10 beneficios del aceite de calabaza

Para beneficiarnos de las propiedades de las semillas de calabaza y su aceite conviene que los consumamos en crudo. Conseguiremos un aporte extra de calcio y cuidaremos de nuestra salud.

Tanto el aceite de calabaza como las semillas de las que se obtiene presenta múltiples usos, tanto culinarios como medicinales. En esta ocasión, te contamos los beneficios que posee para la salud.

Beneficios del aceite de calabaza no procesadoCalabazas

El aceite de calabaza no procesado concentra en sí mismo todos los beneficios que este vegetal te brinda.

Si no tienes aceite de calabaza en casa, puedes conseguirlo fácilmente en cualquier herbolario.

Este producto se recomienda ante un déficit de calcio, ya que ayuda a prevenir las caries dentales, la caída del cabello y las uñas quebradizas.

Para ello, se puede tomar una dosis de tres cucharaditas de aceite al día, ya sea como aderezo en las comidas o solas.

Además, las semillas de calabaza o su aceite son buenos aliados a la hora de combatir parásitos intestinales, tales como las solitarias, inclusive en niños pequeños y embarazadas.

No obstante, si lo vas a utilizar como antiparasitario, puedes realizar un tratamiento de dos días que te explicamos brevemente a continuación:

  • El primer día, en ayuno total, toma una cucharadita de aceite cada tres horas acompañado constantemente de agua.
  • El segundo día, toma comida blanda y suave que ayude a la eliminación del contenido estomacal (papaya, alimentos con fibra, granola o yogur).

Lee este artículo: Los 7 mejores alimentos para combatir los parásitos intestinales

El zinc y la calabazaZinc

Al poseer un alto contenido de zinc, el aceite de calabaza ayuda en tres grandes áreas de la salud:

  • La próstata, ya que puede reducir su riesgo de cáncer.
  • El sexo, puesto que estimula la producción de adrenalina y favorece el aumento de deseo sexual.
  • La vista, porque, al consumirlo, la córnea puede verse fortalecida.

El aceite de calabaza como lubricanteSemillas de calabaza

Para finalizar, no podemos dejar de mencionar un último uso importantísimo para la salud, especialmente de las personas mayores.

El aceite de calabaza contribuye a tratar la artritis, ya que consumido diariamente lubrica las articulaciones y los huesos.

Además, ayuda a eliminar la grasa de las arterias del corazón y a facilitar la expulsión de cálculos renales.

Para obtener estos beneficios, debes consumir (como mínimo) tres cucharadas de aceite de calabaza al día.

¿Quieres saber más? El aceite de semillas de calabaza favorece tu salud renal ¡Descúbrelo!

Recuerda que el consumo de aceite de calabaza debe ser siempre en crudo. Por ello, trata de incorporarlo a tu alimentación diaria como aderezo para ensaladas, salsas, helados y postres, pero nunca cocines con él.