10 alimentos que ningún experto en comida consumiría

Aunque no lo creamos, muchos alimentos de los que consumimos a diario pueden ser peligrosos si no se han tenido en cuenta una serie de normas básicas en su manufacturación

Existen algunos alimentos que no cuentan con el debido control de seguridad y los expertos en comida nunca los comerían.

De acuerdo a estudios realizados en el Centro de Control de Enfermedades en Estados Unidos, millones de personas se enferman debido a un patógeno de origen alimentario.

Muchas son hospitalizadas y otras mueren por culpa de enfermedades contraídas a través de los alimentos que se ingieren.

Esto ocurre por la forma en que procesan los alimentos, y en la manera que los patógenos alimentarios encuentran las formas de llegar hasta nuestros platos.

Es muy difícil poder rastrear las fuentes de las enfermedades y los investigadores no logran encontrar la causa estas enfermedades.

Lista de alimentos

1. Jugos y leches sin pasteurizar

¿Por qué sufrimos osteoporosis si bebemos leche cada día?

Estos alimentos pueden estar contaminados con virus, parásitos y bacterias como Salmonella, E coli y Listeria.

Entre los años 1993 y 2006 unas 1500 personas se enfermaron en Estados Unidos por consumir leche cruda sin pasteurizar o pesos producidos con ellas.

Los alimentos crudos tienen una probabilidad 150 veces mayor de causar enfermedades que los productos lácteos pasteurizados.

Siempre que consumas jugo o leche revisa que la etiqueta diga: “Este alimento ácido pasteurizado”.

Ver también: Recetas para sustituir los lácteos

2. Tomates enlatados

Los alimentos enlatados son peligrosos por el revestimiento de resina de las latas.

Este contiene un químico tóxico (BPA) que ha sido relacionado a problemas cardíacos diabetes y obesidad.

  • Para evitar que esa sustancia peligrosa es recomendable evitar alimentos enlatados.
  • Asimismo, se recomienda consumir frutas y vegetales frescos, especialmente los ácidos como el tomate.

3. Brotes o germinados

Brotes caseros

Según varios expertos en nutrición, los germinados crudos o ligeramente crudos, como es el caso de la alfalfa o la soja, podrían estar vinculados con diferentes brotes bacterianos (principalmente Salmonella y E. coli).

Todo tipo de germinados puede propagar la infección bacteriana que se origina en sus semillas. No obstante, los especialistas indican que si los comemos cocidos no existe ese riesgo.

4. Refrescos azucarados

Están relacionados directamente con la obesidad. Muchos están elaborados a base de extracto de té o plantas con azúcar añadido.

Además , el consumo no solo favorece el aumento de peso, sino que también incrementa la posibilidad de desarrollar caries.

  •  La OMS recomienda no ingerir más de 50 gramos de azúcar al día. Una bebida azucarada suele contener 35 gramos.
  • Los expertos en comida rechazan estas bebidas por tener gran concentración de azúcar, y estar asociadas con enfermedades como riesgo cardiovascular o posibilidades de sufrir diabetes tipo 2.

5. Ostras y moluscos crudos

Ostras

Los moluscos, y en particular las ostras, son origen de muchas intoxicaciones.

Las ostras, al ser animales filtradores, recogen todo lo que está en el agua. Así, asimilan muchas bacterias y, si están en su sistema, pasarán a tu organismo.

Así pues, los expertos indican que no vale la pena correr el riesgo.

Te recomendamos leer: Las 9 bacterias peligrosas más dañinas para el ser humano

6. Manzanas tradicionales

Las manzanas son injertadas individualmente para que cada variedad mantenga su sabor distintivo. Por lo tanto, no desarrollan resistencia a las plagas y son fumigadas con frecuencia con pesticidas.

  • Esos pesticidas y tóxicos se están empezando a vincular con la enfermedad de Parkinson.
  • Lo más recomendable es comer manzanas orgánicas.
  • De lo contrario, debemos lavarlas muy bien con jabón neutro y cepillo, o pelarlas para su consumo.

7. Huevos crudos o semicrudos

Exfoliantes-caseros-con-clara-de-huevo-y-toallas-de-papel

A pesar de que muchos nutricionistas sostienen que las propiedades nutritivas de los huevos se incrementan al consumirlos crudos, los expertos en comida sostienen que es uno de los alimentos más peligrosos.

El problema con este alimento es que puede contagiarnos con el virus de la Salmonella.

8. Patatas que no sean orgánicas

Son tratadas con fungicidas durante la época del crecimiento y, además, son rociadas con herbicidas para matar las vides fibrosas antes de la cosecha.

Luego de recogerlas son nuevamente tratadas para evitar que broten.

La solución es comprar papas orgánicas, ya que el lavado no es suficientemente eficaz como para eliminar los productos químicos que han sido absorbidos.

9. Palomitas de maíz para el microondas

Las palomitas de maíz naturales contienen mas cantidad de antioxidantes que los que se pueden encontrar en las frutas.

Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de California en 2009, el revestimiento de la bolsa de palomitas contiene químicos como el ácido perfluorooctanoico (PFOA), que está vinculado a la infertilidad en los seres humanos .

  • Se han realizado pruebas y se ha demostrado que los químicos dañan el hígado y pueden provocar problemas testiculares y cáncer de páncreas.
  • El problema es que las microondas hacen que los productos químicos se vaporicen y migren a las palomitas. Estos químicos se acumulan en el cuerpo durante años.
  • Se puede evitar utilizando granos de palomitas orgánicos y cocinarlos en una sartén.

10. Soja

El problema que hay con la soya es que el 94 % de los frijoles de soja que crecen en Estados Unidos son transgénicos.

El glifosfato puede causar daño en el ADN y los cromosomas de los mamíferos y también en las células humanas.

Así pues, no es recomendable consumirla, a  menos que esté en forma fermentada.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar