10 antisépticos naturales para tratar las heridas superficiales

Aunque la miel suele ser de los antisépticos más conocidos, también hay diferentes hierbas aromáticas y otros ingredientes de origen natural que pueden sernos de gran ayuda para tratar cortes y lesiones leves

Los antisépticos son sustancias antimicrobianas que se aplican sobre la piel para reducir el riesgo de infección, sepsis o putrefacción.

A diferencia de los antibióticos y desinfectantes, estos no siempre tienen la capacidad de destruir los microorganismos, sino que tan solo inhiben su crecimiento.

No obstante, algunos cuentan con potentes propiedades germicidas que, además de alterar el ambiente que requieren las bacterias para proliferarse, destruyen los microbios.

Además, son útiles para proteger la piel lesionada ante otros agentes externos que podrían dificultar su proceso de regeneración y cicatrización.

Si bien con regularidad se utilizan los de origen industrial, también hay alternativas naturales eficaces, económicas y seguras.

En esta oportunidad queremos compartir las 10 mejores para que no dudes en usarlas en casos de emergencia.

1. Miel de abejas

Miel de abeja

La miel de abejas orgánica es uno de los prodigiosos antisépticos que nos brinda la naturaleza para el tratamiento de las heridas superficiales.

Sus compuestos activos combaten los microbios, inhiben el crecimiento bacteriano y crean una barrera protectora contra las infecciones.

Por si fuera poco, sus enzimas y antioxidantes nutren a profundidad la piel, de modo que aceleran la reparación celular y cicatrización.

Ver también: 7 formas efectivas de prevenir las infecciones de picaduras de insectos

2. Cebolla

Los compuestos azufrados de la cebolla le confieren propiedades antisépticas que se pueden aprovechar en la protección de la piel herida.

Su jugo natural brinda una capa protectora contra las bacterias y, a su vez, potencia la actividad celular que se encarga de reparar los tejidos dañados.

3. Ajo

Ajo

Al igual que la cebolla, el ajo contiene sustancias sulfurosas que pueden detener el crecimiento y la infección de algunos microbios de la piel.

Sus jugos naturales actúan de forma directa contra los microorganismos y alteran el ambiente que estos necesitan para crecer.

Por otro lado, cuenta con efectos antifúngicos y antibióticos que podrían ser útiles para evitar la acción negativa de los virus y los hongos.

4. Orégano

El orégano es una de las especias que no puede faltar en la cocina. Su aroma es delicioso y le da un toque muy particular a todos los platos.

Lo que pocos saben es que, tanto sus hojas como su aceite tienen propiedades antisépticas y antibacterianas que podrían ser útiles en el tratamiento de las heridas.

5. Aloe vera

5. Aloe vera

Los cristales que contiene la planta de aloe vera no solo son hidratantes y ricos en nutrientes, sino que actúan como antisépticos y antimicrobianos.

Su aplicación directa sobre la piel lesionada disminuye la inflamación, promueve la cicatrización y reduce el riesgo de infecciones u otras complicaciones.

6. Limón

Muy pocos se atreven a usar jugo de limón sobre las heridas de la piel porque su acidez suele provocar una incómoda sensación de ardor.

No obstante, se trata de un alimento con sorprendentes efectos antisépticos, que pueden dar resultados muy favorables en la eliminación de microbios y agentes extraños.

No se recomienda para el tratamiento de las quemaduras, pero sí para cortes y roces.

7. Lavanda

Lavanda

Tanto la infusión como el aceite de lavanda son muy conocidos en la aromaterapia por sus propiedades relajantes y antidepresivas.

Lo que pocos saben es que también es un gran antiséptico y antiinflamatorio que facilita el tratamiento de infecciones y lesiones cutáneas.

8. Tomillo

Las cualidades antimicrobianas del tomillo se han aprovechado desde la antigüedad para la purificación del aire y la prevención de enfermedades.

A día de hoy sigue vigente como alternativa natural, y tanto sus hojas como sus extractos son utilizados en la prevención de infecciones cutáneas y respiratorias.

9. Propóleo de abeja

Miel y própolis

El propóleo es la resina que utilizan las abejas para tapar los orificios de las colmenas y, de este modo, evitar el paso de agentes extraños o intrusos.

Dado que es altamente rico en vitaminas, minerales y poderosos antioxidantes, sus aplicaciones medicinales son múltiples y efectivas.

Se le atribuyen propiedades antimicrobianas, antisépticas y antibióticas que, además de aliviar las heridas cutáneas, aceleran la recuperación de úlceras y lesiones internas.

De hecho, en la actualidad se distribuye como tratamiento alternativo y se recomienda para mejorar la función del sistema inmunitario.

Te recomendamos leer: 5 jugos naturales para aliviar las úlceras gástricas

10. Eucalipto

Las hojas de eucalipto preparadas en infusión dan como resultado una loción antiséptica para el control y alivio de las lesiones de la piel.

Sus compuestos antimicrobianos previenen las infecciones en cortes y heridas superficiales, y reducen la presencia de bacterias.

No obstante, es importante destacar que no debe ser aplicado sobre quemaduras o ampollas.

Como lo puedes ver, muchos ingredientes naturales son útiles para el cuidado y la protección de la piel ante pequeñas heridas.

Procura mantenerlos a la mano y no dudes en usarlos cuando lo consideres necesario.