10 beneficios que aportan las semillas de sésamo en tu dieta

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 4 febrero, 2019
Daniela Castro · 9 marzo, 2017
Las semillas de sésamo son un alimento de alto valor nutricional que le confiere beneficios a la salud. Conoce sus propiedades y agrégalas a tu dieta.

Las semillas de sésamo tienen un alto valor nutricional. El sésamo se obtiene de una planta llamada Sesamum indicum, originaria de India y África. Actualmente se cultiva y se consume en muchos lugares del mundo.

Existen diferentes variedades como el sésamo blanco y el negro, y distintas formas de consumirlo como semilla cruda, semilla tostada o tahini (pasta de sésamo crudo o tostado).

Además, las semillas de sésamo se usan en la elaboración de platos como sushi, ensaladas, pastas, sopas empanizados. También se combinan con otros cereales y legumbres, y en la elaboración de algunos panes y postres.

También lee Receta deliciosa de arroz con sésamo

Beneficios de las semillas de sésamo

El sésamo brinda interesantes beneficios al organismo cuando se consume como parte de la dieta. Ofrece proteínas de alta calidad, además de ácidos grasos esenciales e hidratos de carbono que le brindan un extra de energía al cuerpo.

1. Previenen enfermedades cardíacasProblemas y enfermedades cardíacas

Las semillas de sésamo contienen ácido oleico. Este ácido ayuda a baja los niveles de «colesterol malo» y, a su vez, incrementa el «colesterol bueno». Además, sumado a los antioxidantes, disminuye el riesgo de endurecimiento arterial, problemas de circulación y trastornos cardiovasculares. Por esto, es un alimento recomendado para los pacientes con hipertensión e insuficiencia cardíaca.

También lee Todo acerca de los ácidos grasos omega 3

2. Reducen el riesgo de osteoporosis

Los aportes de zinc y calcio del sésamo previenen la pérdida de densidad ósea que se produce al llegar a la edad adulta. Así, ayudan a prevenir trastornos crónicos como la osteoporosis.

3. Controlan la ansiedad

Ricas en niacina, una vitamina esencial, estas semillas actúan en el control de la ansiedad. Una pequeña cantidad al día mejora la actividad del sistema nervioso, calma el deseo insaciable de comer y ayuda a despejar la mente ante situaciones de estrés.

4. Mejoran el proceso digestivoApoya la función digestiva

Por su alta concentración de fibra dietética, este superalimento es uno de los mejores aliados para apoyar el funcionamiento del sistema digestivo. Su consumo mejora el movimiento intestinal y previene el estreñimiento. Sin embargo, no se recomienda su consumo en casos de diarrea, ya que podría agravar el problema.

También las personas alérgicas a la planta de sésamo deben evitar consumir las semillas, pues podrían presentar reacciones adversas.

5. Ayudan a tener un mejor rendimiento

Las proteínas que contiene el sésamo aportan 8 de los aminoácidos esenciales. Este componente favorece el rendimiento físico y mental. Por ejemplo, cuando se practican actividades de alta exigencia física.

Además, estimula la concentración y la memoria, por su alta concentración en antioxidantes, fósforo y lecitina. Por eso, el sésamo es útil en períodos de exámenes o, incluso, para enfermedades degenerativas que cursen con pérdida de memoria.

6. Previenen la anemiaAnemia

Las semillas de sésamo aportan grandes cantidades de hierro, un mineral esencial que participa en la producción de hemoglobina. Es esencial para una correcta oxigenación de las células, lo cual es clave para prevenir la fatiga y la anemia.

7. Mejoran la circulación

Estas semillas contienen ácidos grasos, vitamina E y aminoácidos esenciales que tienen un efecto vasodilatador, lo que favorece la circulación de la sangre. Por este motivo, se recomiendan para pacientes con hemorroides, várices y otros trastornos en el flujo sanguíneo.

8. Protegen el hígadoHigado graso

Los antioxidantes que contiene el sésamo promueven el buen funcionamiento del hígado ya que aumentan su capacidad para remover sustancias de desecho. Sus compuestos antiinflamatorios estimulan el trabajo del hígado y de la vesícula biliar. Así, mejoran los procesos metabólicos y digestivos.

También lee 5 recetas para limpiar el hígado

9. Previene el envejecimiento de la piel

Los ácidos grasos en el sésamo ayudan a evitar el desarrollo prematuro de signos de envejecimiento. Reducen los daños ocasionados por los radicales libres que deterioran las células. También tienen un efecto protector frente a los rayos solares. De este modo evitan las manchas y las quemaduras.

También lee Algunos nutrientes que debes incluir en tu dieta para prevenir el envejecimiento

10. Las semillas en el embarazo

El sésamo contiene grandes cantidades de ácido fólico, fundamental para la salud de las embarazadas y su feto. Sin embargo, no se aconseja el consumo habitual de aceite de sésamo en niñosembarazadas o mujeres en periodo de lactancia.

Recuerda, ante cualquier duda siempre debes consultar a un médico.