10 cosas curiosas de la saliva que te gustará conocer

Más allá de ayudarnos en el proceso de digestión, la saliva puede ayudarnos a detectar la falta de hidratación, e incluso diferentes datos genéticos o referentes a nuestro estado de ánimo

La saliva es uno de los fluidos corporales más importantes de nuestro cuerpo, producido por las glándulas salivales en la cavidad bucal, y cuya función es determinante en la primera etapa del proceso digestivo.

Se caracteriza por tener un color transparente y una textura viscosa, además de un pH que varía en función de estímulos como los que provocan los alimentos.

Está compuesta en un 99% de agua y, en menor medida, aporta enzimas, minerales y otras sustancias esenciales que ayudan en la percepción del sabor y posterior digestión de los alimentos.

No obstante, más allá de esto, se encarga de intervenir en otros procesos vitales del organismo, promoviendo su bienestar y evitando el desarrollo de algunas enfermedades.

Como sabemos que algunos desconocen cuáles son sus funciones, en el siguiente espacio queremos destacar las 10 mejores.

¡Conócelas!

1. Segregamos más de un litro al día

Tragar saliva

La mayor parte de las personas adultas segregan entre un litro y un litro y medio de saliva al día. Cada minuto de reposo se producen 0.4 mililitros, mientras que ante estímulos se generan hasta 2 ml.

Cuando esta cantidad se disminuye, es muy probable que el organismo esté deshidratado y se esté desarrollando un caso de xerostomía o síndrome de la boca seca.

2. Desempeña un papel protector

Aunque a simple vista no lo podemos notar, la saliva concentra una amplia variedad de agentes antimicrobianos y antifúngicos que ayudan a evitar las infecciones en la cavidad bucal.

Su concentración de proteínas y electrolitos interviene en los procesos de cicatrización y ejerce un papel protector de los tejidos.

Si no la tenemos en cantidades adecuadas aumenta la tendencia a sufrir irritaciones y, además , se altera el pH que previene las afecciones causadas por virus y bacterias.

Una producción correcta de este fluido es determinante para evitar las caries, el exceso de placa bacteriana y otras enfermedades periodontales graves.

Lee también: Tratamientos caseros para eliminar las heridas en la boca

3. Es clave para el sentido del gusto

Comer-saludable

La función de este líquido no solo es la de mantener lubricada la boca para facilitar la preparación y digestión de los alimentos. También es necesaria para detectar los sabores.

Esto se debe a que los receptores químicos de las papilas gustativas requieren líquido para funcionar en óptimas condiciones y, por lo tanto, es clave para disfrutar de cada sabor.

4. Ayuda a detectar la deshidratación

Cuando el organismo no cuenta con suficiente cantidad de líquidos, la saliva es una de las primeras en presentar alteraciones evidentes.

Carecer de este líquido en la boca, sentir sed y notar la lengua seca son signos evidentes de un cuerpo deshidratado.

5. Por la noche se produce en menos cantidad

Al dormir

La cantidad de saliva que se produce en nuestro cuerpo también depende de factores como los ciclos circadianos.

Durante el periodo de descanso, y dado que la boca no la requiere en tantas cantidades, su producción disminuye de forma considerable.

6. Puede presentar trastornos

Las glándulas salivales, que tan importantes son para la producción adecuada de saliva, pueden sufrir trastornos que afectan tanto la calidad del fluido como la salud.

Uno de ellos es la sialorrea, es decir, cuando se origina una secreción excesiva del líquido.

También puede originarse un cálculo en la glándula, casi siempre ocasionados por la acumulación excesiva de sales minerales.

7. Se altera por el alcohol y el uso de enjuagues bucales

Enjuague bucal

Los compuestos tóxicos que contienen el alcohol y los químicos agresivos de los enjuagues bucales pueden producir exceso de sequedad en los tejidos orales al causar un desbalance en el pH de la saliva.

8. Refleja el estado de ánimo

Aunque parece increíble, las características de la saliva pueden reflejar el estado de ánimo que estamos atravesando.

La exposición al estrés, y el aumento de cortisol que implica, conduce a desequilibrios en la acidez de la saliva, y disminuye su capacidad protectora.

9. Ayuda a obtener información genética

Saliva

¿Alguna te has preguntado por qué se toman muestras de saliva para analizar el ADN de una persona?

Pues bien, esto se debe a que contiene células humanas que se desprenden de los tejidos que recubren la boca y, a su vez, aporta ARN, que permite el traslado de la información genética del ADN.

Visita este artículo: 14 beneficios del magnesio

10. La producción disminuye con la edad

La segregación normal de saliva disminuye como parte del proceso de envejecimiento del cuerpo, aunque también puede darse en edades tempranas por algunas circunstancias específicas o tratamientos.

En conclusión, aunque quizá no lo habías notado, las funciones de la saliva van mucho más allá de lo que tiene que ver con el proceso de digestión.

Ingerir agua, tener una correcta higiene oral y adoptar una alimentación saludable es clave para mantener su pH balanceado.

 

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar