10 cosas que te suceden al dormir

Valeria Sabater·
15 Julio, 2020
Al dormir tu cuerpo experimenta situaciones que quizás desconoces. Entre ellas encontramos los espasmos, el rechinamiento de dientes, hablar, los orgasmos, la reparación de tejidos... Descubre qué te sucede al dormir.

Cuando cerramos los ojos deseamos conseguir un sueño tranquilo y reparador. Pero, en realidad, al dormir, nuestro cuerpo experimenta fenómenos que, seguramente, ni siquiera sepas que te suceden a ti.

A continuación te contamos algunas de las situaciones que, posiblemente, te ocurren al dormir. La mayoría de estos fenómenos son normales y no implican ninguna enfermedad.

Conoce qué te sucede al dormir

1. Repentinas sacudidas, saltos y tirones al dormir

piernas inquietas al dormir

Seguro que te ha ocurrido alguna vez. Acabas de conciliar el sueño y de pronto, das un salto. Se trata de algo muy común que todos experimentamos de modo frecuente. A este fenómeno se lo conoce como mioclono.

Se trata de impulso hipnótico que sucede únicamente cuando estamos durmiendo. Al parecer, se debería a una preparación de nuestro cuerpo a los cambios que experimenta durante el sueño. Nuestras funciones se ralentizan y, en ocasiones, el cerebro interpreta ese cambio como una caída. De ahí la reacción espasmódica.

Descubre: Beneficios de dormir bien para la salud

2. Parálisis del sueño

La parálisis del sueño es un fenómeno que se produce cuando la persona no puede moverse ni hablar justo al quedarse dormida o al despertar. Este problema se suele producir durante la fase del movimiento ocular rápido (MOR) durante la cual es normal tener sueños vívidos.

Cuando despertamos súbitamente del sueño MOR, nuestro cerebro está despierto, pero nuestro cuerpo sigue en modo MOR y no puede moverse, lo que nos produce esa sensación de parálisis.

Se trata de un problema bastante común. De hecho muchas personas lo han experimentado al menos una vez en su vida. Con todo, no se trata de una dolencia grave y el fenómeno no dura más de 2 minutos.

Se asocia con problemas como la falta de sueño, el estrés, etc. Solo en casos más graves y frecuentes se puede relacionar con ciertos trastornos, como la narcolepsia o la bipolaridad.

3. Los dientes rechinan mientras dormimos

dientes2

El rechinar de los dientes se conoce como bruxismo. No se sabe exactamente por qué se produce pero puede estar asociado con problemas como el estrés y algunas enfermedades, como la apnea del sueño. También se cree que el factor genético juega un papel importante.

El bruxismo puede hacer que nos despertemos con dolor de mandíbula e incluso de cabeza, además de que es posible desarrollar problemas en los dientes. Por eso, lo mejor que puedes hacer en estos casos es acudir al dentista, este te ofrecerá el tratamiento más adecuado.

4. Hablamos en voz alta

¿Te ha ocurrido alguna vez a ti o a la persona que está junto a ti que habla al dormir? Es algo muy común. Podemos decir en voz alta una palabra o una frase, e incluso verbalizar una pequeña conversación. A este fenómeno se le conoce como somniloquía y muchas veces, aunque tengamos la sensación de que sucedió, es difícil de recordar.

En principio, no se trata de un problema grave en absoluto. Con todo, en ocasiones puede ser síntoma de un problema mayor, como el bruxismo o la apnea del sueño. Pero en estos casos vendrá acompañado de otros síntomas.

5. Excitación sexual y orgasmos nocturnos

formas_dormir_pareja-7

En ocasiones puede ocurrir que experimentamos erecciones nocturnas. Este fenómeno se puede producir tanto en hombres como en mujeres, aunque es más frecuente en los primeros.

Se trata básicamente de un efecto natural producido por la circulación de la sangre y la estimulación hormonal que acaba provocando esa súbita erección y, quizás, un orgasmo nocturno. En el caso de las mujeres también se suele asociar a determinados sueños.

6. Movimiento rápido de los ojos al dormir

Ya hemos hablado de la fase del movimiento ocular rápido (MOR). Es aquella durante la cual  nuestros ojos se mueven rápidamente. También se la conoce como la fase del Rapid eye movement o  fase REM, por sus siglas en inglés.

Durante el sueño REM, el cerebro y el organismo se energizan y es cuando se sueña. Se considera que el sueño REM participa en el proceso de almacenamiento de recuerdos y aprendizaje. Además, también podría ayudar a equilibrar el estado de ánimo.

Si bien no se entienden bien los mecanismos exactos, queda claro por qué es indispensable disfrutar de un sueño tranquilo y reparador.

7. Somos un poco más altos por las noches

dormir

Esto no es un fenómeno mágico, tiene explicación. Básicamente, durante la noche la columna vertebral se estira y se relaja un poco, esto hace que los discos entre vértebra y vértebra se distancien levemente.

Pero llegada la mañana y a lo largo del día los discos empiezan a contraerse hasta llegar a su posición original. Y la altura vuelve a su estado habitual.

8. El cerebro se desintoxica por la noche

Cerebro al dormir

Dormir no solo es imprescindible para nuestra bienestar, sino también para la salud de nuestro cerebro. Y es que este está muy activo durante las horas nocturnas: además de organizar información y clasificarla, depura toxinas y desechos.

Sabemos que esto puede sonar extraño, pero efectivamente el cerebro se “desintoxica” durante la noche. Durante años se creyó que esto era un mito, pero estudios recientes muestran que durante la noche el sistema linfático se encarga de “drenar” el cerebro, eliminando así todo lo que este no necesita.

9. Se secretan hormonas de crecimiento en los niños

dormir en la infancia

Dormir es fundamental para el correcto desarrollo y crecimiento del niño. Durante el sueño se secreta y actúa la hormona del crecimiento humano y se estimula el crecimiento de músculos y huesos.

Además, aunque todavía se requieren más estudios, la mayoría de los expertos parecen estar de acuerdo en que durante las horas de sueño también se reparan tejidos, y no solo los de los niños. Por eso, el cuerpo de los adultos también se beneficia del descanso nocturno. Aun cuando ya no estemos en etapa de crecer, el cuerpo debe renovar sus células continuamente.

Lee también: Cómo enseñar al bebé a dormir toda la noche

10. Dormir consume energía

Mientras dormimos, el cuerpo sigue cumpliendo con sus funciones básicas, como respirar, procesar los alimentos, bombear sangre, eliminar desechos, etc. Estas funciones consumen energía. A esto se le conoce como metabolismo basal, es decir, el valor mínimo de energía necesaria para que la célula subsista.

Por eso, aunque no nos movamos, nuestro cuerpo sigue consumiendo energía y eso se traduce en una pérdida de calorías. ¿Cuántas calorías se pueden perder? Pues depende de diversos factores, entre ellos de nuestra masa corporal o nuestro sexo. Por ejemplo, los hombres con más masa corporal tienden a consumir más energía.

Conclusión

Y hemos llegado al final, ¿qué te ha parecido? Interesante, ¿verdad? Es increíble la cantidad de cosas que suceden en nuestro cuerpo durante la noche. ¡Y nosotros sin enterarnos!

La mayoría de estos fenómenos son inofensivos y en algunos casos hasta necesarios. Con todo, también existen también trastornos del sueño que requieren de una intervención médica. No los trataremos en este artículo, pero puede ser interesante consultar sus síntomas. En cualquier caso, si sientes que algo no va bien, lo mejor es siempre acudir al médico.