

Por ejemplo, si bien la mayoría de las algas marinas son muy ricas en yodo, se suele recomendar el consumo de la variedad fucus.

Nota: es fundamental consultar con el médico antes de empezar a consumirlas para excederse en el consumo de yodo.

3. Pimienta de Cayena

Cayena para el hipotiroidismo
 

Se dice que la pimienta de Cayena es un activador natural del metabolismo que, además, aumenta la temperatura corporal. También puede ayudar a aliviar otros síntomas, como el estreñimiento y los dolores articulares.

Se debe añadir la pimienta de Cayena a la dieta de manera muy progresiva para que no provoque trastornos digestivos. En estos casos, lo mejor es consultar con el médico antes de comenzar a incluirla en la dieta con regularidad.

4. Jengibre

El jengibre es una especia refrescante y aromática que también ayuda a acelerar el metabolismo a la vez que combate la retención de líquidos, otro síntoma habitual cuando la tiroides no funciona de manera correcta.

Esta raíz es antiinflamatoria y también aumenta la temperatura del cuerpo y dado que las personas con hipotoridismo suelen ser más sensibles al frío, podría ser el condimento ideal en su cocina.

5. Avena

Avena en hojuelas.
 

La avena es un cereal muy completo que puede brindar muchos beneficios a la salud cuando se consume con moderación y cierta regularidad dentro de una dieta saludable.

Se considera que este es un buen alimento para los pacientes con problemas en la tiroides, por todos los nutrientes y fibra que les puede aportar.

Descubre: Mejorar el ánimo comiendo fibra

6. Pistacho

El pistacho es uno de los frutos secos más recomendados para complementar la dieta, porque son una fuente natural de nutrientes esenciales para el organismo. Y, según datos de la Fundación Española de la Nutrición, contienen ácidos grasos insaturados, ácidos grasos monoinsaturados, fibra, calcio, magnesio, zinc, potasio, fósforo, hierro, tiamina, vitamina E, folatos y cierta cantidad de yodo.

7. Ajo

Cabezas y dientes de ajo blanco
 

Aunque no está demostrado que el consumo de ajo brinde algún beneficio en concreto a los pacientes con problemas de la tiroides, sí es un complemento adecuado para una dieta equilibrada.

8. Hinojo

En el ámbito popular, se considera que el hinojo actúa como una especie de regulador hormonal, ya que estimula la producción de hormonas. Se puede tomar como planta o semillas, o bien en infusión.

Lee: Bebida de hinojo y limón, un remedio maravilloso

9. Ginseng

usos del ginseng como remedio natural

El ginseng es un estimulante natural que ayuda a activar el metabolismo y a bajar de peso con más facilidad. Se puede tomarlo por temporadas, haciendo descansos, en infusión o como suplemento nutricional, si el médico lo autoriza.

10. Sésamo

La tiroides es la encargada de producir “calcitonina”, una hormona que permite asimilar el calcio. Por este motivo, las personas con hipotiroidismo pueden sufrir carencias de este mineral y enfermedades derivadas, como la osteoporosis.

 

Como el sésamo es una semilla que contiene calcio, puede ayudar a obtener este nutriente de una forma natural y, en cierta forma, a prevenir su déficit.

Descubre: Calcio: propiedades, funciones y fuentes

¿Hay que tomar solamente estos alimentos?

No es necesario (ni recomendable) que bases tu dieta solamente en los alimentos que te hemos comentado. Aunque pueden brindarte varios beneficios, recuerda que lo ideal es que los consumas siempre dentro de una dieta equilibrada, en la que estén presentes otros grupos de alimentos.

En caso de tener dudas acerca de cómo llevar una dieta saludable, consulta con el médico. El profesional sabrá indicarte qué es lo más adecuado para tu caso, en función de las necesidades de tu organismo.