10 beneficios que obtienes cuando agregas semillas de sésamo en tu dieta

Daniela Castro 9 marzo, 2017
A pesar de su pequeño tamaño, las semillas de sésamo son ricas en proteínas y nos aportan antioxidantes, hierro y fibra. Su consumo nos proporciona energía y nos ayuda a mejorar nuestro tránsito intestinal

Las semillas de sésamo son un alimento de alto valor nutricional que se obtiene de una planta perenne llamada Sesamum indicum, perteneciente a la familia de las Pedaliáceas, originaria de África.

En la actualidad se cultiva en muchos lugares del mundo, sobre todo en América Latina, dado que le brindan interesantes beneficios al organismo cuando se consumen como parte de la dieta.

Destacan por su significativo aporte de proteínas de alta calidad, además de ácidos grasos esenciales e hidratos de carbono que le brindan un plus de energía al cuerpo.

Tanto la semilla como el aceite obtenido de estas se han convertido en productos muy solicitados a nivel mundial. Y es que no solo le añaden un sabor especial a las comidas, también tienen múltiples compuestos que promueven el bienestar.

Teniendo en cuenta que algunos aún las desconocen, en esta oportunidad hemos querido recopilar sus 10 mejores cualidades para la salud.

¡No dejes de probarlas!

1. Previenen las enfermedades cardíacasProblemas y enfermedades cardíacas

Las semillas de sésamo contienen una sustancia llamada ácido oleico. Tras ser absorbido, este ayuda a baja los niveles de colesterol malo (LDL) y, a su vez, incrementa el llamado colesterol bueno (HDL).

  • Este ácido graso monoinsaturado, sumado a sus antioxidantes, disminuye el riesgo de endurecimiento arterial, problemas de circulación y trastornos cardiovasculares graves.
  • De hecho, es un alimento recomendado para los pacientes con hipertensión e insuficiencia cardíaca, ya que ayuda a evitar complicaciones.

Lee: 10 síntomas de colesterol alto que no debes ignorar

2. Reducen el riesgo de osteoporosis

Los aportes de zinc y calcio de este alimento son útiles en la prevención de la pérdida de la densidad ósea que se produce al llegar a la edad adulta.

  • Estos minerales y sus vitaminas esenciales ayudan a tener una buena asimilación de nutrientes en el cuerpo. Así, ayudan a prevenir trastornos crónicos como la osteoporosis.

3. Son buenas para el embarazoEmbarazo

El sésamo contiene grandes cantidades de ácido fólico, un nutriente fundamental para la salud de las madres embarazadas y su feto.

Esta sustancia participa en la síntesis de ADN durante esta etapa, por lo que es clave para el crecimiento y la salud cognitiva.

4. Controlan la ansiedad

Ricas en niacina, una vitamina esencial, estas semillas ejercen un efecto interesante en el control de la ansiedad.

  • Una pequeña cantidad al día mejora la actividad del sistema nervioso, calma el deseo insaciable de comer y ayuda a despejar la mente ante situaciones de estrés.

5. Mejoran el proceso digestivoApoya la función digestiva

Por su alta concentración de fibra dietética, este superalimento es uno de los mejores aliados para apoyar el funcionamiento del sistema digestivo.

  • Su consumo mejora el movimiento intestinal, alimenta las bacterias saludables que protegen el colon y previene el estreñimiento.

6. Ayudan a tener un mejor rendimiento

La proteína vegetal que contiene este ingrediente está formada por uno de los 8 aminoácidos esenciales. Así, representa una excelente fuente de energía para las células del cuerpo.

  • Al añadir estas semillas en la alimentación regular se consigue un mejor rendimiento físico y mental, sobre todo cuando se practican actividades deportivas o de alta exigencia física.

7. Previenen la anemiaAnemia

Las semillas de sésamo nos aportan grandes cantidades de hierro, un mineral esencial que participa en la producción de hemoglobina y colágeno.

  • Sus niveles adecuados son fundamentales para una correcta oxigenación celular, lo cual es clave para prevenir la fatiga y la anemia.

8. Mejoran la circulación

Estas semillas contienen ácidos grasos, vitamina E y aminoácidos esenciales que tienen un efecto vasodilatador para una buena circulación de la sangre.

Están recomendadas para los pacientes con:

  • Hemorroides
  • Venas várices
  • Otros trastornos asociados con los descontroles en el flujo sanguíneo.

9. Protegen el hígadoHigado graso

Los antioxidantes que contiene este alimento son útiles para promover el buen funcionamiento del hígado, ya que aumentan su capacidad para remover las sustancias de desecho que el cuerpo no necesita.

  • Sus compuestos antiinflamatorios y depurativos estimulan el trabajo hepático y de la vesícula biliar. Así, mejoran los procesos metabólicos y digestivos.
  • El sésamo es un aliado para cuidar de nuestro hígado y ayuda a prevenir la migraña originada por problemas en el funcionamiento en éste órgano.

¿No lo sabías? 5 recetas para limpiar el hígado

10. Previene el envejecimiento de la piel

Los ácidos grasos insaturados, las proteínas y los bioflavonoides de este ingrediente tienen interesantes beneficios a nivel externo. Por eso ayudan a evitar el desarrollo de signos de la edad prematuros en la piel.

  • Todos estos nutrientes minimizan y revierten los daños ocasionados por los radicales libres, unas moléculas dañinas que deterioran las células.
  • También ejerce un efecto protector frente a los rayos UV del sol, y evita las manchas y las quemaduras.

Como puedes notar, son muchas las razones para empezar a consumir estas deliciosas semillas como parte de tu alimentación regular.

Adquiérelas e incorpóralas en tus recetas favoritas.

 

 

Te puede gustar