10 beneficios de las castañas en nuestra alimentación

¿Sabías que, gracias a que no producen picos de insulina y a su gran aporte de carbohidratos de absorción lenta, las castañas pueden ser un gran aliado para las personas con diabetes?

La castaña es el fruto del castaño, un árbol conocido científicamente con el nombre de Castanea sativa que pertenece a la familia de las fagaceae y se cultiva en climas templados propios del hemisferio norte. Pese a que no forma parte de la dieta cotidiana de muchos, los beneficios de las castañas para la salud son varios. ¿Te interesa conocerlos?

La parte comestible de la castaña es de color blanco amarillento, de sabor agradable y dulce. La nuez del castaño es un fruto seco que se come principalmente durante la temporada de otoño e invierno.

Es importante destacar que no se deben consumir crudas. El motivo es que contienen tienen unos compuestos —los taninos— que pueden ocasionar trastornos digestivos. No obstante, más allá de esta recomendación, se trata de un alimento con muchas ventajas para quienes las ingieren con regularidad.

Propiedades de las castañas

La principal propiedad de este fruto es que tiene pocas calorías, algo que se combina de forma excelente con su alto contenido de fibra, proteínas e hidratos de carbono. También son una buena fuente de minerales, entre los que destacan el magnesio, potasio, hierro y fósforo.

Te puede interesar: 10 minerales esenciales que necesita tu organismo

Valor nutricional 

Por cada 100 gramos, las castañas aportan:

  • Aproximadamente 225 calorías.
  • 40 gramos de agua.
  • 40 gramos de carbohidratos complejos.
  • 6 gramos de grasas.
  • 5 gramos de proteína vegetal.
  • 8 gramos de fibra.

Además, contienen vitamina E y vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B6 B9).

10 beneficios de las castañas para el organismo

1. Son un alimento ideal para satisfacer el apetito

Beneficios de las castañas en la salud

Las castañas son un alimento saciante debido a su contenido en fibra y en hidratos de carbono. Se recomienda incluirlas en la alimentación, pero sin excederse en aquellos casos en los que se estén siguiendo dietas con el objetivo de perder peso.

2. Fortalecen el sistema óseo

Estos frutos secos nos aportan calcio, fósforo y magnesio. Así, nos ayudan a mantener en buenas condiciones el sistema óseo y a prevenir la aparición de la osteoporosis prematura.

3. Estimulan el funcionamiento del sistema nervioso

El sistema nervioso es sumamente importante, ya que es el encargado de controlar varios mecanismos del cuerpo. Al aportarnos antioxidantes, las castañas pueden ayudarnos a cuidar de él, lo que se traduce en una buena salud mental.

4. Son positivas para personas con diabetes

Diagnóstico diabetes gestacional.

Las personas diagnosticadas con diabetes pueden beneficiarse del consumo de las castañas. Los carbohidratos que nos aporta este fruto son de absorción lenta, por lo que no producen alteraciones de insulina en la sangre.

5. Contienen aminoácidos

La castaña contiene todos los aminoácidos esenciales para una alimentación saludable. Así pues, las personas que siguen una dieta vegana, los adultos mayores y los deportistas pueden consumirla sin problema.

6. No tienen gluten

Qué deben saber los intolerantes al gluten

Ya sea en fruto o en harina, este alimento es un buen aliado para las personas celíacas o con sensibilidad al gluten. Por ende, podemos aprovecharla de diferentes formas para sustituir los derivados del trigo que tengan esta proteína.

7. Protegen la salud cardiovascular

Los frutos secos son alimentos que ayudan a proteger el corazón y a mejorar la calidad de vida. En ese sentido, las castañas tienen grasas muy saludables y aportan ácidos grasos omega 6 y omega 3 en buena proporción. Además, no tienen colesterol, por lo que son una alternativa natural que deberíamos incluir en la dieta diaria.

8. Son buenas para la digestión

Las castañas tienen una excelente cantidad de fibra, que va a contribuir de manera positiva a lograr una buena digestión. Este fruto seco ayuda a que la flora bacteriana esté en condiciones favorables para prevenir el estreñimiento y las dolencias y enfermedades del intestino grueso como la diverticulosis o el cáncer de colon.

Lee también: Hábitos saludables que ayudan a la digestión

9. Funcionan como hipertensivo

Cómo consumir las castañas

Las personas con hipertensión arterial pueden consumirlas sin problema, dado su bajo contenido en sodio y alto contenido en potasio. Además, por su efecto diurético, son beneficiosas para las personas que tienden a retener líquidos.

10. Ofrecen un importante aporte energético

Para prevenir o mejorar el cansancio y la fatiga, y en los casos de las personas diagnosticadas con anemia, las castañas pueden ser de gran ayuda, gracias a su aporte de hierro. Se recomienda consumirlas con frutas que contengan vitamina C, para lograr una mejor asimilación de ese mineral.

Finalmente, los beneficios de la castaña también son útiles para tratamientos externos, como el cuidado de la piel o el cuero cabelludo. Por ejemplo, se la puede utilizar en el tratamiento de heridas, úlceras en la boca e incluso ayuda a disminuir la inflamación y alivia el dolor de garganta.