10 errores comunes que se cometen al practicar yoga

Ekhiñe Graell · 21 octubre, 2019
Aunque nos parezca una práctica sencilla el yoga requiere de técnica y es fundamental calentar antes y estirar después de cada sesión para evitar problemas y obtener todos sus beneficios

El yoga es una de las actividades físicas que más de moda han estado en los últimos años, sobre todo en países occidentales. Su origen, sin embargo, es muy antiguo. Pese a su gran popularidad, a veces se incurren en errores en su práctica.

1. Desconocer qué es en realidad el yoga

Uno de los errores más comunes que la mayoría de las personas cometen al practicar yoga es precisamente desconocerlo parcial o totalmente. Por ejemplo, muchos creen que es un tipo de actividad física sencilla que no requiere esfuerzo, dedicación o compromiso.

ejercicio yoga relaxingmusic

No obstante, en los hechos ocurre lo contrario. El yoga requiere preparación, compromiso físico y mental y, sobre todo, conocimiento. Es muy importante informarse antes de practicarlo, debido a que existen distintos tipos y formas de realizarlo.

2. Elegir un mal maestro

Otro error muy común que se suele cometer es tomar una mala decisión al momento de elegir un profesor. Precisamente por su popularidad, existen muchas personas que deciden dar clases de yoga sin tener los conocimientos necesarios .Esto puede generar frustración de los alumnos e incluso lesiones.

Lo mejor es acudir a un lugar que cuente con profesores certificados. Que sean profesionales no quiere decir que sean caros. Es posible encontrar opciones buenas y confiables a precios accesibles.

En algunas ciudades existen asociaciones o grupo que orientan a las personas que están interesadas en comenzar a practicar yoga.

3. No calentar

Ejercicio

Como en cualquier otra actividad física, antes de comenzar con una sesión o rutina es muy importante realizar un calentamiento. No obstante, muchas personas suelen no calentar antes de hacer yoga por considerar que no se trata de un ejercicio como tal.

Te puede interesar: Descubre aqui las 4 maneras de calentar antes de hacer deportes

4. Compararse con los demás

Cuando asisten a una clase de yoga, muchas personas cometen el error de compararse con los demás, principalmente con los más experimentados, y frustrarse por no obtener los mismos resultados.

Se debe tener claro que cada persona es diferente y que los resultados pueden variar dependiendo de distintos factores. Por lo tanto, lo mejor es concentrarse en uno mismo y estipularse metas personales que nos ayuden a identificar nuestro propio progreso.

5. Practicar yoga en un lugar no adecuado

yoga

No todos los sitios son ideales para practicar yoga. Por ejemplo, es muy difícil practicar este ejercicio en sitios muy pequeños, con mucho ruido o sin una correcta ventilación.

Por tanto, es importante conocer de antemano el lugar donde vamos a practicar yoga y acondicionarlo lo mejor posible.

6. No contar con el equipo adecuado

Aunque una de las grandes ventajas del yoga es que no se necesita de aparatos o herramientas especiales, lo cierto es que por lo menos se debe de contar con el equipo adecuado mínimo para disfrutar al máximo de esta actividad.

La recomendación más importante es utilizar la ropa adecuada, que sea cómoda, llevar una toalla pequeña, un tapete para hacer yoga y alguna botella de agua. Además, recuerda que el yoga se suele practicar descalzo, por lo que se debe de tener una buena higiene, sobre todo cuando se realiza con más personas.

7. Desesperarse

Este error tiene mucho que ver con el número 4 que mencionamos anteriormente. Para las personas que comienzan a hacer yoga puede ser muy frustrante no poder hacer correctamente algunos ejercicios, por lo que suelen caer en la desesperación.

«Muchas personas piensan que para hacer yoga tienes que ser súper flexible, pero la realidad es que deben empezar en su propio punto», explica Lisa Sochocky, experimentada profesora del Yoga Loft de Hawai.

Esto puede provocar que nos estanquemos e incluso lesiones o problemas físicos. Lo mejor es hacer los ejercicios dentro de tus límites y verás como progresas poco a poco.

8. Dolor

Aunque el yoga puede ser una actividad complicada, esto no quiere decir que se deba experimentar dolor al practicarla. Por el contrario, debe de ser algo relajante que ayude a tu cuerpo y mente a sentirse mejor.

En caso de que sientas dolor al realizar los ejercicios, lo mejor es consultar a tu profesor para que te oriente al respecto. Podría ser el caso de que estás realizando incorrectamente los ejercicios, pero también que padeces alguna dolencia o lesión por la que, entonces, deberías consultar con tu médico antes de seguir forzando y arriesgando a hacerte daño.

Lee más: ¿Por qué no debes excederte con el ejercicio?

9. Abusar de esta actividad

yoga2

El abuso puede ser nocivo para nuestra salud, especialmente para los músculos. Por lo tanto, lo mejor es avanzar progresivamente y no abusar, tratando de obtener buenos resultados en poco tiempo. La calma siempre es mejor.

10. No culminar toda la sesión

Generalmente, al terminar una clase o sesión de yoga se suele realizar lo que se conoce como la “relación final”.Este es un ejercicio muy importante que, sin embargo, muchas veces no es completado por todos. Es importante realizar la “relajación final” para recuperarse y despejar la mente; así nuestro cuerpo experimentará todos los beneficios del yoga.