10 famosos trucos de primeros auxilios que el 90% de las personas hace mal

Lorena González · 17 febrero, 2018
En los casos de emergencias no te dediques a hacer de médico o a buscar consejos en internet. Lo que debes hacer es llamar una ambulancia.

Todos hemos hecho alguna vez algunas cositas relacionadas con los primeros auxilios, sin embargo, no siempre acertamos e incluso en ocasiones lo que hacemos nos puede perjudicar.

Saber cómo actuar para brindarle los primeros auxilios a una persona es importante. Toma nota de estas recomendaciones básicas para prestar la asistencia correcta en esos casos de emergencia.

1. Lavar las heridas con agua oxigenada

Lavar las heridas con agua oxigenada, tratarlas con yodo y alcohol puede ser peligroso. Ten en cuenta que el agua oxigenada destruye las células, por lo que la herida tardará más tiempo en curarse.

Productos como el yodo, el mertiolate o el alcohol queman las células vivas y pueden causar más dolor con el contacto con la herida.

Modo correcto:

Lo más recomendable será lavar la herida con agua limpia, aplicar una pomada con antibiótico y no poner ningún tipo de apósito en la herida o tardará más tiempo en curarse.

Ver también:  6 usos caseros del agua oxigenada

2. Cuidado con el masaje cardiopulmonar

Cuidado con el masaje cardiopulmonar

Si te vieras en la necesidad de tener que hacer este tipo de masajes ten mucho cuidado. Cuando se hace un masaje de estas características sin tener conocimientos es fácil acabar quebrando las costillas, además de dañar los pulmones y el corazón.

Modo correcto:

Para empezar debes tener en cuenta que este tipo de masajes solo se deben hacer si ves que la persona está sin pulso, no respira y no hay ningún médico cerca.

El ritmo correcto es de 100 compresiones por minuto. En el caso de los niños el ritmo adecuado sería el de 30 compresiones y 2 inhalaciones, luego otra vez 30 compresiones y 2 inhalaciones.

3. El paracetamol puede provocar problemas con el hígado

Abusar del paracetamol puede ser fatal para tu hígado. Hay que tener en cuenta que se trata de una sustancia que contiene acetaminofeno. Por lo que un abuso del paracetamol provocaría problemas renales y de hígado.

Modo correcto:

No tomes más dosis de la indicada. En el caso de los adultos se recomienda tomas diarias de 4 gramos.

Ten en cuenta que el acetaminofeno se encuentra en varios medicamentos y es fácil exceder las dosis permitidas, lo cual puede provocar intoxicación. Infórmate bien antes de tomarlo.

4. En caso de hemorragia nasal no lleves la cabeza hacia atrás ni te acuestes de espaldas

hemorragia nasal

Si tienes una hemorragia nasal no eches la cabeza hacia atrás ni te acuestes de espaldas porque sólo conseguirás que la presión sanguínea en la cabeza aumente.

Ten en cuenta que a simple vista es imposible determinar el carácter y la gravedad de la hemorragia. Evita el peligro que podría suponer que la sangre entrara en los pulmones.

Modo correcto:

Lo que debes hacer en estos casos es mantener la cabeza derecha para bajar la presión rápidamente.

Aplica algo frío en la nariz y ve tapando las fosas nasales de manera alterna y respirando por la boca. Si ves que aún así la hemorragia persiste, repite el procedimiento.

Te recomendamos leer: ¿Qué debemos hacer si sufrimos una hemorragia nasal?

5. Si tienes un accidente de coche no muevas a la persona

Los motivos de muerte tras un accidente de coche están relacionados con una lesión de cuello y de columna. Evita los movimiento con el fin de auxiliar al accidentado porque aunque creas que lo mejor es sacarlo de ahí o ponerlo más cómodo puedes matarlo o incapacitarlo de por vida.

Modo correcto:

Acude a los profesionales, llama a una ambulancia y vigila que la respiración de la persona se realice correctamente hasta que lleguen los médicos.

6. Si tienes una intoxicación grave no intentes vomitar

10 consejos para frenar el vómito

Si te has intoxicado vomitar no es la mejor solución aunque así lo creas. Los medicamentos que provocan vómito pueden causar quemaduras de esófago y dejar que el vómito entre en los pulmones.

Modo correcto:

Si crees que estás padeciendo una intoxicación grave lo que debes hacer es llamar a la ambulancia. Para que sean lo más eficaces posibles tendrás que describir los síntomas y la fuente posible de la intoxicación, anota las recomendaciones del médico.

No te dediques a hacer el rol de médico o a buscar consejos en internet: la sobredosis de vitaminas o una intoxicación por alcohol pueden ser igual de peligrosa que beber un vaso de gasolina. Necesitas ayuda médica o las consecuencias pueden ser letales en poco tiempo.