10 alimentos que ningún experto en comida consumiría

Lorena González · 24 febrero, 2018
Según expertos, existen muchos alimentos que no deberíamos consumir, ya que ocultan peligros de intoxicación. Te preparamos una lista con los productos riesgosos y opciones para sustituirlos

A veces, detrás de ciertos alimentos -que pensamos que son sanos- son mucho más nocivas de lo que creemos, y una muestra de ello son estos 10 alimentos que ningún experto en comida consumiría realmente. Te contamos los motivos.

Aunque lo ideal es dejar de consumir los productos de esta lista, si no podemos conseguir que ello sea así, al menos sí podemos buscarles una alternativa que sea más saludable. Y es que lo que está claro es que estas investigaciones dejan al descubierto que mucha comida “saludable”, en realidad, oculta un peligro que ni sospechábamos que existía.

1. Ostras crudas

ostras

Según expertos que trabajan en el terreno de las intoxicaciones alimentarias, nadie debería comer mariscos crudos. El motivo se debe a la subida de la temperatura en el océano, este tipo de producto se convierte en un ambiente perfecto para la reproducción de bacterias.

Cómo comerlas

Las ostras siempre debes tomarlas hechas. Una buena opción para que no pierdan su excelente sabor es optar por ingerirlas horneadas con una salsa picante. Verás que están igual de deliciosas.

Lee también: Algunos alimentos que no se deben congelar

2. Zumo recién exprimido

Se cree justo lo contrario, pero lo cierto es que el zumo recién exprimido puede provocar contaminación por virus, bacterias y parásitos. En tal caso, el riesgo sería mayor que el beneficio.

Cómo sustituirlo:

Si te apetece tomar zumo, lo más seguro es que los tomes ya pasteurizados. Si lo que buscas es conservar las vitaminas, cómete la fruta entera.

3. Carne poco hecha

La carne poco hecha es una opción para muchas personas, pero lo cierto es que los platos que no se someten a temperaturas menores a 71°C no matan la E. coli ni la Salmonella.

Cómo sustituirlo:

Haz la carne por completo y listo.

4. Granos germinados

Granos enteros

La bacteria E. coli y la Salmonella se encuentran con mayor frecuencia de la que crees. Los que son saludables son los granos que no fueron procesados por los químicos.

Cómo sustituirlo:

Opta por granos a base de trigo, alfalfa… que hayan sido cultivados según las reglas o con semillas crudas. Es decir, como pueden ser el lino, la calabaza, el girasol que son igual de beneficiosas.

5. Leche recién ordeñada

Las condiciones en las que se produce la leche recién ordeñada no son precisamente estériles. Y es que hay un alto riesgo de la contaminación por bacterias y virus. Estos virus precisamente solo se pueden matar hirviendo la leche.

Cómo sustituirlo:

Bastará con hervir o pasteurizar la leche.

6. Col de Bruselas sin hacer

En los últimos se han registrado bastantes casos de intoxicación por comer col de Bruselas cruda.

Con qué sustituirla:

Para evitar E. coli y la Salmonella, la col tendrá que freírse bien y hornearse al menos a 160°C.

7. Pescado de río cocido

Pescados

El pescado de río aunque esté cocido no es el plato más recomendable. Y es que científicos españoles han descubierto que durante la cocción del pescado de río solo se neutraliza el 18 % de las cianotoxinas peligrosas.

Las demás sustancias nocivas del pescado pasarían al caldo y generarían una alta concentración de toxinas.

Con qué sustituirlo

Lo mejor es que optes por un pescado preparado al vapor, ya que así neutralizarás el 26 % de las cianotoxinas.

8. Embutidos

Las investigaciones han demostrado que incluso los embutidos más caros y de mayor calidad contienen nitratos que provocan cáncer. 1 kilo de embutido contiene 400 % más de sal y un 50 % más de grasa que un pedazo de carne de res cruda.

Con qué sustituirlo:

La carne seca que tú mismo puedes preparar en casa estaría igual o más buena.

Visita este artículo: Efectos en la salud al consumir embutidos de origen animal

9. Alimentos empacados de dos o más ingredientes

Los fabricantes de alimentos utilizan el butilhidroxianisol (BHA) y butilhidroxitolueno (BHT) para conservar este tipo de producto y si tomamos estas sustancias en dosis altas tendremos trastornos hormonales, además si se abusa del BHA podríamos desarrollar cáncer.

Cómo sustituirlo:

Con conservas caseras o preparando la comida a diario.

10. Frutas y verduras recién lavadas

Lavar vegetales y frutas

Las frutas y las verduras que se venden lavadas y picadas ya han pasado por varias manos, y cuantas más personas toquen tus alimentos, mayor es la probabilidad de pasarles microbios.

Cómo sustituirlo:

Compra las frutas en el mercado, lávalas bien, y prepara una ensalada de frutas en casa tú mismo.