10 destinos románticos para visitar con tu pareja

15 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
¿Te gustaría pasar unos días en compañía de tu pareja pero no sabes qué lugar elegir? Te ayudamos a descubrir los 10 sitios con más encanto y romanticismo que existen.

Los destinos románticos están siempre a la espera de parejas que deseen vivir una experiencia especial. En ocasiones, recorrer lugares desconocidos de la mano del otro es una manera de volver a la fase del enamoramiento, esa que nadie desea que termine.

Por circunstancias de la vida como el trabajo, las obligaciones familiares y la economía, a veces no encontramos tiempo suficiente para la relación. Así pues, no pasa nada por ser un poco egoístas y lanzarse a la aventura.

A continuación, te mostramos cuáles son los destinos románticos preferidos por las parejas.

Los 10 destinos románticos para reafirmar el amor

1. Praga (República Checa)

La ciudad checa está llena de edificios históricos de una belleza impactante. Desde la Plaza del Reloj se puede sentir la presencia de los personajes que circularon por allí, entre ellos, Franz Kafka, el autor de la famosa novela “La Metamorfosis”.

Con una arquitectura de película, llena de castillos medievales y puentes, este enclave tiene en su poder la biblioteca más bella del mundo. Un lugar nombrado por grandes poetas, como Jorge Luis Borges, que debe ser de obligada visita.

Además, las fotos que podéis tomar desde el puente de Carlos son, simplemente, espectaculares.

2. Venecia (Italia)

Entre los destinos más románticos, la ciudad de los canales tiene un lugar privilegiado. Subir en una taxi acuático abrazados y trasladarse por la ciudad es un plan maravilloso. Una aventura que, seguramente, jamás podréis borrar de vuestras mentes.

Deambular juntos por la noche entre las angostas calles venecianas os convertirá en protagonistas de la mejor historia de amor. Pedir un deseo, pasear sobre los puentes y sentarse en un bar a brindar, no tiene precio.

También lee: Vacaciones en pareja: ¿qué hacer para no discutir?

3. Budapest (Hungría)

Budapest es una hermosa ciudad que vive a caballo entre el siglo XX y el XXI. La zona de la sinagoga y el barrio judío cuentan con los mejores bares y restaurantes típicos donde probar el delicioso gulash; al acabar, podéis visitar el famoso Bastión de los Pescadores o acudir al balneario más famoso del país, las termas de Széchenyi.

Por la noche, nada mejor que experimentar cómo es montar en crucero sobre el Danubio, con una copa de Champagne, mientras suena de fondo la maravillosa melodía de Strauss.

4. Santorini (Grecia)

En el archipiélago helénico se encuentra la famosa isla de Santorini. Sus casas blancas y sus techos azules la convierten en un precioso enclave donde pasar unos días.

Este pequeño pueblo está situado sobre los acantilados, con unas vistas al azul del mar que, sencillamente roban el aliento a cualquiera. Podéis aprovechar para visitar otras islas, conocer las antiguas ruinas y, de paso, deleitaros con la deliciosa gastronomía griega.

5. Cartagena de Indias (Colombia)

Aterrizar en pareja en esta ciudad colombiana es como adentrarse en otro mundo. No es de extrañar que se haya convertido en inspiración de pintores, poetas y escritores de todas las épocas.

Un atardecer en Cartagena, con el colorido de sus casas y las murallas que la circundan puede ser inolvidable. Sencillamente, os sentiréis parte, por unos días, de una época mística y colonial, donde los piratas y las pasiones prohibidas estaban a la orden del día.

6. Mallorca (España)

Una de las principales islas de España también tiene su lugar en el ranking de los destinos más románticos. Es ideal para quienes desean relajarse en la intimidad de su compromiso.

Una zona en la que el buen tiempo está siempre presente, acompañado por la hermosura de sus playas de ensueño, su catedral gótica y sus aguas cristalinas. Si queréis encontrar el equilibrio en la pareja, sentiros en paz y volver a conectar, Mallorca os espera.

7. Buenos Aires (Argentina)

En el país más austral del mundo, Buenos Aires, tiene las noches más especiales de Sudamérica. Un lugar donde se entremezclan los estilos más antiguos, con los más modernos. Una conjunción de culturas que pueden convivir con equilibrio y fascinación entre ellas.

Para los turistas, una de las mejores propuestas es visitar los salones de tango y entregarse a una clase especial. Seguramente, unos pasos de baile con el otro os devolverá esa conexión pasional que, quizás, tenéis un poco adormilada.

8. Provenza (Francia)

Los colores violáceos y los más suaves aromas son las características principales de esta zona del sur de Francia. Hacer una escapada en San Valentín puede ser, sencillamente, perfecto.

Al contrario que la Costa Azul, la Provenza es un lugar mucho más descongestionado y libre de turistas incómodos. Además, cuenta con una gastronomía famosa y digna de admirar, especialmente para los amantes del queso.

Te puede interesar: Señales que indican que necesitas vacaciones

9. Ámsterdam (Países Bajos)

Cuenta la leyenda que quien bese a su enamorado en esta ciudad holandesa tiene garantía de amor eterno. ¿Qué puede haber más romántico que declarar amor eterno bajo el puente Magere Bug?

Amsterdam es una ciudad muy romántica. Cuenta con calles preciosas, pastelerías de ensueño y canales por los que poder pasear, de la mano, al anochecer.

10. Lisboa

Los miradores portugueses son conocidos por reunir a miles de enamorados al día. Desde el conocido castillo de San Jorge, toda la ciudad se presenta, deslumbrante, como un lugar mágico y onírico.

La arquitectura portuguesa es muy característica, así como sus deliciosos pasteles de Belém. ¡No podéis iros sin probarlos! Por la noche, disfrutad de una buena botella de vino de Oporto mientras escucháis fados en cualquier bar local. Os encantará.

Lo importante es la compañía

Recuerda que, vayáis a donde vayas, lo importante es que estáis juntos. Dejad a un lado las discusiones tontas y las preocupaciones rutinarias: es vuestro momento para desconectar.

Este viaje puede daros este tiempo para volver a conoceros y retomar esos asuntos que teníais pendientes. No lo dudéis: viajar abre la mente y calma el corazón.