10 consejos para hacer sexting

Marilu Caldera · 10 febrero, 2018
Además de ser una práctica para cuando los miembros de la pareja están separados, el sexting también puede ser una forma de recuperar la chispa de la relación y salir de la monotonía

El sexting es la combinación del los vocablos ingleses sex y texting, palabras traducidas al español, significan sexo y mensajes de texto (también conocido como sexteo).

Sexting es una expresión que describe al envío de mensajes de textos sexuales amorosos o apasionados a través de teléfonos celulares.

También se llama así a la práctica de compartir fotos o vídeos con contenido erótico así como mensajes subidos de tono en forma digital.

Inicialmente se enviaban mensajes de textos con contenido sexual.

No obstante, al transcurrir del tiempo, con los avances tecnológicos, comenzó a surgir el envío de fotos y vídeos a través de computadoras de sobremesa, portátiles, tabletas y teléfonos móviles.

Esta costumbre es muy común en las relaciones de parejas que se encuentran a distancia.

Sin embargo, a muchos les preocupa que los mensajes sean interceptados, ya que existen hackers (piratas informáticos), que pueden acceder a la información de seguridad que se almacena.

En el momento en que la pareja decida practicar esta actividad y tengan ciertas incertidumbres, se recomienda tener presente estos consejos. Así se podrá iniciar sexting sin miedo.

Consejos útiles para hacer sexting

1. Conocer el terreno

Conocer el terreno

Estudia el terreno, comienza con alguna insinuación o frases seductoras del estilo: “No puedo esperar a volver a verte y hacer contigo todas las cosas que tengo en mente”.

En ese momento, actúa en consonancia a su respuesta. Y si la respuesta es agradable, continuad con el juego.

De esta forma se va aumentando la excitación de forma gradual y se garantiza que el próximo encuentro no vaya a resultar una situación incómoda.

Lee también: La seducción puede convertirse en una necesidad incontrolable

2. Practicar sexting después de la primera vez

Mantén tus dedos alejados del teléfono y espera un poco. Lo bueno siempre se hace esperar.

Es mejor hacer sexting una vez que ya hayáis mantenido relaciones físicas, pues cuando dejas volar la imaginación puede poner las expectativas demasiado altas y que luego no se cumplan en el plano real.

3. Relajarse al momento de practicar sexting

Relajarse al momento de practicar sexting

Describe cada momento que te gustaría materializar con tu pareja de la forma más erótica y gráfica posible.

Eso sí, céntrate sobre todo en decir cosas que realmente te gustaría hacer con tu pareja, de forma que puedas llevarlo a cabo cuando os veáis.

Visita este artículo: Cómo preguntar a tu nueva pareja si tiene sexo con otra persona

4. No usar emoticonos

Una buena recomendación para cuando estés haciendo sexting es que te mantengas alejada de los emoticonos.

En este caso son mucho más efectivos los puntos suspensivos. Por ejemplo, es más adecuado decir “Te espero en el sofá…”.

5. Dile cómo te sientes

Dile cómo te sientes

Este consejo se refiere a qué debes decir si estás excitada por la conversación que están sosteniendo o imaginando lo que le harás cuando os encontréis.

Una de las cosas que hacen excitar a una persona es saber que te has puesto ardiente pensando en ella. Así pues, manifiesta esos sentimientos.

Recuerda que eso debe llegar después de preparar el terreno. Ahora bien, si ves que está receptivo, continúa con el sexting.

6. Cuéntale tus fantasías

Sirve para mejorar tu vida sexual. Normalmente tenemos menos miedo de decir lo que pensamos o lo que sentimos si no tenemos a la otra persona delante.

Esta puede ser la oportunidad perfecta de contarle tus fantasías sin que vea cómo te ruborizas.

Es posible que a él o ella también le excite hacer esas cosas pero que ninguno de los dos se haya atrevido a plantearlo, así que empieza con: “Imagina que me haces…” o “Imagina que te hago…” y da rienda suelta a tu imaginación.

7. Piensa en tu pareja

Piensa en tu pareja

El sexting es una actividad de dos, así que piensa en las cosas que a tu pareja le gustaría hacer o que le hicieras y escríbelas. Eso sí, cosas con las que tú también estés cómoda.

A las personas les encanta que les suban la autoestima alabando algunas de sus dotes o artes amatorias. Comenzar una conversación diciendo “Anoche fue increíble, no puedo esperar a verte” o “No sabes las ganas que tengo de que me vuelvas a hacer (…)”.

8. Fotos seductoras

Hacerte una instantánea erótica y enviársela a tu pareja puede ser francamente sexy. Eso sí, si lo haces tienes que ser de manera espontánea y estar 100 % convencida.

No lo hagas si no estás segura ni mucho menos porque te presionaron para que la enviaras.

9. Parejas creativas

Parejas creativas

Debéis ser creativos, así que a improvisar y sorprender. Si la conversación se repite una y otra vez terminará siendo aburrida y monótona. Es maravilloso que te sorprendan con cosas nuevas, prácticas y posturas distintas o nuevos juguetes.

La magia está en el suspense, en las insinuaciones, en decir las cosas sin decirlas…

10. Diversión y placer

Lo más sexy que puede tener una pareja es la complicidad y la capacidad de divertirse juntos. El sexting, como tantas otras cosas, tiene que tener esa misma finalidad: que los dos disfruten y que la relación se fortalezca.

Si a ambos os divierte, probad con algún mensaje mientras estáis con amigos o familia, o cuando sepas que tu pareja está en el trabajo…

La picardía aquí no tiene límites, y ten por seguro que el sexting puede ser un perfecto reconstituyente para la vida sexual y no solo una práctica para una inevitable separación física…

A divertirse con placer.