10 consejos de cómo ahorrar en la boda

Aunque hay algunos aspectos, como el vestido de la novia, en los que no queremos escatimar, seguro que hay otros elementos en los que podemos ahorrar si hacemos las elecciones adecuadas.

Es posible ahorrar en la boda y tener la fiesta de sus sueños con un poco de tiempo y creatividad. Incluso, pueden disfrutar más de los preparativos en pareja y con algunos familiares.

Sin embargo, hay que tomar decisiones inteligentes, hacer una lista y distinguir en qué cosas se puede escatimar dinero y en cuáles no. Con una buena organización se logra una boda económica y fantástica.

10 consejos para ahorrar en la boda y vivir la mejor fiesta de sus vidas

1. Tiempo

Lo primero es pensar en la fecha para la ceremonia y que la ansiedad por vivir ese momento no les gane. Es aconsejable tener tiempo suficiente para organizar con tranquilidad. Si deciden casarse en un mes, es casi seguro que gastarán el doble del dinero.

Contar con varios meses previos posibilita, por un lado, guardar dinero de los salarios mensuales. Por otro lado, se puede comparar proveedores, buscar ideas económicas y preparar cosas en casa. No resulta difícil realizar determinados elementos para  las bodas y así nos ahorramos el comprarlos.

2. A menor demanda, precios más bajos

Al igual que los lugares turísticos, los salones para eventos cambian sus precios según la temporada. Para ser sinceros, la diferencia suele ser bastante amplia y es una gran manera de ahorrar en la boda.

Buscar una fecha en temporada baja favorece para disminuir gastos en catering y otros servicios. Al no existir tanta demanda, se consiguen ofertas o paquetes especiales que podemos aprovechar. Además, queda claro que la atención y la calidad es exactamente la misma que en otros meses más solicitados.

Descubre: 8 ideas originales para catering en las bodas

3. Los invitados justos

¿Cómo organizar el día de tu boda?

La lista de invitados es uno de los temas que tiene que ver y rever varias veces antes de enviar las tarjetas. Uno de los mayores gastos se lo lleva la comida, la bebida y la atención a los asistentes. Así pues, se puede reducir mucho más de lo que piensan si reducen la cantidad de invitados.

Un gran error es anotar a todas las personas con las que tienen algún tipo de relación, por mínima que sea. Procuren recortar para esa fecha a los familiares que hace más de 20 años que no ven. Algunos ni siquiera se conocen, pero parece una obligación sumarlos.

Hay que ser conscientes y acotar la lista a los parientes y amigos que realmente disfrutan ese enlace. Una velada íntima permite ahorrar en la boda y festejar con aquellos que siempre están.

4. Impresiones caseras

Contratar imprentas o empresas de diseño gráfico para que las tarjetas de invitación, agradecimiento y demás requiere de un prepuesto alto. Disminuir a la mitad o incluso menos estos valores es tan sencillo como sentarse en el ordenador y presionar “imprimir”.

Existen en la red cientos o miles de modelos para inspirarse y hacer su propia papelería. Incluso, la pueden personalizar tanto como deseen los novios juntos.

5. Trajes más económicos

Según sea la personalidad y el estilo de vida la pareja, se puede ahorrar en la boda limitando el dinero destinado al traje y al vestido. Quizá ese novio jamás vuelva a usar un traje, en cuyo caso un alquiler es suficiente. Así permanecerá luego en las fotos y no guardado en un armario.

En cuanto a la chica, existen firmas de vestido de novia que tienen modelos muy económicos. La tendencia es elegir por la web y poder comparar precios desde casa. Parece increíble la diferencia de precios que se puede encontrar en vestidos con similar calidad, aunque sin tanto renombre.

Descubre: Cómo elegir un vestido de novia

6. La decoración

Reciclar elementos antiguos o que ya parecen inútiles como frascos y botellas de vidrio es una tendencia muy económica. Con ellos podemos lograr recursos decorativos elegantes, sencillos y baratos. Pide ayuda a tus familiares directos y que todos comiencen a guardar envases y, luego, manos a la obra.

También hay grandes ferias de bodas o de locales de decoración para visitar donde se consigue lindos productos, a la par que prácticos. Con ayuda de internet es muy sencillo encontrar ideas para todos los gustos.

7. Las flores de la boda

Las flores están muy presentes en las fiestas y tienen un alto impacto visual en cada sector. Para ahorrar en la boda se aconseja elegir las flores de temporada y evitar importaciones. Los costos, entre unas y otras, varían mucho y el resultado puede ser el mismo con buenos arreglos.

Otra manera de abaratar con las flores es reutilizar las mismas. Una vez finalizada la ceremonia civil o religiosa, los padres de los novios pueden quitar esas flores y llevarlas al salón. Colocarlas allí, en los rincones con jarrones que las esperan, es rápido y sutil.

8. Pastel de boda

La idea es tener una torta simbólica y sencilla con la cual sacar la fotografía y hacer el primer corte. Para servir, los mozos la llevan a la cocina y allí se pueden tener otros bizcochuelos caseros. Claro, esto resulta fácil si hay en la familia alguien dispuesto a prepararlos un día antes.

  • La mesa dulce también es una forma de complementar la torta y hay diferentes variedades que se pueden preparan en casa con ayuda. No es necesario gastar el doble o más contratando proveedores.

9. Las alianzas

Los anillos de boda tradicionales eran de oro y, cuanto más peso, mejor. Sin embargo, esta costumbre ha cambiado con el paso de los años. Hay en el mercado hermosas alianzas, realizadas en otros materiales como la plata, que permiten ahorrar en la boda mucho dinero.

10. El coche

Alquilar una limusina o un coche especial para trasladar la novia hasta el lugar es un detalle posible de evitar. Siempre hay un amigo o un familiar que preste su coche para la ocasión. El único gasto será adornar el mismo con un gran ramo, cintas y solucionado el tema.

¿Cuánto dinero creen que pueden ahorrar en la boda si siguen estos consejos? De seguro, es mucho más, y sin dejar fuera ningún detalle.