10 consejos para que tus cejas luzcan más bonitas que nunca

Carolina Betancourth·
24 Julio, 2020
Para que las cejas queden perfectas, es conveniente acudir a un centro de estética. De esta manera, el experto podrá definir la mejor forma.

El cuidado de las cejas se ha convertido en uno de los pasos imprescindibles de la rutina de belleza, ya que estas ayudan a conseguir una mirada más atractiva e iluminada. Su volumen, color y forma varían de mujer a mujer, pero todas pueden poner en práctica algunos trucos para que luzcan más hermosas.

No obstante, más allá de prestarle atención a lo estético, es primordial tener en cuenta que desempeñan un papel protector en el rostro al ser las responsables de mitigar el impacto de los rayos UV del sol y otros agentes dañinos.

Por fortuna, siguiendo paso a paso algunas recomendaciones, es posible conservarlas en perfecto estado. Por ello, toma nota de lo que vamos a comentarte a continuación.

Consejos para tus cejas

Se suele decir que las cejas son el ‘marco’ de los ojos. Por ello es importante cuidarlas a diario y darles una forma adecuada, procurando mantener la mayor naturalidad posible.

1. Elige un tipo de pinzas apropiado

El uso de pinzas como método depilatorio sigue siendo el método más utilizado en el cuidado de las cejas. Este tiene un efecto más duradero y facilita la tarea de definir su forma.

Los profesionales aconsejan elegir las afiliadas e inclinadas, que son perfectas para retirar los vellos sin pellizcar la piel.

Para darles forma

2. No las depiles demasiado

¡Ojo! Exagerar con la depilación es antiestético y perjudicial. No saber retirar correctamente los pelos puede acabar arruinando por completo las cejas.

En caso de no estar seguras de poder hacerlo, lo mejor es ir a un centro de belleza, ya que el pelo de las cejas no vuelve a crecer de la misma manera que en el resto del cuerpo.

No es recomendable depilarse en exceso las cejas porque luego es posible que los vellos no vuelvan a salir (lo cual dejará varios espacios vacíos) y además, porque al quedar muy finas, tienden a envejecer el rostro.

3. Usa delineadores y sombras para delimitarlas mejor

La solución más eficaz para las cejas claras es teñirlas. Este proceso es más duradero y no tendrás que pintarlas a diario. Para ello, lo más conveniente es que te pongas en manos profesionales para que no queden extrañas o contrario a como las deseas lucir.

La forma más simple para encontrar un tono perfecto es probando varios tonos de maquillaje para las cejas. Aunque tarda un poco más, quedarán espectaculares.

4. Infórmate bien antes de tatuarte tus cejas

La zona de las cejas no se salva de lesiones o de la aparición de antiestéticas manchas. En estos casos especiales se requiere una buena técnica de maquillaje para disimularlas.

Hay quienes optan por el método de tatuado porque dura y no requiere mantenimiento apenas. Sin embargo, hay que saber elegir muy bien el centro de estética para realizarse esta técnica y luego, conversar con el profesional sobre los ‘modelos’ a elegir, pues lo más importante es buscar una opción que resulte tanto natural como favorecedora.

Si el tatuaje no convence, por alguna razón, lo más recomendable es optar por utilizar delineadores y lápices de cejas. Hoy en día hay varios que incluso son resistentes al agua.

5. Haz una guía para depilarlas

que tus cejas

Si tienes muy poca experiencia depilando tus cejas, toma un corrector pálido y traza una línea como guía. Luego solo tendrás que tomar la pinza para proceder a moldearlas.

6. Péinalas para darles orden

Muchas chicas tienen la suerte de tener unas cejas preciosas sin necesidad de moldearlas o usar productos específicos.

Lo único por lo que se tienen que preocupar es por peinarlas para ordenarlas y definirlas. Esto se puede hacer con un cepillo de rímel y un poco de laca.

7. Depílate después de la ducha

Si eres de las que se depila con frecuencia, procura hacerlo después de tomar una ducha de agua caliente. Esta ayuda a abrir los poros y evita el dolor y la irritación al extraer el vello. Eso sí, ten presente que no está recomendado someterlas a este proceso más de una vez al mes. Ante cualquier molestia o inflamación derivada de la depilación deberemos consultar al médico.

7. Ten en cuenta los rasgos de tu rostro

Si tienes dudas acerca de cómo lucir unas cejas bonitas, lo mejor que puedes hacer es estudiar tus rasgos e informarte mejor. También puedes consultar con un esteticista al respecto.

Lo importante es que no caigas en eso de “quiero llevarlas como esta celebrity” porque lo más probable es que esa persona no tenga exactamente tu mismo tipo de rostro.

La forma de las cejas variará según el tipo de rostro. Sin embargo, a nivel general se debe considerar que estas empiezan a la altura del arco de la nariz, para finalizar paralelas a la esquina del ojo.

No olvides leer: Prepara esto tónicos naturales y luce un rostro increíble

8. Conserva cierta naturalidad

Procura que tus cejas luzcan naturales

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Es bueno depilarse con cera?

Las sombras, delineadores y demás cosméticos para las cejas son un gran complemento para darles un estilo perfecto. El problema es que, de no saber usarlos, hacen que se vean falsas y no tan bonitas.

Un sencillo truco para que se vean naturales consiste en usar un lápiz que sea más claro que su color original para luego darles un acabado natural con un difuminador.

10. Usa productos fortalecedores

Tal y como ocurre con las pestañas, las cejas necesitan un extra de protección y nutrientes para conservarse saludables y fuertes. Por la noche, después de retirar el maquillaje, frótales un poco de aceite de ricino o de coco.

El esteticista puede aconsejarte sobre tus cejas

Si a pesar de haber leído estos consejos tienes dudas acerca de cómo depilar tus cejas para que luzcan bonitas y acordes a tu tipo de rostro, acude al esteticista, pues podrá orientarte y explicarte cuáles son las mejores opciones para ti y por qué. 

Hasta que no hayas consulta con el esteticista, no es recomendable que intentes cambiar la forma de tus cejas con métodos depilatorios. Ten en cuenta que, mientras más vello haya, más posibilidades tendrás de elegir una forma adecuada, junto con el esteticista.