10 alimentos que ningún experto en comida consumiría

Lorena González·
20 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
20 Agosto, 2020
Existen muchos alimentos que no deberíamos consumir, ya que suponen en sí mismos un gran riesgo de intoxicación e infecciones.
 

A veces, alimentos que creemos que son sanos y que pueden resultarnos beneficiosos pueden resultar nocivos para la salud. Bien sea por su composición o por la forma en la que hemos decidido consumirlos. Por ejemplo, hay muchos alimentos del mar que es imprescindible preparar y cocinar bien antes de llevárnoslos a la boca, ya que de lo contrario, podemos infectarnos y enfermarnos.

Informarnos bien acerca de lo que vamos a poner el plato y la forma en que se ha preparado es la mejor manera de evitar indigestiones, intoxicaciones y otros inconvenientes similares. La Seguridad Alimentaria es importante.

Para ayudarte con ello, a continuación te desentrañaremos algunos de los principales mitos y realidades de los 7 alimentos que pueden resultar nocivos a la salud.

1. Ostras crudas

Plato con ostras.

En los últimos años han aumentado los casos de personas afectadas por vibriosis. Esta enfermedad es causada por la bacteria Vibrio vulnicus que se halla en las zonas costeras donde viven las ostras.

Al actuar como filtro del agua de mar, las ostras pueden hospedar esta bacteria y posteriormente infectarnos cuando las comemos crudas. Y dado que las otras no cambian su aspecto ni su sabor así que no hay manera de saber cuáles están contaminadas y cuáles no, por ello es necesario prepararlas y cocinarlas adecuadamente.

 

En definitiva, las ostras siempre deben cocinarse. Hervidas, fritas o asadas seguirán siendo deliciosas. Una buena opción para que no pierdan su excelente sabor es hornearlas y consumirlas con una salsa picante.

2. Zumo recién exprimido

Algunos especialistas consideran que el zumo recién exprimido, a pesar de ser fresco, puede contaminarse fácilmente con virus y bacterias cuando no se mantiene una higiene adecuada (es decir, cuando no se lavan las manos ni las frutas antes de empezar a manipularlas, o bien cuando se preparan varias cosas a la vez y se produce contaminación cruzada, etc.).

3. Carne poco hecha

El consumo de carne poco hecha es común en muchos países. Sin embargo, debes saber que las carnes que no se exponen a temperaturas menores a 70 °C pueden estar contaminados con Echerichia coli, Salmonella y otras bacterias. Ten en cuenta que la aparición de la enfermedad de las vacas locas estuvo causada precisamente por no cumplir con los estatutos de tratamiento de la carne.

Una cocción adecuada de la carne y los huevos evitará que te intoxiques con estos alimentos.

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud indican lo siguiente:

“Cocinar a altas temperaturas o con la comida en contacto directo con una llama o una superficie caliente, como la barbacoa o el sartén, produce más de ciertos tipos de químicos cancerígenos (como los hidrocarburos aromáticos policíclicos y las aminas aromáticas heterocíclicas)”.

Descubre: La encefalopatía espongiforme bovina o síndrome de las vacas locas

 

4. Granos germinados

germinados de lentejas.

Según expertos, la E. coli y la Salmonella son causantes de la mayoría de las infecciones asociadas a granos germinados en Estados Unidos. Comer los granos infectados puede causarte infecciones intestinales y del aparato urinario.

Por ende, opta por cocinar los granos adecuadamente para disfrutarlos y, por supuesto, evitar infecciones.

5. Leche recién ordeñada

Los productos sin pasterizar ─como la leche recién ordeñada─ pueden resultar nocivos para la salud. Existe un alto riesgo de que queden contaminados con bacterias como la Listeria monocytogenes. La listeriosis, producida por esta bacteria, puede ocasionar meningitis, neumonía y abortos. Por ende, evita beber leche recién ordeñada y mejor adquiere la pasteurizada que ya venden en el supermercado.

6. Embutidos

Las investigaciones han demostrado que los embutidos de mayor calidad contienen nitratos que provocan cáncer. Además, 1 kilogramo de embutido contiene ─aproximadamente─ 40 % más de sal y 50 % más de grasa que un kilogramo de carne de res cruda. Por ende, es importante evitar consumirlos con regularidad y en grandes cantidades.

 

Se recomienda su sustitución por carnes secas y terrinas preparadas de forma casera.

7. Frutas y verduras que se venden picadas

Las frutas
Además de las frutas tropicales, que son ricas en varias vitaminas, existen otras opciones muy saludables.

En algunos países, las frutas y las verduras que se venden lavadas y picadas se encuentran a expensas de la mala manipulación y el ambiente. No debemos olvidar que las bacterias, virus y hongos son microscópicos y que no todo el mundo tiene el mismo hábito de higiene.

Compra frutas y vegetales intactos en el mercado y lávalas bien al llegar a casa. Podrás prepararte una buena ensalada sin riesgo de enfermarte por ello.

Como puedes ver, existen varios alimentos que, aunque en principio puedan parecer inocuos, dependiendo de factores como su cocción, preparación y manipulación, puede que no sean la mejor opción para alimentarnos.

 
  • Nauka, Ż. (2008). WPŁYW WARUNKÓW PRZECHOWYWANIA NA JAKOŚĆ WYBRANYCH, DOSTĘPNYCH W OBROCIE HANDLOWYM, MAŁO PRZETWORZONYCH PRODUKTÓW WARZYWNYCH. Technologia. Jakość.
  • Kowalczyk, D., Stryjecka, M., & Baraniak, B. (2007). CHARAKTERYSTYKA WŁAŚCIWOŚCI FUNKCJONALNYCH NIEMODYFIKOWANYCH I ACYLOWANYCH KONCENTRATÓW BIAŁEK SOCZEWICY I ICH TRYPSYNOWYCH HYDROLIZATÓW. Technologia. Jakość.