10 cosas sobre tu vagina que seguramente no conocías

Al estar recubierta de tejidos fibromusculosos la vagina se puede fortalecer mediante ejercicios del suelo pélvico que nos permitirán prevenir problemas, como dolores localizados o incontinencia urinaria

La vagina es el órgano del aparato reproductor femenino que se encarga de conectar el útero con el exterior del cuerpo.

Se compone de una vía recubierta de delicadas membranas mucosas que le ayudan a mantener su humedad natural y la acidez necesaria para evitar las infecciones.

Además, cuenta con unos complejos tejidos fibromusculosos que le confieren la elasticidad necesaria para muchas de sus funciones principales.

En conjunto con la vulva es una parte fundamental, tanto para fines reproductivos como para el placer sexual y la salud de la mujer.

Pese a esto, hay algunas curiosidades que muchas aún ignoran y que pueden ser importantes para conocerla mejor.

¡Descúbrelas!

1. Se limpia sola

infeccion-vaginal

¿Te alertaste alguna vez por la presencia de flujo vaginal? Si bien existen varios tipos de fluidos, aquel de color transparente o blanco, en realidad, es saludable.

Su finalidad es mantener la actividad de la flora bacteriana para eliminar las bacterias, los virus y las células viejas que se van quedando retenidas.

Debido a esto no se debe limpiar con jabones perfumados, talcos o productos desodorantes, ya que podría ser perjudicial.

2. Puede cambiar de color

Durante la excitación sexual y el embarazo el flujo de la sangre hacia la zona genital cambia y, a su vez, puede provocar un ligero cambio de color en la piel.

De hecho, cuando los niveles de estrógenos bajan por la menstruación o la menopausia también puede producirse este cambio.

3. Cambia de tamaño

La vagina puede cambiar de tamaño durante la actividad sexual y el parto. Dado que la sangre se concentra en esta zona, el órgano se dilata para cumplir su función.

Así que, cuanto más activa seas sexualmente, más probabilidades habrá de que tu vagina se agrande.

4. Se puede fortalecer

Levantamiento de pelvis

La práctica continua de ejercicios enfocados en el suelo pélvico contribuye a fortalecer los músculos que comprometen la vagina.

Se estima que, por lo menos, una de cada tres mujeres presenta disfunciones en el suelo pélvico, sobre todo a partir de la menopausia.

El problema es que esto conduce a la incontinencia urinaria, el dolor en la vejiga y el ardor al orinar.

5. Es imposible perder algo en la vagina

En la parte superior de la vagina está ubicado el cuello uterino, con una abertura tan pequeña que solo pueden entrar agentes microscópicos como los espermatozoides.

Al introducir un elemento cualquiera dentro de esta, no irá a ninguna parte, ya que no tiene otras vías en el interior.

Sin embargo, con el fin de evitar infecciones graves, no se recomienda mantener los objetos sexuales por demasiado tiempo.

6. Puede salir hacia afuera

Cancer de utero-matriz

¡Ojo! Existe una condición conocida como prolapso úterovaginal que puedes producirse tras un parto o la debilidad del suelo pélvico.

Es importante aprender a identificarlo y consultar cuanto antes al médico para solucionarlo mediante una cirugía.

7. Recupera su elasticidad

Una de las características particulares de este órgano es que se puede dilatar pero recupera con facilidad su tamaño original.

Aunque durante el coito se vuelve más flácida y floja, pasados unos minutos regresa a la normalidad.

Lo único que puede hacer que su textura sea más blanda son los cambios propios de la edad y el número de partos.

8. Tiene el mismo pH que una copa de vino

Curiosamente, el pH de una vagina saludable es el mismo de una copa de vino. Este varía entre los 3,8 y los 4,5, mientras que el vino tiene un pH de entre 3 y 4, según su variedad.

9. Puede salvar vidas

El flujo contiene células madre

Las células regenerativas endometriales que contiene la sangre menstrual podría ser útil en el tratamiento de los pacientes con insuficiencia cardíaca.

Conocidas también como células madre, estas han demostrado dar efectos positivos en la cura de las dificultades cardíacas de muchas personas.

En la actualidad muchos tratamientos y estudios médicos se están basando en su función para generar diferentes tipos de células nuevas en el cuerpo.

10. El tamaño no importa

El tamaño de la vagina no tiene nada que ver con el disfrute durante las relaciones sexuales. En promedio mide unos 7,6 centímetros y puede extenderse hasta 10 durante la fase de excitación.

Esto indica que cualquier pene puede llenarla por completo, y si se trata de un miembro de gran tamaño, puede alargarse y adaptarse.

Interesante, ¿no? Recuerda que muchas de tus dudas las puedes consultar con tu ginecólogo de confianza.

En caso de notar alguna anomalía, visítalo de inmediato.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar