10 Beneficios de ducharse con agua fría

Sin embargo, los beneficios del agua van más allá del consumo interno. El contacto externo con ella resulta en la mayoría de los casos fundamental para la salud.

Se ha podido comprobar cómo el agua fría puede llegar a resultar más beneficiosa de cara a promover determinadas funciones del organismo

Esta es una fuente de vida que cumple un gran papel en nuestro organismo tanto a nivel interno como externo. De forma básica, al mantener el cuerpo hidratado, se favorece el correcto funcionamiento del organismo.

Sin embargo, los beneficios del agua van más allá del consumo interno. El contacto externo con ella resulta en la mayoría de los casos fundamental para la salud. La ducha, por ejemplo, es un hábito de higiene y salud.

Por lo general, este proceso suele ser realizado con agua tibia o caliente, ya que resulta más relajante. Sin embargo, no es lo más recomendado, se ha comprobado que el agua fría es más beneficiosa para la piel y algunas funciones del organismo.

Tal vez te interese: Cómo curar el dolor de garganta con agua tibia y miel

Beneficios para el organismo

Estimula el sistema inmune y estimula la circulación

Al ducharnos con agua fría, el cuerpo reacciona estimulando el sistema inmunológico. Esto favorece al organismo ya que puede provocar que sea capaz de reaccionar mejor contra los virus e infecciones.

Para las personas con problemas de circulación, el agua fría resulta una terapia muy efectiva ya que esta favorece la buena circulación sanguínea. Cabe mencionar que también ayuda a repartir mejor el oxígeno y nutrientes en todo el organismo.

Despierta el organismo

El agua fría estimula el organismo, lo activa y lo pone en alerta. Se recomienda un baño de agua fría para empezar el día y liberarse de la sensación de cansancio. Del mismo modo, también es favorable para después de las prácticas de ejercicio en horas de la mañana.

Otros beneficios

Otorga beneficios a la piel

El agua fría es muy beneficiosa para la piel tanto en su consumo interno como externo. Tras experimentar esta práctica la piel tiende a conservar su firmeza y elasticidad. Por el contrario, el agua caliente favorece la piel flácida, la puede resecar y promueve la aparición de arrugas a temprana edad.

Piel hermosa agua micelar

Mantiene el cabello sano

El agua fría es muy beneficiosa para el cabello ya que evita la resequedad. Las altas temperaturas le suelen restar hidratación.  Sin embargo, este tipo de práctica con agua a temperaturas más frías es ideal para prevenir la caspa y la caída del cabello.

Evita las varices

Al mejorar la circulación y provocar la contracción vascular, el agua fría puede ayudar a evitar la aparición de varices. Además, también presenta un efecto positivo al colaborar a reducirlas visiblemente.

Puede ayudar a calmar el estrés y combatir la depresión

Se ha determinado en determinados estudios el hecho de que esta práctica puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. Sin embargo, es muy beneficioso el hecho de consultar previamente con un especialista los síntomas del problema y las distintas soluciones.

Quizás te interese: Trastorno por estrés agudo

Recomendaciones para ducharse con agua fría

Si no existe costumbre de ducharse con agua fría es posible que cueste trabajo empezar a tener este buen hábito. Un consejo a la hora de poder aprovechar los beneficios de esta práctica es el ir adaptándose poco a poco al agua fría. También es recomendable realizar este proceso con mucha frecuencia.

Agua fría para las quemaduras.

De este modo, son recomendables los siguientes consejos:

  • En primer lugar, lo más recomendable es empezar la ducha con agua tibia e ir bajando la temperatura del agua. La idea es evitar experimentar un cambio brusco entre frío y caliente.
  • Con el paso de los días se puede pasar a empezar la ducha en vez de con una temperatura templada, con una más fría. La idea es mantener la costumbre.

Cabe mencionar que en invierno también se recomienda mantener el buen hábito de experimentar duchas con agua fría. Es cierto que en esta época puede costar más trabajo hacerlo pero es muy prudente seguir con la costumbre.

Sin embargo, en el caso de que la persona no se sienta capaz de aguantar la temperatura y por ejemplo, sufra o tiemble de frío, en este caso lo mejor es optar por el agua tibia. Pasar frío excesivo puede desembocar en determinadas enfermedades.

  • Bleakley, C., McDonough, S., Gardner, E., Baxter, D. G., Hopkins, T. J., & Davison, G. W. (2012). Cold-water immersion (cryotherapy) for preventing and treating muscle soreness after exercise. Sao Paulo Medical Journal. https://doi.org/10.1590/S1516-31802012000500015
  • Silverthorn, D. U., & Michael, J. (2013). Cold stress and the cold pressor test. AJP: Advances in Physiology Education. https://doi.org/10.1152/advan.00002.2013
  • Lebar, M. D., Heimbegner, J. L., & Baker, B. J. (2007). Cold-water marine natural products. Natural Product Reports. https://doi.org/10.1039/b516240h