10 beneficios que desconocías de la espinaca

Carolina Betancourth · 5 octubre, 2015
¿Sabías que, gracias a sus altos contenidos de antioxidantes y vitamina B, la espinaca es una aliada perfecta para preservar la salud de nuestra piel?

La espinaca es uno de los vegetales verdes más populares en todo el mundo, siendo a su vez una increíble fuente de nutrientes esenciales. Existen muchas razones por las que todos deberíamos incluir este vegetal dentro de nuestro plan de alimentación.

Para que no existan más dudas, a continuación vamos a compartir 10 increíbles beneficios que se pueden obtener con su consumo. ¡Conócelos!

La espinaca

Para empezar, la espinaca es un recurso natural de vitaminas, minerales, fibra y proteínas. Al consumirse, puede mejorar la salud y prevenir diferentes enfermedades que aquejan diversas partes del organismo.

Desde la antigüedad sus hojas grandes y verdes se usaron para la elaboración de sopas, guisados o cocinadas al vapor. Sin embargo, con el paso del tiempo se descubrió que tiene muchas propiedades para aportarle al cuerpo. En especial cuando se comen en su estado natural o con otros ingredientes de propiedades similares.

Beneficios de la espinaca para la salud

1. Tiene acción anticancerígena

Espinaca tiene acción anticancerígena

Gracias a su alto contenido de vitamina A y C, así como de fibra, ácido fólico y 13 fitonutrientes diferentes, las espinacas tienen una acción positiva en la lucha contra las células cancerosas. Sus flavonoides, importantes antioxidantes, son capaces de frenar la división celular en el cáncer de estómago y de piel.

Además, los fitonutrientes y la acción de la fibra pueden contribuir a reducir el riesgo de los siguientes tipos de cáncer:

  • Seno.
  • Cuello uterino.
  • Próstata.
  • Colon.

 Ver también: 8 bebidas anticancerígenas

2. Buena para el sistema cardiovascular

En general, los beneficios cardiovasculares de la espinaca son diversos. Por un lado, gracias al ácido fólico, tiene la capacidad de reducir la homocisteína.

  • Este aminoácido se encuentra en la sangre. Los niveles elevados de dicha sustancia están relacionados con un mayor riesgo cardiovascular, incluyendo infartos y accidentes cerebrovasculares.

También contiene colina e inositol, compuestos que ayudar a evitar el endurecimiento arterial y la mala circulación. Y por si fuera poco, ayuda en el equilibrio de potasio y sodio para mejorar la presión arterial y evitar la inflamación del corazón.

3. Mejora la salud ósea

Huesos débiles

Una taza de espinacas frescas aporta hasta un 200% del valor diario recomendado de vitamina K. Este nutriente es esencial para la adecuada absorción del calcio y el control de los osteoclastos (células que descomponen los huesos).

Además, aporta minerales esenciales como magnesio, zinc, cobre y fósforo. Todos ellos contribuyen a la formación de unos huesos fuertes.

4. Previene la diabetes

La ingesta regular de esta hortaliza ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Y, a largo plazo, previene la diabetes.

Para quienes ya fueron diagnosticados con esta enfermedad también resulta apropiada, ya que su alto contenido de magnesio ayuda a evitar complicaciones. No obstante, deberemos consumirla cruda.

5. Contra la anemia

La espinaca supone un aporte significativo de hierro, mineral que ayuda a regenerar los glóbulos rojos de la sangre. Esto son los responsables de transportar el oxígeno a todas las células del cuerpo.

Gracias a esta propiedad, su consumo frecuente actúa como un buen tratamiento para prevenir y combatir la anemia. No obstante, debemos tener en cuenta que hay diferentes tipos de anemia, y será el médico quien nos aconsejará la dieta adecuada.

6. Es buena para la vista

Espinaca ayuda  a tener buena vista

¿Sabías que la espinaca también es buena para la vista? Su importante aporte de luteína la convierte en un alimento adecuado para mejorar la salud visual y del sistema nervioso.

Estos carotenoides ayudan a proteger contra las cataratas. Además, también pueden prevenir otros tipos de degeneraciones maculares.

7. Pérdida de peso

Para perder peso se debe adoptar un estilo de vida 100% saludable. No obstante, también se debe procurar mantener el metabolismo activo.

Además, la incorporación de la espinaca en la dieta ayuda a mejorar la capacidad del cuerpo para quemar grasas. Además, contribuye a disminuir la frecuente sensación de apetito que hace ingerir más calorías de las debidas.

Te recomendamos leer: Los 7 alimentos que son excelentes para la pérdida de peso natural

8. Buena salud gastrointestinal

La espinaca contiene beta-carotenos y una buena cantidad de vitamina C. Estos nutrientes actúan como protectores del colon al frenar la acción de los radicales libres.

Por otro lado, ayudan a mantener el equilibrio de la flora bacteriana. Y esto permite impedir el desarrollo de trastornos digestivos y del sistema inmunitario.

9. Previene el envejecimiento prematuro

Mujer con envejecimiento prematuro

Su alto contenido de antioxidantes promueve la eliminación de sustancias tóxicas del cuerpo. Estas están asociadas con la degeneración de la edad y el envejecimiento prematuro.

Además, una buena dosis de espinaca a la semana mejora la calidad de vida. Al mismo tiempo, promueve la belleza de la piel a pesar del tiempo.

10. Protege la piel contra los rayos UV

Por último, la espinaca tiene una propiedad bastante desconocida. Pero para beneficiarnos de ella deberemos consumirla cruda, en ensaladas, jugos o batidos.

Los rayos UV del sol son la principal causa del daño celular en la piel y el desarrollo de melanoma. Los altos niveles de vitamina B de las espinacas brindan una acción protectora que complementa a los productos para cuidarse del sol.

  • Ismail, A., Marjan, Z. M., & Foong, C. W. (2004). Total antioxidant activity and phenolic content in selected vegetables. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2004.01.010
  • Roberts, J. L., & Moreau, R. (2016). Functional properties of spinach (Spinacia oleracea L.) phytochemicals and bioactives. Food and Function. https://doi.org/10.1039/c6fo00051g
  • de Vogel, J., Jonker-Termont, D. S. M. L., van Lieshout, E. M. M., Katan, M. B., & van der Meer, R. (2005). Green vegetables, red meat and colon cancer: Chlorophyll prevents the cytotoxic and hyperproliferative effects of haem in rat colon. Carcinogenesis. https://doi.org/10.1093/carcin/bgh331
  • Kuriyama, I., Musumi, K., Yonezawa, Y., Takemura, M., Maeda, N., Iijima, H., … Mizushina, Y. (2005). Inhibitory effects of glycolipids fraction from spinach on mammalian DNA polymerase activity and human cancer cell proliferation. Journal of Nutritional Biochemistry. https://doi.org/10.1016/j.jnutbio.2005.02.007