10 beneficios que puedes obtener por consumir moras - Mejor con Salud

10 beneficios que puedes obtener por consumir moras

Gracias a su contenido de antioxidantes y a sus propiedades antiinflamatorias las moras son un alimento adecuado para combatir múltiples dolencias, evitar la retención de líquidos y mejorar nuestra salud

Las moras son deliciosos frutos de arbustos, de aspecto pequeño y carnoso. Se estima que en el mundo hay unas 300 especies diferentes y son muy comunes en lugares cálidos y templados de Asia, África y América.

Por su sabor y versatilidad se han utilizado como parte de postres, pasteles, batidos y muchas otras recetas; sin embargo, también se han valorado por su riqueza nutricional y cualidades medicinales que han servido para aportarle muchos beneficios al organismo.

Entre sus principales vitaminas se destacan la C y la E que actúan como poderosos antioxidantes; además, tiene un pigmento flavonoide denominado antocianina que es la responsable de su poder antiinflamatorio.

Existen varias razones por las que todos deberían ingerirlas con más frecuencia. En esta ocasión compartimos sus 7 destacados beneficios para la salud. ¡Conócelos!

1. Mejoran la salud cardiovascular

Mejoran la salud cardiovascular

Gracias a las antocianinas, una enzima vegetal con acción antioxidante y antiinflamatoria, las moras son grandes aliadas de la salud cardiovascular.

Ingerirlas es un apoyo para regular los niveles de colesterol alto, aumentando el denominado colesterol bueno.

También hace un aporte significativo de hierro, un compuesto esencial para la producción de hemoglobina en la sangre. Gracias a este, facilita la circulación y aumenta la capacidad para transportar el oxígeno hacia las células del cuerpo.

Además, dadas sus cantidades significativas de magnesio, manganeso y en especial, potasio, son buenas para controlar la presión arterial.

Ver también: 5 formas sencillas de mejorar la circulación sanguínea: ¡Ponlo en práctica!

2. Estimulan la digestión

Al aportar nutrientes como la vitamina K, vitamina B6, niacina y riboflavina, estas pequeñas frutas también ayudan a mejorar los procesos digestivos.

Sus propiedades favorecen la descomposición de los alimentos difíciles de digerir, como las proteínas, las grasas y los carbohidratos.

Por otro lado, también contienen una cantidad significativa de fibra, la cual estimula la limpieza de los intestinos y colon, evitando el estreñimiento.

3. Reducen el riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares

Por sus propiedades para mantener la buena salud cardiovascular, no es extraño que ingerirlas también ayude a reducir el riesgo de padecer un derrame cerebral.

En este caso, también cabe mencionar que contienen un poderoso antioxidante conocido como resveratrol, que sería el principal agente para evitar el daño en el sistema vascular.

4. Fortalecen el sistema inmunológico

Fortalece el sistema inmunológico

Estas bayas hacen un aporte significativo de vitamina C y otros antioxidantes que fortalecen las defensas del organismo para prevenir enfermedades e infecciones.

Su ingesta está recomendada para evitar afecciones respiratorias como la gripe, el resfriado o el asma, entre otros.

5. Previenen el envejecimiento prematuro

La vitamina C y E, así como la acción antioxidante de las antocianinas, son fundamentales para detener el daño oxidativo causado por los radicales libres y, por ende, para prevenir el envejecimiento prematuro.

6. Podrían prevenir el cáncer

Al ser frutas tan ricas en propiedades antioxidantes no es extraño que estén dentro del amplio catálogo de alimentos con posible efecto anticancerígeno.

Las antocianinas, el resveratrol, las vitaminas A, C y E, entre otros componentes, tendrían un efecto positivo en la inhibición del crecimiento de varios tipos de células malignas.

Sumado a esto, también pueden contrarrestar enfermedades de origen bacteriano, diabetes, inflamación y enfermedades neurológicas.

7. Protegen la visión

Protegen la visión

Aunque una buena visión depende de muchos factores y hábitos, el consumo regular de este alimento podría ayudar a protegerla de enfermedades.

Su aporte de zeaxantina, un poderoso carotenoide, ayuda a mantener la salud de la retina y evita que los rayos UV del sol le causen daño.

Te recomendamos leer: ¿A qué se debe la visión borrosa y cómo tratarla?

8. Ayudan a regular el pH de la sangre

Las moras favorecen la remineralización del organismo gracias a su riqueza en minerales alcalinos que ayudan a regular el pH de la sangre, beneficiando a los enfermos por organismos acidificados.

9. Combaten la retención de líquidos

Por su efecto antiinflamatorio y riqueza en minerales, estas también tienen un efecto diurético que puede ayudar a combatir la retención de líquidos.

10. Son buenas para pacientes con artritis

Son buenas para pacientes con artritis

Su acción antiinflamatoria y antioxidante está aconsejada para aquellas personas que padecen de artritis. Ingerirlas ayuda a controlar el dolor y podría detener el daño que sufren las articulaciones debido a esta enfermedad.

En conclusión, ingerir de forma regular estas pequeñas frutas es una forma natural y deliciosa de mantener el cuerpo saludable.

Siempre se recomienda ingerirlas en su forma cruda y fresca, aunque también se pueden disfrutar en:

  • Jugos y batidos.
  • Ensaladas.
  • Mermeladas.
  • Pastelería.
  • Confituras.
  • Gelatina.