10 beneficios médicos que obtienes por tomar vino tinto

Daniela Castro 5 junio, 2016
¿Sabías que el vino tinto inhibe la producción de cortisol, la hormona del estrés, y favorece la segregación de endorfinas, que nos ayudan a sentirnos bien?

En los últimos años los médicos han aconsejado ingerir una copa de vino tinto al día para obtener una amplia variedad de beneficios en la salud.

Siempre y cuando se consuma en esta cantidad, esta bebida le aporta al cuerpo una cantidad significativa de antioxidantes que previenen enfermedades y apoyan sus funciones vitales.

Contiene una sustancia llamada resveratrol que previene el deterioro celular y otros efectos negativos causados por los radicales libres.

Por si fuera poco, es una fuente de vitaminas y minerales que contribuyen a obtener las cantidades diarias recomendadas.

Existen muchas otras razones por las que vale la pena incluirlo dentro del plan de alimentación regular.

A continuación te damos las 10 mejores para que no temas a la hora de disfrutar alguna que otra copa semanal.

1. Combate la grasa corporal

Combate la grasa corporal

Las dosis moderadas de esta bebida previenen la obesidad y el sobrepeso asociado con el envejecimiento.

Sus compuestos activan la función de un gen que se encarga de impedir la formación de nuevas células grasas al tiempo que moviliza las existentes.

¿Quieres conocer más? Lee: Los 6 mitos más populares sobre la grasa corporal

2. Protege la boca

Las personas que acostumbran a ingerir vino tienen menos riesgo de padecer gingivitis y dolores de garganta asociados con infecciones bucales.

Esto se debe a la acción de sus principios activos que frenan el crecimiento de los estreptococos y bacterias en la cavidad bucal.

3. Cuida el corazón

Cuida el corazón

Una copa de vino tinto al día para las mujeres y dos para los hombres contribuyen a controlar los niveles de colesterol en la sangre y la presión arterial.

El resveratrol impide la oxidación de los lípidos en las arterias y evita su endurecimiento. Además, gracias a su alto contenido de vitaminas, mejora la circulación sanguínea y previene las complicaciones cardiovasculares.

4. Protege la memoria

La acción antioxidante del resveratrol tiene un efecto muy importante sobre la salud cerebral y la memoria.

Su ingesta a través de uvas y vino tinto aumenta las conexiones cerebrales en el área involucrada con la memoria, mejorando su actividad.

Por otro lado, se ha comprobado que las personas que lo incluyen en su alimentación tienen menos riesgo de padecer demencia y alzhéimer.

5. Protege la vista

Protege la vista

Las sustancias de acción antioxidante que se encuentran en esta bebida inhiben el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos asociados con la degeneración macular y la retinopatía diabética.

Su ingesta y la de otros alimentos saludables reducen el riesgo de ceguera y mantienen la buena calidad de la vista.

6. Cuida de quemaduras solares

Los flavonoides que contienen las uvas y el vino tinto han dado resultados positivos en la protección de la piel frente a los daños que le produce la radiación ultravioleta (UV).

Estas sustancias inhiben la formación de especies reactivas de oxígeno en la dermis desprotegida.

7. Reduce el riesgo de depresión

Reduce el riesgo de depresión

Tomar varias copas de vino a la semana, sin caer en los excesos, estimula la producción de las llamadas hormonas de la felicidad e inhibe la segregación de cortisol.

Tanto los hombres como las mujeres que consumen esta bebida tienen menos tendencia a sufrir de depresión y estrés.

8. Previene el envejecimiento prematuro

La acción antioxidante del resveratrol y las vitaminas y minerales del vino tinto protegen los órganos frente al deterioro prematuro.

Al frenar la acción de los radicales libres impide el daño celular y protege frente a las enfermedades crónicas, la inflamación y los signos de la edad en la piel.

9. Protege la salud pulmonar

Protege la salud pulmonar

Otra de las grandes virtudes del resveratrol en el organismo es su capacidad para proteger los pulmones y prevenir el cáncer.

El vino tinto facilita la expulsión de las toxinas que se acumulan en las vías respiratorias, por lo que mejora la capacidad pulmonar.

Sus antioxidantes detienen el crecimiento anormal de las células, previniendo la formación de tumores malignos.

No olvides leer: Cómo hacer una depuración de pulmones y bronquios

10. Previene el cáncer de mama

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas se ha relacionado con el incremento del riesgo de cáncer de mama.

No obstante, una ingesta adecuada de vino tinto al día puede tener un efecto contrario cuando se apoya con hábitos de vida saludables.

Los productos químicos que contienen la piel y las semillas de las uvas oscuras favorecen el control hormonal en las mujeres premenopáusicas, lo que se traduce en una disminución del riesgo de esta variedad de cáncer.

Al momento de elegir tu vino asegúrate de que sea de la mejor calidad para que sus propiedades nutricionales no disminuyan. Consúmelo preferiblemente durante el almuerzo o la cena.

¡Te encantará!

 

 

Te puede gustar