10 beneficios que te brinda el aceite de magnesio

Carolina Betancourth 21 septiembre, 2017
A la hora de elaborar el aceite de magnesio es importante no utilizar utensilios de metal, ya que pueden interactuar con el mineral y afectar sus propiedades

El magnesio es uno de los minerales esenciales que debemos absorber de forma correcta para evitar la aparición de varios tipos de enfermedades.

Este participa en al menos 300 reacciones bioquímicas del organismo y, entre esto, se destaca su capacidad para mantener una óptima salud muscular, nerviosa y cardiovascular.

Hasta hace algunos años se obtenía con facilidad de alimentos como las verduras y nueces, dado que el suelo era rico en el elemento.

No obstante, en la actualidad esto ha cambiado y cada vez hay más dificultades para brindarle al cuerpo la cantidad requerida.

Por fortuna, se han encontrado métodos alternativos para obtenerlo de forma externa y, gracias a esto, muchas dolencias han disminuido.

Entre estos nos encontramos con un aceite de magnesio, el cual podemos preparar en casa para usarlo sobre la piel.

A continuación te contamos cuáles son sus beneficios y qué pasos debes seguir para elaborarlo con una fórmula sencilla.

¡Toma nota!

1. Reduce el dolor

dolor por artritis

La aplicación de loción de magnesio disminuye la severidad de dolores comunes como el de espalda, cabeza y articulaciones.

Este mineral promueve la relajación de los músculos y, al disminuir la inflamación, acelera el proceso de recuperación.

Ver también: 7 razones por las que te duelen las articulaciones

2. Mejora la salud dental

El uso de aceite de magnesio como complemento de la higiene bucal ayuda a mejorar la salud de las encías y disminuye la acumulación de placa en los dientes.

Este producto fortalece las piezas dentales y, entre otras cosas, minimiza el riesgo de padecer infecciones y enfermedades de la boca.

Nota: No se debe ingerir, se escupe tras usarlo.

3. Fortalece los huesos

Protegerás tus huesos

Unos niveles óptimos de magnesio en el organismo ayudan a mejorar la síntesis de calcio y, por lo tanto, es necesario para mantener los huesos fuertes y saludables.

Su uso regular disminuye la inflamación y mitiga el impacto negativo del estrés oxidativo y las toxinas.

4. Evita afecciones cutáneas

Por supuesto, la piel recibe múltiples beneficios cuando se le aplica aceite de magnesio de forma regular.

Este producto limpia los poros y evita la formación de granos de acné o alergias cutáneas.

También ayuda a regular la producción de grasa y minimiza los efectos dañinos del sol.

5. Mejora la circulación en las piernas

dolor de piernas

Cuando se aplica sobre las piernas, este producto con magnesio relaja los músculos y mejora el paso de la sangre.

Esto reduce el riesgo de sufrir várices y arañitas, las cuales se forman cuando la sangre tiene problemas para retornar hacia la parte superior del cuerpo.

6. Controla el estrés

Los niveles adecuados de magnesio permiten equilibrar la actividad de algunas hormonas vinculadas con los episodios de estrés.

Un gran número de productos antiansiedad y antiestrés contienen este mineral entre sus componentes principales.

7. Mejora la calidad de sueño

beneficios del sueño

La aplicación de este aceite natural es ideal para los pacientes con trastornos de sueño, ya que actúa como relajante cerebral y del sistema nervioso.

Tras ser asimilado a través de la piel, relaja el cuerpo e induce a un sueño profundo y reparador.

8. Ayuda a controlar la diabetes

Si bien son muchos los factores que influyen en el control de la diabetes, mantener unos niveles adecuados de magnesio resulta clave en el tratamiento.

Esto se debe a que optimiza el uso de la insulina, mejorando su capacidad para regular los niveles de glucosa en la sangre.

9. Protege los pies

pies

El uso de este aceite sobre los pies no solo disminuye la sensación de cansancio, sino que impide la formación de grietas, callos y otros problemas comunes.

Te recomendamos leer: Consejos para aliviar los pies cansados

10. Fortalece el sistema inmunitario

Absorber cantidades adecuadas de este mineral es clave para mantener un buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Esto disminuye el riesgo de enfermedades infecciosas y, por si fuera poco, ayuda a mantener un buen nivel de energía.

¿Cómo preparar aceite de magnesio en casa?

aceite-magnesio

Aunque en el mercado hay disponibles varias presentaciones de este producto, su elaboración en casa permite ahorrar y obtener una versión de buena calidad.

Ingredientes

  • 1 taza de agua destilada (250 ml)
  • 1 taza de copos de cloruro de magnesio (200 g)

Utensilios

  • Cuchara de silicona
  • Frasco con atomizador

Preparación

  • Pon a calentar la taza de agua y, antes de que hierva, retírala y mézclala con los copos de cloruro de magnesio.
  • Remueve el producto con un utensilio de silicona para que todo se disuelva bien; a continuación, cúbrelo para evitar que se evapore.
  • Cuando esté frío, vierte el líquido en un frasco con atomizador para facilitar su uso.

Modo de aplicación

  • Rocía la mezcla sobre las áreas de la piel que desees y déjalo actuar entre 30 y 40 minutos antes de enjuagar.
  • Repite su uso 3 veces al día, todos los días.

Como lo puedes ver, este producto es muy fácil de elaborar y tiene numerosos beneficios por los que vale la pena mantenerlo a mano.

Anímate a preparar la receta y aplícalo a diario para asegurarte una óptima absorción del mineral.

 

Te puede gustar