10 deficiencias de vitaminas comunes y su solución

Es probable que no lo relacionemos, pero tanto la incidencia de padrastros como la aparición de caspa pueden deberse a una falta de vitaminas, por lo que es conveniente revisar nuestra dieta

¿Sufres acné o mal aliento? Muchos problemas de salud que nos resultan comunes están causados por deficiencias de vitaminas que podemos encontrar de forma natural en ciertos alimentos.

1. Acné

El acné es un padecimiento bastante común que se caracteriza por la presencia de seborrea, barros y espinillas en la piel de la cara y cuerpo. Su aparición es bastante común durante la adolescencia pero si el acné no desaparece o reaparece en años posteriores a la adolescencia puede deberse a una deficiencia de vitaminas A, B2, B6, C y D.

Estas vitaminas afectan directamente al buen funcionamiento de las hormonas. Entre los alimentos que se deben consumir están los espárragos, aguacate, cítricos, pimientos y zanahorias.

Ver también: Prepara un jabón casero para pieles con acné

2. Mal aliento

Mal aliento

Una de las deficiencias de vitaminas más comunes es la de vitamina B, principalmente entre los vegetarianos.

Esta vitamina es vital para tener una buena digestión y, cuando falta, puede disminuir la cantidad de enzimas que combaten las bacterias de la boca y el tracto digestivo.

Lo nutricionistas indican que con 50 mg de niacina al día podremos evitar el mal aliento. Los alimentos recomendados son: pollo, pescado, tomate, granos integrales y champiñones, entre otros.

3. Labios agrietados

Los labios son un órgano externo del cuerpo que no suele presentar graves problemas de deficiencias de vitaminas.

Biológicamente, los labios requieren más atención y cuidado durante el invierno. Esto se debe a que la piel genera ciertos aceites naturales que generan la humedad necesaria pero con el clima frío, esta humedad se pierde.

Los labios agrietados se evitan con vitamina E, la cual actúa como un poderoso antioxidante. Los mejores productos para obtener este nutriente son los aceites: aceite de germen de trigo, aceite de almendras, aceite de girasol, aceite de oliva, etc.

4. Caspa

caspa o descamación

La caspa se origina cuando hay exceso de células muertas en el cuerpo cabelludo. Todos tenemos una cantidad normal de células muertas, pero si hay un exceso, ya hay un problema.

Las principales causas de la caspa son la dermatitis seborreica, exceso de champú, psoriasis, hongos, deficiencias de vitaminas B, zinc y magnesio.

Los alimentos recomendados son: mostaza, almendras, chocolate negro, cordero y vegetales de hoja verde.

5. Padrastros

Probablemente te habrás dado cuenta de que durante los meses de invierno presentas un aumento de padrastros en los dedos.

Esto se debe a que el clima frío reseca considerablemente tu piel. Este efecto se aumenta con ciertos químicos corrosivos o la inmersión constante de las manos en el agua.

Las deficiencias de vitaminas que ocasionan este problema se solucionan consumiendo proteínas, ácido fólico y vitamina C.

6. Piel reseca

Piel reseca

Millones de personas están buscando una alternativa para mantener una piel que luzca más suave e hidratada. Hay que recordar que puede ser una característica propia de la persona causada por genética.

En caso de que veas que este es un problema que ha aparecido hace poco tiempo, o que seas consciente de que tu dieta no es muy variada, quizás tengas deficiencias de vitaminas y consumas poca agua.

Si es tu situación, procura incluir alimentos ricos en vitamina A y C que reestructurarán tu dermis.

7. Piel de atleta

Las vitaminas D2 y D3 son necesarias para el correcto cuidado de la piel. Su deficiencia puede dar pie a la aparición de diversas enfermedades como el pie de atleta.

Estas dos vitaminas requieren de calcio para que su correcta absorción. Es necesario consumir 10 microgramos de vitamina D al día, pero la mayoría solo consume la mitad o menos.

8. Ictericia

ictericia

Este padecimiento provoca que las zonas blancas de los ojos y la piel se pongan de color amarillo a causa del exceso de bilirrubina. Esta sustancia se acumula cuando el hígado no trabaja de forma normal y se da la coloración.

La ictericia puede presentar  cualquier edad y sus causas son enfermedades de la sangre, síndromes genéticos, hepatitis, infecciones y ciertos medicamentos. Las deficiencias de vitaminas que la provocan incluyen A, C, E, B12 y B6.

9. Palidez

La pigmentación de la piel se debe a la presencia de melanina que depende de diversos factores genéticos, la cantidad de tiempo que nos expongamos a la luz solar…

También hay deficiencias de vitaminas que pueden afectar negativamente al color de la piel.

La vitamina C ayuda a producir colágeno y la falta de esta vitamina genera una palidez extrema, daños en la piel y vasos sanguíneos y hasta la pérdida de dientes. Basta con consumir con 80 miligramos de esta vitamina al día.

La falta de ácido fólico o vitamina B9 también puede hacer que la piel pierda pigmentación. Esta vitamina es vital en la producción de energía y de las células rojas de la sangre.

Además, cuando no consumimos suficiente vitamina B9 estamos en riesgo de padecer anemia, otra situación que nos provoca palidez. Al día debemos consumir un total de 400 microgramos.

Te recomendamos leer: Colágeno: ¿Cuáles son sus utilidades y contraindicaciones?

10. Problemas de la vista

Mejora la visión

Las vitaminas antioxidantes (A, C, E y los beta-carotenos) junto con las del complejo B, son muy importantes para nuestra salud ocular.

Incluso una mínima deficiencia de vitamina A puede causar cansancio ocular, sensibilidad a la luz, resequedad y mayores probabilidades de contraer infección oculares.

Cuando las deficiencias son severas, puede haber presencia de úlceras, problemas en la córnea y la ceguera, en el peor de los casos. La vitamina A es esencial para mejorar la vista nocturna.

Las deficiencias de vitaminas del complejo B ocasionan sensibilidad a la luz, parálisis de los músculos del ojo, sensación de ardor y lagrimeo excesivo.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar