10 atajos para perder peso de forma saludable y rápida

El agua, además de ayudarnos a eliminar toxinas, nos permite mantenernos saciados y mejora nuestras digestiones, por lo que es fundamental en nuestro día a día para perder peso

Tener un peso estable y sano se ha convertido en una de las principales necesidades de todos los seres humanos. El sobrepeso y la obesidad son factores que desencadenan graves condiciones de salud como es el caso de las patologías cardíacas.

El sedentarismo y la mala alimentación son las dos causas principales del aumento de peso por encima de los niveles apropiados; sin embargo, está demostrado que también influye el constante estrés, la ansiedad y hábitos dañinos como el consumo de alcohol y cigarrillo.

Para disminuir el índice de masa corporal a unos niveles estables es determinante modificar las costumbres diarias y procurar adoptar un estilo de vida más saludable.

En este sentido, existen 10 “atajos” saludables con los cuales se puede conseguir el objetivo sin poner en riesgo la salud. Teniendo en cuenta que son muchos los que están tratando de lograrlo, a continuación los compartimos en detalle.

1. Moderar el consumo de alcohol

Beber-alcohol-en-exceso

El consumo de bebidas alcohólicas es uno de los factores que más ignoran las personas cuando quieren adelgazar.

Si bien estas no suponen un gran riesgo cuando se toman de forma moderada, sí influyen en el sobrepeso por su alto índice de calorías.

Si a esto le sumamos que casi todos asocian su ingesta con la comida rápida y los refrescos, entonces quedamos más convencidos de por qué impiden tener un peso saludable.

Ver también: Beneficios de dejar el alcohol

2. Evitar comer a altas horas de la noche

El horario de la cena es determinante para mantener el control del peso. Aquellas personas con la mala costumbre de ingerir alimentos después de las 9 de la noche tienden a tener más obesidad.

Esto se debe a que el cuerpo no tiene suficiente tiempo de digerir bien las comidas y estas acaban acumulándose en forma de grasa.

Por si fuera poco, también causan dificultades para dormir y pueden conducir a ingerir más calorías en el trascurso de la noche.

3. Incrementar el consumo de agua

Incrementar el consumo de agua

Una y mil veces hemos destacado la importancia de beber agua para mantener un cuerpo más saludable.

Este preciado líquido participa en las funciones de los órganos vitales y también desempeña un papel fundamental en lo que tiene que ver con la belleza.

En cuanto al peso resulta una excelente ayuda, ya que en el organismo contribuye a limpiar las toxinas y mejora el metabolismo.

Su consumo aumenta la sensación de saciedad y es esencial para mantener un buen proceso digestivo.

4. Adoptar una rutina de ejercicio

La práctica de actividad física diaria es el mejor complemento para quemar calorías. Aunque la alimentación es quizá el factor más influyente, el ejercicio es una excelente manera de conseguir mejores resultados.

Teniendo en cuenta que hay que ingerir menos y gastar más, es necesario buscar un tipo de entrenamiento que incluya movimientos cardiovasculares y de resistencia.

5. Dormir bien

No mantener un horario de sueño adecuado es un gran enemigo para la figura. El no dormir lo suficiente aumenta la segregación de las hormonas que estimulan el apetito y conduce a ingerir más calorías de las debidas.

6. Incrementar el consumo de frutas y verduras

Incrementar el consumo de frutas y verduras

Las frutas y los vegetales frescos están cargados con nutrientes esenciales que estimulan el metabolismo para quemar grasa con más facilidad.

Los expertos recomiendan ingerir por lo menos 5 porciones al día para absorber las cantidades adecuadas de vitaminas y minerales.

Te recomendamos leer:  11 ingredientes para un desayuno sano

7. Masticar bien los alimentos

¡Así es! Algo tan sencillo como masticar bien los alimentos puede influir de forma positiva en los resultados al momento de adelgazar.

Tomar el tiempo suficiente para comer bien y sin afanes es una forma de apoyar las funciones digestivas y los procesos con los que el organismo pierde peso.

8. Ingerir proteínas en el desayuno

huevo

El consumo de proteínas durante el desayuno ayuda a aumentar la sensación de saciedad durante el resto de la jornada.

Comer un huevo o tomar yogur contribuye a mejorar el rendimiento físico y mental para tener un mejor enfoque hacia la meta.

9. Planear el menú

Una de las razones por las que muchos no se alimentan bien es porque todo el tiempo están improvisando sus comidas principales del día.

Para estar más seguros de comer de forma saludable es bueno planear el menú con anticipación, buscando recetas que de verdad sean sanas y no tan elevadas en calorías.

10. Reducir la ingesta de calorías

No se trata de suprimir alimentos de la dieta, sino de saberlos combinar para que no aporten calorías en exceso.

Una dieta balanceada y en las porciones adecuadas contribuye a consumir las calorías suficientes para que el cuerpo funcione en óptimo estado.

Un plan de alimentación hipocalórico, nunca por debajo de las 1 500 calorías diarias, ayuda a lograr un peso más estable.

Reducir el consumo de 500 o 1 000 calorías al día tendrá un impacto bastante bueno en la búsqueda por disminuir el índice de masa corporal.

¿Tomaste nota? Siguiendo estas recomendaciones como parte de los hábitos diarios lograrás bajar de peso en cuestión de semanas. Lo importante es ser constantes y no dejarse llevar por las tentaciones y obstáculos que van apareciendo.